Machado, la muerte de un hombre bueno

Texto de José Javier Romera Molina‎
Antonio Machado Ruiz poeta. Collioure 22 de Febrero de 1939
Antonio Machado Ruiz poeta. Collioure 22 de Febrero de 1939

Apenas habían pasado tres horas, pero a estas alturas de la tarde ya había corrido por todo Collioure entre los exiliados españoles la noticia de la muerte del poeta. Pasadas las tres y media de la tarde del 22 de Febrero de 1939, Antonio Machado soltó la última bocanada de aire en la cama de un hotel.
Le esperaba un féretro regalado apoyado sobre un par de sillas en un velatorio improvisado, una bandera republicana cosida deprisa y corriendo, una tumba prestada y una oración fúnebre que remató el alcalde de Collioure con algunos versos del poeta.
Hacia menos de un mes que Antonio había llegado con su madre cogida del brazo, su hermano José y su cuñada Matea Monedero a la estación de ferrocarril de aquella villa francesa.
Y llegaron con lo puesto, doloridos de cuerpo y alma y un paraguas para cuatro, ni un céntimo francés, sin apenas ropa y fumando de prestado.
Preguntaron por algún hotel y un paisano les indicó el Buñol Quintana, donde acogían con cariño a los exiliados españoles.
Cuentan que lo último que dijo el poeta fue “Adiós Madre”, porque doña Ana también se moría a chorros en la cama de al lado.
Pero la separación fue temporal, ya que tres días después los dos se reunieron en el cementerio. El poeta fue a parar a una tumba prestada y su madre a una fosa común.
Antonio Machado, el poeta nacido en Sevilla, profesor en Madrid, enamorado en Soria y muerto en Francia, se subió a la nave que nunca ha de tornar y se fue como el mismo había presentido, ligero de equipaje, casi desnudo, como los hijos de la mar.

Estos días azules y este sol de la infancia.

Descansa poeta, aunque sea tan lejos del hogar en la paz del Señor.

Anuncios

Vía Verde entre Abejar y San Leonardo

La próxima semana se reciben las obras de la Vía Verde entre Abejar y San Leonardo

Se ha invertido un millón de euros en 32 kms

Vía Verde / Cadena Ser

Loli Escribano

El tramo de Vía Verde entre Abejar y San Leonardo se recepcionará el 14 de febrero. El Ministerio de Medio Ambiente ha actuado en 32 kilómetros de lo que en su día fue la Santander-Mediterráneo y ha ejecutado 1 millón de euros. Se completa así el tramo Soria San Leonardo, en total 63 kilómetros, con una inversión final de 2 millones de euros. La Subdelegada del Gobierno, Yolanda de Gregorio, destaca los variados objetivos de esta infraestructura. “Permite una experiencia cultural, deportiva y turística”, pero también supone un impulso a la economía rural, genera empleo y potencia “los recursos endógenos”.

De Gregorio se ha reunido con representantes de FOES para seguir el modelo del camino de Santiago de manera que se puedan ofrecer servicios como alquiler de bicicletas o recursos variados para facilitar el tránsito.

El Gobierno ya ha comprometido 2,3 millones de euros para hacer lo mismo en el tramo Soria Ciria que discurre por 43 kilómetros. Sin embargo estas obras tienen que ser promovidas por las instituciones locales. La Diputación ha asumido la labor de mediación como hizo en las anteriores obras y se reunirá en breve con los alcaldes de los municipios por los que discurre la vía para explicarles las condiciones y darles a conocer el modelo de convenio que deben firmar para que puedan comenzar las obras.

La línea es de ADIF y tiene que cobrar una renta simbólica a los ayuntamientos por los que discurre este camino natural. Son Alconaba, Candilichera, Cabrejas del Campo, Almenar de Soria, Aliud, Buberos, Villasea de Arciel, Portillo de Soria, Torrubia de Soria, Reznos y Ciria.

Según ha explicado la subdelegada, el programa de caminos naturales del Ministerio está basado en acciones encaminadas a dar un uso alternativo a aquellas infraestructuras que han caído en desuso con la finalidad con la que fueron creadas.

CADENA SER SORIA

 

 

Pan, chorizo y huevo en el Jueves Lardero en Soria

Los sorianos meriendan fuerte con sus allegados antes de iniciar los 40 días de ayuno anteriores a Semana Santa

Isabel G. Villarroel |

Todos los sorianos se echan a la calle cada año en este día a merendar pan, chorizo y huevo en compañía de amigos y familiares. Es el inicio del carnaval soriano que ya no destaca por sus disfraces, ni por grandes actividades o importantes eventos. Los Carnavales de Soria comienzan con una arraigada tradición, el Jueves Lardero. Un año más, miles de sorianos salen a merendar fuera de casa, otros cientos lo celebran al calor del hogar. Hace días que los bares y restaurantes de la capital muestran en sus escaparates ofertas de baratos menús para cuadrillas donde no falta el lomo, el chorizo y el huevo.

El chorizo, pan y huevo del Jueves Lardero suele ir acompañado con torreznillos sorianos, panceta adobada y curada que se fríe con abundante aceite hasta que rompe la corteza. Los más jóvenes realizan la merendola en el campo, a pesar de las bajísimas temperaturas que se dan por estas fechas en Soria, pero en Soria cualquier excusa es buena para reunir a sus vecinos.

Hace años que ya el Carnaval ha perdido su ambiente festivo en Soria y ha quedado como relegado a un pobre programa de actividades dirigidas a los más pequeños con espectáculos infantiles, concursos de disfraces con baja participación y apenas una discomóvil en la plaza céntrica de la capital.

Sin embargo las fiestas carnavalescas de las zonas rurales suelen tener un sabor distinto todavía en estos tiempos que corren. Ejemplos bien claros son las antiguas Misas Sacrílegas de Cabrejas, donde se hacía pública la mofa del cura del lugar. O en Abejar, donde las vacas corrían a curas, alcaldes, o comandantes de la benemérita, para regocijo de los chicos.  Sin duda la tradición carnavalesca más conocida y recordada entre los mayores en Soria es ‘La Gallofa’. Almarza o Calatañazor recogían cánticos entre sus vecinos mientras daban muerte al gallo. Este rito del ajusticiamiento del gallo se llevaba a cabo por escolares generalmente. En Muriel de la Fuente se llevaba un zorro muerto atado a un palo, en Duruelo de la Sierra era costumbre coger gatos para la merienda. Murgas, charlotadas y chirigotas se cantaban en Ólvega. Chistes soeces se decían en Renieblas. Estos rituales iban acompañados de personas disfrazadas de vaquillas y a menudo también de toros de fuego construidos en madera.

En Soria el Jueves Lardero es el día elegido para reunirse, pero en algunos municipios como Monteagudo de las Vicarías, los chicos merienda en el campo y comen unos postres típicos denominados ‘piñas’ elaborados con masa de harina y miel. En Arcos de Jalón el pan típico para esta jornada denominada también ‘día de la merendilla’ se llama mollete. Lo mismo .ocurre en Santa María de Huerta, donde el mollete se acompaña de rosquillos y ‘bolillas’ que se asemejan a las piñas de Monteagudo. Este día siempre es el jueves antes del miércoles de ceniza, está relacionado con los 40 días de ayuno de antes de Semana Santa.

El Norte de Castilla

 

La Diputación aprueba dos expedientes de obra para residuos de la construcción para 24 municipios

La Junta de Gobierno ha aprobado hoy el proyecto y expediente de contratación de obra de dos de las siete ‘Áreas de aportación de residuos de la construcción’ previstas para la provincia por importe global de 120.000 euros. Una medida con la que el presidente de la Diputación, Luis Rey, ha recordado que “se sigue avanzando en intentar solucionar los problemas de las escombreras de la provincia”. Por un lado, la Junta de Gobierno ha dado luz verde al expediente para el Área de Pinilla del Campo, Tajahuerce, Hinojosa del Campo, Pozalmuro, Villar del Campo, Beratón, Matalebreras, Fuentestrún, Trévago, Suellacabras, Magaña y Cerbón con un presupuesto de 60.000 euros. El otro expediente es el relativo a Monteagudo de las Vicarías, Fuentelmonge, Torlengua, Cañamaque, Soliedra, Escobosa de Almazán, Nolay, Cubo de la Solana, Deza, Borobia, Torrubia de Soria y Almenar de Soria y contempla un presupuesto de 60.000 euros. La adjudicación de ambos contratos se llevará a cabo como contrato menor, de acuerdo con lo dispuesto por los artículos 111 y 138 del T.R.L.C.S.P., debiendo quedar constancia en el expediente de las invitaciones cursas a empresas capacitadas para la realización del objeto del contrato, en número mínimo de seis años.

MAS INFORMACIÓN….

Los Reyes Magos

Pasadas la Nochebuena y la Navidad, el viejo año y el nuevo año, llegaba la festividad de los Reyes Magos. Como es sabido, día 6 de enero, también con tinta roja y espesa en los calendarios. Misa larga, muy larga y muy cantada. La Iglesia se llenaba de gente, que para esta tradición no solía faltar nadie. Como no había llegado aún la luz eléctrica a este recinto sagrado, todo a base de velas y de cirios encendidos. Estábamos en años de crisis, recién salidos de una guerra y hasta los más elementales productos escaseaban,  particularmente en estos pueblecitos sin otros recursos que una agricultura exigua, no mecanizada y unas ovejas en reducido rebaños, no bien alimentadas en aquellos inviernos de frío y largas nevadas.

Al pie del altar, acabada la misa, se daba a besar al Niño Jesús. En una bandeja que parecía de plata, pero que no era de plata, se dejaban las monedas, más bien por obligación que por propia voluntad, todo hay que decirlo. Finalizada la misa, pasados varios minutos, los suficientes para que don Zoilo y su familia regresaran a su casa, nosotros, los chiquillos nos disponíamos a pedir los aguinaldos en aquellas dos o tres casas más significativas. Las chicas iban por un lado y nosotros por otro. Una casa especial, podríamos llamar la privilegiada, la de Don Zoilo, hombre ya mayor, jubilado, maestro que fue muchos años. Vivía en la última casa del pueblo, en el lado Sur. Casa muy al abrigo del cierzo, muy templada sobre todo en días de sol, que le daba casi todo el día. En fila, de uno en uno, pasábamos al portal donde don Zoilo, su mujer y una hija soltera, nos esperaba alegre, aunque sin perder nunca su seriedad. Como si pasásemos un riguroso examen.

¡Feliz Año Nuevo!

¡Feliz Año Nuevo!

¡Feliz Año Nuevo!

Don Zoilo no saludaba gozoso con su mano derecha y con la otra nos entregaba una moneda de níquel de 25 céntimos. Veinticinco céntimos que para nosotros representaba cierto capitalito, casi para comprarnos media gaseoso en el bar de la plaza, que también cumplía servicio como tienda de ultramarinos, en un mal interpretado lenguaje. Hoy, rememorando esto, se entremezclan la alegría y la tristeza, la ilusión y el desencanto. Pasa el tiempo, pasaron muchos años, y estas anécdotas, entre otras muchas que han ido arrinconando el tiempo, cuando no borrando, están vivas en mi memoria, después de emerger a poco que lo intente. Hábitos, costumbres con cierta categoría secular no pocas veces, digno de figurar en libros y diccionarios, cuando menos con categoría estética, siquiera para comprender o rememorar ciertos actos y personajes fundamentales en aquella época basada en viejas costumbres que eran leyes, lo que podríamos llamar nuestra época popular, rozando la época literaria.

Creo que estas cosas que sucedieron en mi pueblo, ocurrieron también en no pocos de los muchos pueblecitos de nuestra provincia. Muchos de ellos por suerte o por desgracia, total o parcialmente abandonados.

 

Raimundo Lozano Vellosillo en  “Rueda de sucedidos”

Tradiciones sorianas de hace medio siglo para San Antón

© Ángel Almazán de Gracia

Diversas fechas había a lo largo del año para este
ritual, siendo la más concurrida en San Antón (17 de
enero), fecha escogida por Agreda, Añavieja, Bretún,
Duruelo, Piquera de San Esteban, Rejas de San Esteban,
Santa Cruz de Yanguas, Tardelcuende, Torreblacos y
Vildé. Además, en Romanillos de Medinaceli era
costumbre que niños y mayores corrieran a los burros,
día y noche, con campanillos y cencerros.

Los pastores de Piquera de San Esteban, por su parte,
pedían el aguinaldo a sus amos y con ello merendaban
con su familia. En Agreda se ponían velas al santo en
la iglesia de Magaña para que protegiese al cochino
destinado a la matanza. En Sta. Cruz de Yanguas lo que
se bendecía era un cordero.

En Duruelo era costumbre tras la misa de San Antón que
los animales comieran en su entorno para que el santo
les prolongara la vida y tuvieran salud. Además les
daban sal bendecida en la misa para cenar, y era
tradición correr caballos por las calles (Correr la
Cañaita) para ver cuál era el más rápido. Después,
curiosamente, se desarrollaba el Juego de Gallos con
su decapitación correspondiente y que, una vez
guisados se los comían los participantes.

El ritual de la bendición en Deza se efectuaba en San
Roque, con carrera de caballos también, y se daba
parte de los alimentos bendecidos a comer a los
animales.

En San Antonio de Padua se bendecían en Berlanga de
Duero y no se les hacía laborar; asimismo no
trabajaban los animales ese día en Romanillos de
Medinaceli, y en Piquera de San Esteban era el día
escogido para recitar tres veces el Responso de San
Antonio y luego un padrenuestro en los casos en que se
hubiera perdido un animal y se quería recuperar
milagrosamente. En Berlanga, además, se les daba a los
animales para cenar pan y torta bendecida.

Muy concurrida era la romería de San Hipólito (abogado
de las cosechas y animales), en Olmillos, por los
ganaderos de la Ribera del Duero. Tras la cosecha iban
los ganaderos y agricultores con animales y rebaños
para darle las gracias y tras la misa, divididos por
raza, cada especie (lanar, caballar, vacuno) daba con
sus amos tres vueltas a la ermita. Igual número de
vueltas daban vaqueros, pastores y muleros en torno a
la parroquia de Rejas de San Esteban. En Torreblacos
se les colgaba el cencerro más grande y daban tres
vueltas alrededor de la iglesia, deteniéndose luego a
rezar un padrenuestro para seguidamente circunvalarla
otras tres veces y regresar a casa.

En Vilde se daba una vuelta a la iglesia llevando cada
uno los animales que quisiese “para que el santo les
librase de la peste u otros males”; los animales
grandes llevaban una colcha y los pequeños lazos,
flores y otros adornos, y además había luminaria por
la tarde para que el humo alejase la peste.

En Añavieja las caballerías daban vueltas al pedestal
del santo junto a la parroquial con la finalidad de
que “tuvieran fuerzas para terminar las siembras de
los tardíos, en febrero y marzo”. En Tardelcuende sólo
se daba una vuelta a la iglesia.

A lo largo del año había también diversas costumbres
profilácticas para los animales. Así, en Tardelcuende,
el romero bendecido en Domingo de Ramos se colgaba en
los balcones y ventanas y cuando algunos animales
estaban malos lo cocían y se lo daban. Asimismo,
cuando se hinchaban los caballos les ponían humo.

En Valdelubiel, a su vez, cuando a los machos les
dolía la tripa dos personas, una a cada lado, con un
palo de acebo y una buena jabonada con vinagre,
frotaban la parte doliente.

En Romanillos de Medinaceli era costumbre coger cardos
rodadores que se ponían en los acostaderos de las
gallinas “y así no criaban piojos”.

Intrasa investigará arcillas en Portillo y Torrubia

NOTICIA DE HOY DEL HERALDO-DIARIO DE SORIA

http://www.heraldodiariodesoria.es/noticias/provincia/intrasa-investigara-arcillas-portillo-torrubia_103327.html

La Junta de castilla y León anunció ayer a través del Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) el anuncio del Servicio Territorial de Industria, Comercio y Turismo de Soria relativo al permiso de investigación denominado Giorgio II, solicitado por la mercantil Industrias de Transformaciones, S.A. (Intrasa), para llevar a cabo una investigación de terreno perteneciente a los términos municipales de Portillo de Soria y Torrubia de Soria con el fin de estudiar las arcillas y arenas existentes.

El permiso de investigación solicitado tiene una superficie de 17 cuadrículas mineras, lo que sumaría en torno a 510 hectáreas, ya que a efectos fiscales se estima que la cuadrícula minera abarca un área de 30 hectáreas de superficie.

Tal y como informó el Gobierno regional, la materia a investigar son arcillas y arenas de la formación de utrillas (como se denomina una determinada categoría geológica de arenas), con el objeto de caracterizar sus propiedades para su uso en el sector cerámico: loza sanitaria, azulejos, baldosas, gres…

La investigación consistirá, a lo largo de los tres años solicitados, de una campaña de sondeos, seis son los previstos; calicatas, cuatro previstas, y análisis de las muestras tomadas para definir las características físico-químicas y calidad de los materiales para su uso cerámico, así como el potencial minero de los filones (relleno de minerales que ha colmado una fisura en la corteza terrestre) para su aprovechamiento racional. El permiso no recoge la fecha en la que dará comienzo esta investigación.

La actividad de Intrasa, empresa que declinó ayer hacer declaraciones y aportar detalles de esta investigación, tiene como actividad principal la fabricación y comercialización de chalotas refractarias y arcillas plásticas molturadas, teniendo en explotación canteras en Teruel y Asturias. Las oficinas se ubican en Madrid mientras que la fábrica se encuentra en el término turolense de Calanda.

Según recoge en su página web, las labores de investigación, desarrollo e innovación son «condiciones fundamentales y necesarias para ofrecer al cliente una garantía y continuidad de suministro de las diferentes materias primas, especialmente de las arcillas y chamotas». «Las principales pautas a seguir para el desarrollo de la actividad de Intrasa son el conocimiento y explotación controlada de los recursos minerales, la caracterización y el control de las distintas calidades para un diseño de productos minerales que se adapten a las necesidades del mercado, en especial a las necesidades concretas de cada cliente y la búsqueda y estudio de nuevos recursos para su posible futura aplicación».

La empresa está especializada en pavimento y revestimiento (arcillas para pasta blanca y pasta roja de yacimientos situados en la provincia de Teruel, aunque también disponen de arcillas procedentes de Asturias que destacan por su blancura y aplicación para gres porcelánico y pastas para engobes), extrusión (Intrasa es uno de los principales suministradores de materias primas en España para el sector de gres rústico extrusionado de alta temperatura), estructural (la diversidad de yacimientos y arcillas permite a la empresa desarrollar productos para su empleo en el sector de la cerámica estructural) y refractario (dispone de arcillas plásticas aluminosas aptas para la fabricación de masas refractarias).

Los “alcaldes contra la despoblación” rechazan el cierre de las escombreras

 

Artículo de El Mirón de Soria

https://elmirondesoria.es/provincia/comarca-campo-gomara/constituido-el-grupo-de-trabajo-alcaldes-contra-la-despoblacion

El pasado 30 de diciembre se celebró en Gómara la segunda reunión del grupo de trabajo con el objeto de definir su composición y las primeras medidas a adoptar.

En Nomparedes durante la celebración de la I Fiesta del Pan, los días 9 y 10 de septiembre, se acordó la constitución de un grupo de trabajo, “alcaldes contra la despoblación”, con el objetivo de definir una hoja de ruta para luchar contra este problema.

El grupo quedó compuesto por los alcaldes asistentes de los siguientes municipios y entidades de población: Gómara, Buberos, Cubo de la Solana, Nomparedes, Castejón del Campo, Serón de Nágima, Tejado, Villanueva de Zamajón, Saquillo de Boñices, Torrubia, Aliud, Almenar, Zamajón y Reznos, quedando abierta la adhesión al grupo a todos los municipios que lo deseen.

Como coordinador del mismo fue elegido Juan José Delgado Soto, alcalde de Cubo de la Solana.

Este grupo contará con la asesoría de la Fundación Soriactiva y de varios particulares, expertos en diferentes áreas. Se reunirá periódicamente cada tres meses, dependiendo del calendario agrícola.

En el orden del día figuraba la aprobación definitiva del texto para la recuperación del uso de escombreras municipales, debatido durante la celebración de la Fiesta del Pan (Nomparedes, septiembre 2017); la creación de una bolsa de viviendas y solares, como segunda residencia, para su oferta en ciudades limítrofes; y la solicitud de la gestión directa de fondos para combatir la despoblación por parte de los ayuntamientos, siguiendo el modelo del Plan E.

Con estas primeras medidas, queda patente el firme compromiso del Grupo de Trabajo de “Alcaldes contra la Despoblación” de iniciar un proceso que permita reactivar social y económicamente nuestros pueblos.

Calendario Soriano 2018

Este año, como ya va siendo costumbre, volvemos a publicar el calendario soriano, por gentileza de ABD Fisioterapia, así tanto los que están en Soria como los que no, podamos estar al día de los festejos sorianos y de paso podamos asistir a cualquier acto previo a las fiestas de San Juan del 2018.

Resumen de los actos de Santa Bárbara 2017

Como estaba previsto, hemos celebrado el pasado fin de semana los actos programados por nuestra asociación Barderas del Moncayo en recuerdo y honor de Santa Bárbara. Como la climatología no fue la adecuada para llevar a cabo las tradicionales hogueras y el posterior asado de patatas y castañas, en su lugar se realizaron otros eventos sustitutivos, que a pesar de no estar programados, resultaron del agrado de todos los asistentes.

El sábado día 9 era el plato fuerte de nuestra celebración y se elaboraron unos deliciosos platos, unos auténticos manjares. Por parte de Gregorio se elaboraron las famosas migas torrubianas completadas por Juanjo con los añadidos propios de la más tradicional y exquisita cocina soriana tales como el torrezno, las costillas, el chorizo y los pimientos verdes. El café, el postre y las copas fueron el colofón de tan suculento y contundente almuerzo previo a los juegos tradicionales y al chocolate con churros que bajo la batuta de Benito fueron degustados.

El nivel de asistencia estuvo en línea con las previsiones situándose en unos 35 comensales. Siempre deseamos mayor número de participantes, pero nos parece de gran mérito congregar tantas personas en nuestro pueblo y en estas fechas. Felicitamos efusivamente a todos y como siempre agradecemos su colaboración tan generosa. Seguimos trabajando para mantener vivas nuestras convivencias y tradiciones.

La Junta Directiva

 

TIEMPO DE PONERSE EL SAYO

Artículo Mario de los Pelendones

En un tiempo en el que los pastores abandonaban los pueblos y marchaban a extremar, las mujeres celebraban reuniones nocturnas al calor de una vieja chimenea cónica. Estos son los “trasnochos”, momentos en los que se relataban antiguas historias y leyendas mientras se cosía, hilaba y cardaba la lana. Aquí va el nuestro en particular…

 

A las puertas del invierno y a medida que la noche va ganando terreno al día, el frío se manifiesta a través del soplido de los vientos del norte y de la escarcha que tiñe de canas nuestros viejos campos. Es tiempo de combatir su helada mirada y de recordar los antiguos mantos que lustrosamente vistieron nuestros antepasados.

Durante milenios nuestras mujeres han tejido la lana que les proporcionaban los hatajos de ovejas estantes que cada familia podía atender, ofreciendo a la comunidad gran variedad de productos elaborados como pedugas (calcetines de lana fuerte y burda), colchas tradicionales que solían combinar los colores blanco y negro y que se trasmitían tradicionalmente de madres a hijas,  y sobre todo nuestra capa, que centrará la atención de esta historia.

La materia prima en su mayoría se obtenía del ganado churro, ofreciendo una tonalidad u otra en función de las razas existentes en cada momento, destacando aquellas descendientes de las antiguas ovejas celtas, de tamaño más reducido que las actuales y productoras de lanas bastas, negras y largas, lo que las hacía más resistentes al frío y a la nieve, a la escasez de pastos invernales y a los pequeños desplazamientos que algunas de ellas llevaban a cabo por los vecinos reinos de Navarra y Aragón, como era el caso de las de Ágreda y Tierra de Soria.

Actualmente, esta raza original europea se encuentra prácticamente extinguida en España, aunque son las precursoras de las modernas razas celtibéricas que surgen en el entorno montañoso del Sistema Ibérico, fruto de siglos de mezcla y selección con ejemplares de otras razas blancas que llegaron a ser predominantes en zonas más bajas. De hecho, hasta la llegada de la modernización del campo aún podían diferenciarse cuatro grandes razas celtibéricas como:

 

La raza Chamarita, localizada en la mitad meridional de la Soria tributaria del Ebro, entre La Rioja, Valle del Tera, Tierras Altas y San Pedro Manrique (Sampedrana)

  • La raza roya Bilbilitana, extendida por la zona de confluencia de las provincias de Zaragoza, Guadalajara y Soria, especialmente en el entorno del Moncayo.
  • La agrupación ovina Negra Soriana, cuyo territorio histórico iría desde las parameras de Villaciervos hasta Ágreda.
  • Por último, la raza negra Tudelana, que como su nombre indica era propia del sur de Navarra.

Por otra parte, en el entorno de Oncala, muchos de los dueños de ovino negro estante lo eran también simultáneamente de ganado merino trashumante, cuya lana en su mayoría era exportada, conviviendo durante la etapa estival en un mismo rebaño, lo que sin duda debió favorecer también la mezcla racial. Además, en territorios muy cercanos entre sí, se dieron presencia otras razas ovinas ibéricas de lanas blancas de procedencia meridional, como la Ojalada (o churra soriana), que lindaba con el área de expansión de la roya Bilbilitana, o en Pinares, tierra de predominio de la Churra Castellana, siendo más habitual la representación de las de tipo Ojinegro a medida que se descendía hacia el Valle del Jalón.

La capa soriana

Entrando de lleno en lo que fue la prenda habitual del soriano desde tiempo inmemorial, hasta no hace mucho aún podían verse en el área que abarca los pueblos de Rejas, Santa Hervás, Fuentearmegil y Fuencaliente del Burgo algunas capas que se caracterizaban por ser una prenda cerrada que llegaba hasta las rodillas de color pardo marrón, escote redondo para meter la cabeza y capucha, y mangas formadas por simples aberturas sujetas en los hombros.

También en la zona del páramo de Villaciervos, entre la Sierra de Cabrejas y de Frentes, se empleaba la capa, aunque ésta era diferente a la anterior, siendo de color blanco, con esclavina y capucha, dándose una forma que se asemejaba más a la conocida capa castellana, es decir, era más estrecha por el cuello y por debajo más larga y ancha, además de quedar abierta por delante. Para ilustrar el inicio de la pérdida del uso de este tipo de prenda tan característica, los hermanos Baroja a en su viaje por Soria en 1901 dejarían escrito lo siguiente:

“A nuestro lado se sienta un viejo con una capa parda y un ganadero de Villaciervos, que nos da la noticia desagradable de que los pastores de su tierra ya no usan capas blancas con capucha ennegrecidas en los capiteles de San Juan de Duero”

Entre estos dos tipos se ha documentado además el capote de Fuencaliente, capa de abrigo hecha con mangas y con menor vuelo que la capa común y gran sobrecuello.

No podemos dejar de mencionar también la tradicional manta rectangular de cuadros en tonos beiges y marrones con flecos en los lados estrechos, que junto a las anteriormente descritas podrían ser el recuerdo de lo que un día fueron los saga celtibéricos.

 

El sagum celtibérico

De la importancia de este tipo de prendas vemos cómo la lana, desde la plenitud celtibérica, debió jugar un papel primordial, tal y como se desprende de la lectura que nos proporciona Diodoro de Sicilia (5,33,16) en relación al suministro de 9.000 saga como pago al general Pompeyo por parte de los habitantes de Numancia y Termancia en el 140 a.C.

Estos saga que vestían los celtíberos y que hasta el mismísimo Escipión portó mientras durara la campaña de Numancia, aparecen descritos por el sículo como “abrigos negros muy rudos de una lana parecida al pelo de la cabra”, prendas sin duda, que parecen similares a las usadas por nuestros pastores hasta momentos relativamente recientes tal y como acabamos de ver líneas arriba.

Poco más sabemos de la vestimenta de los antiguos pobladores de la región antes de la llegada de Roma, puesto que este tipo de materiales orgánicos no dejan vestigios arqueológicos. Es así que únicamente a través de la etnografía y del estudio comparado de la iconografía representada en las cerámicas pintadas de Numancia podemos vislumbrar superficialmente el aspecto de sus ropajes.
En este sentido, junto a los saga, parece que las mujeres cubrían su cuerpo con largas túnicas de tonalidades claras, sobre el que se disponía una especie de faldellín decorado con motivos geométricos.

Museo Provincial del Traje Popular Soriano (Morón de Almazán)

Mientras, los hombres generalmente portaban cortas túnicas sin mangas de lana que se ceñían a la cintura a través de un cinturón, sobre calzón corto atado con cintas colgantes y unas polainas de piel de cordero enrolladas en las piernas. Además se han documentado distintos calzados, como abarcas de suela de esparto, botines de tacón alto y botas de cuero.
No obstante, obviamente la vestimenta dependería del estatus social de sus portadores, así como de la funcionalidad sagrada o profana que se requiriese en cada ocasión.
Por otra parte, si se conocen los adornos que vendrían a complementar sus ropajes, los cuales en su mayoría fueron documentados en las tumbas de aquellos celtiberos de estatus elevado, tales como gruesas fíbulas que servían para sujetar las pesadas capas, así como broches de cinturón, pectorales, cuentas de collar, etc.

Del mismo modo contamos con algunas evidencias arqueológicas que nos acercan a la confección de sus prendas, como los hallazgos de fusayolas de cerámica y hueso del castro de Castilfrío de la Sierra o las depositadas en las tumbas de la necrópolis celtibérica de Carratiermes. Estas piezas se colocaban en un huso de tipo vertical para mantener la inercia del giro, como contrapeso y como tope inferior impidiendo que el hilo se bobinase más allá de éste.

Añadir las pesas de telar cerámicas documentadas en contextos domésticos de Numancia, Langa de Duero y Castilmontán, aunque tal y como nos muestra la etnografía preferentemente se emplearon instrumentos confeccionados con materiales orgánicos, ya fuesen cardos naturales o usos de madera.

Dicho esto, hagamos de nuestra capa un sayo, puesto que vayamos o no a la moda, lo cierto es que el envoltorio que nos pongamos para calentarnos siempre será efímero, al contrario de lo que subyace de todas estas viejas historias que surgen al calor de los hogares en una estación que se muestra propicia para iniciar la búsqueda de uno mismo y de sus propias raíces.

 

 

Gracias a Mario de los Pelendones por este artículo de su blog “PELENDONES, Celtíberos y otras hierbas”

 

Referencias bibliográficas:

ÁLVAREZ BARTOLOMÉ, S. (2012) “Las ovejas negras de la Celtiberia”, en Revista de Soria nº 77. Diputación Provincial de Soria.

CENTELLAS SALAMERO, R. (coord.); (1999): Ricardo Baroja, aguafortista: Una visión de España. Diputación Provincial de Zaragoza. Servicio de Cultura.

GONZÁLEZ CASARRUBIOS, C.; (1978): “La capa soriana”. Revista Narria nº 11. Universidad Autónoma de Madrid.

https://www.museotrajepopularsoriano.es/

Mario de los Pelendones

Licenciado en Historia por la Universidad Autónoma de Madrid. Diplomado en Estudios Avanzados de Doctorado en Prehistoria y Arqueología por la UAM. Premio de Investigación Diputación de Soria (2005) por su tesina: “Arqueología, paisajes y formas de vida en la serranía norte de Soria durante la I Edad del Hierro”. Tras haber trabajado como arqueólogo, en la actualidad es profesor de enseñanza secundaria y bachillerato en la escuela pública.

http://pelendones-mariodiaz.blogspot.com.es/

 

 

Recordatorio de la Lotería de Navidad 2017

Desde la Junta Directiva de la Asociación queremos recordaros que estamos a menos de un mes del sorteo extraordinario de Navidad y este año estamos convencidos de que la suerte llamara a nuestra puerta. Todavía estáis a tiempo  de comprar participaciones!!!
Animaros, y si estáis interesados en adquirir participaciones, no dudéis en poneros en contacto con algún miembro de la Junta Directiva al teléfono 644 13 55 26, o por correo a barderasdelmoncayo@gmail.com.

 

Actos de Santa Bárbara 2017

La Junta directiva de la Asociación Club Barderas del Moncayo, plantea a los asociados y a todos los amigos de Torrubia de Soria una comida de hermandad que tendrá lugar el próximo día 9 de diciembre, que al ser sábado nos permitirá la asistencia de un mayor número de personas. La comida consistirá en unas migas de Torrubia con su debido acompañamiento.

La Junta pide confirmación de asistencia al acto programado antes del día 2 de diciembre, para poder planificar las compras de productos y la reserva de espacios. Somos conscientes que en esta época del año hace frio, pero deseamos que nuestras actividades se vayan consolidando poco a poco y todos los asistentes serán bien recibidos. No tengáis pereza, no temáis al frio, lo pasaremos bien. Os esperamos!!!

Los  socios que no estén al corriente de pago, sería conveniente que abonaran la cuota lo antes posibles.

Para confirmar la asistencia comunicaros con Avelino, Cari, Olga o José Carlos, al correo barderasdelmoncayo@gmail.com   o al

Telf. 644 13 55 26

 

La Junta Directiva

 

Proyecto para el camino natural entre Valcorba y Ciria

Esta actuación, de 2,3 millones de euros, permitiría recorrer la provincia por una vía verde de San Leonardo de Yagüe hasta la localidad del este soriano pasando por la capital.

Yolanda de Gregorio y Luis Rey en la sede de la Subdelegación. /S. de G.
Yolanda de Gregorio y Luis Rey en la sede de la Subdelegación. /S. de G.

Según  , la subdelegada del Gobierno en Soria, Yolanda de Gregorio, ha propuesto al presidente de la Diputación, Luis Rey, que esta institución se convierta en la promotora del proyecto de conversión en camino natural del tramo Valcorba-Ciria de la antigua Santander-Mediterráneo que se ejecutaría con fondos del Gobierno de España. De Gregorio ha buscado también los apoyos necesarios en las entidades locales sorianas para que el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA) pueda acometer las obras de continuación del camino natural que ya llega a la capital desde San Leonardo de Yagüe.

El Gobierno de España finalizará dentro de unos días las obras del tramo del camino natural entre San Leonardo de Yagüe y Abejar. El tramo Abejar-Soria fue igualmente rehabilitado por la Dirección General de Desarrollo Rural y Política Forestal de este Ministerio. El Gobierno de España quiere continuar con estas obras entre Valcorba y Ciria que tendrían un coste superior los 2,3 millones de euros.

La subdelegada se ha reunido esta mañana con el presidente de la Diputación con el fin de proponerle que asuma esta iniciativa que conlleva también el compromiso de conservación y mantenimiento de este tramo durante los dos primeros años tal y como hizo con los tramos entre San Leonardo de Yagüe y la capital.

Sería a través de la firma de un convenio en virtud del cual se comprometería igualmente a coordinar la actuación de los ayuntamientos por donde discurre dicho camino en las tareas de conservación y mantenimiento pasados los dos años iniciales. Incluye la reposición de la señalización que sea precisa. El convenio recogería también que la Diputación se compromete a promover el conocimiento y uso del camino natural.

Propiedad de Adif

En cuanto a la disponibilidad de la vía, que es propiedad de Adif, el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias suscribiría convenios con los ayuntamientos que atraviesa la antigua línea Santander-Mediterráneo para la cesión de estos tramos durante 20 años por un precio simbólico. Por este motivo, la subdelegada se ha puesto en contacto con los alcaldes de Alconaba, Candilichera, Cabrejas del Campo, Almenar de Soria, Aliud, Buberos, Villasea de Arciel, Portillo de Soria, Torrubia de Soria, Reznos y Ciria para proponerles esta iniciativa que les ha parecido muy interesante para potenciar la oferta turística de sus respectivos ayuntamientos. En total, son 43.465 metros de camino natural.

Programa de Caminos Naturales

Según ha explicado la subdelegada, el programa de caminos naturales del Ministerio está basado en acciones encaminadas a dar un uso alternativo a aquellas infraestructuras que han caído en desuso con la finalidad con la que fueron creadas.

Es por ello que, consciente de la importancia del Camino Natural como eje de vertebración y desarrollo del medio rural, el efecto sinérgico que puede provocar para la puesta en marcha de otras nuevas iniciativas, y los beneficios que puede reportar a la zona, el Ministerio quiere convertir esta infraestructura abandonada en un itinerario de gran interés social, con el consiguiente aumento de la calidad de vida de los habitantes de los municipios atravesados y facilitando la conexión no motorizada entre los núcleos rurales mediante un itinerario que fomenta el contacto y el respeto por el medio natural.

Como se trata de una antigua línea ferroviaria, los trazados suelen ser rectos y bastante llanos, por lo cual son muy aptos tanto para caminar como para recorrerlos en bicicleta. Se trata de una zona mayoritariamente agrícola pero con cierta riqueza de vegetación, geológica y, sobre todo, ornitológica.

Los objetivos a conseguir con el aprovechamiento de estas infraestructuras como caminos naturales son mantener el uso público de las infraestructuras de comunicación; frenar su deterioro una vez abandonados sus usos funcionales; dar respuesta a la demanda social de servicios turísticos alternativos; facilitar a la población el acceso a una experiencia deportiva, cultural, educativa y de contacto con la naturaleza; favorecer el desarrollo sostenible de la zona de actuación mediante la potenciación de los recursos económicos, fomento del empleo y el asentamiento de la población en su lugar de origen; e incorporar las infraestructuras en desuso al equipamiento social como apoyo a sus funciones convencionales, y con objeto de complementar otros desarrollos alternativos, turísticos, recreativos, etc.

Más información en: SORNANOTICIAS.COM

El Monte de las Ánimas

San Juan de Duero Soria

Ese monte que hoy llaman de las ánimas, pertenecía a los Templarios, cuyo convento ves allí, a la margen del río. Los Templarios eran guerreros y religiosos a la vez. Conquistada Soria a los árabes, el rey los hizo venir de lejanas tierras para defender la ciudad por la parte del puente, haciendo en ello notable agravio a sus nobles de Castilla; que así hubieran solos sabido defenderla como solos la conquistaron.
Entre los caballeros de la nueva y poderosa Orden y los hidalgos de la ciudad fermentó por algunos años, y estalló al fin, un odio profundo. Los primeros tenían acotado ese monte, donde reservaban caza abundante para satisfacer sus necesidades y contribuir a sus placeres; los segundos determinaron organizar una gran batida en el coto, a pesar de las severas prohibiciones de los clérigos con espuelas, como llamaban a sus enemigos.
Cundió la voz del reto, y nada fue parte a detener a los unos en su manía de cazar y a los otros en su empeño de estorbarlo. La proyectada expedición se llevó a cabo. No se acordaron de ella las fieras; antes la tendrían presente tantas madres como arrastraron sendos lutos por sus hijos. Aquello no fue una cacería, fue una batalla espantosa: el monte quedó sembrado de cadáveres, los lobos a quienes se quiso exterminar tuvieron un sangriento festín. Por último, intervino la autoridad del rey: el monte, maldita ocasión de tantas desgracias, se declaró abandonado, y la capilla de los religiosos, situada en el mismo monte y en cuyo atrio se enterraron juntos amigos y enemigos, comenzó a arruinarse.
Desde entonces dicen que cuando llega la noche de difuntos se oye doblar sola la campana de la capilla, y que las ánimas de los muertos, envueltas en jirones de sus sudarios, corren como en una cacería fantástica por entre las breñas y los zarzales. Los ciervos braman espantados, los lobos aúllan, las culebras dan horrorosos silbidos, y al otro día se han visto impresas en la nieve las huellas de los descarnados pies de los esqueletos. Por eso en Soria le llamamos el Monte de las ánimas, y por eso he querido salir de él antes que cierre la noche.

No te olvides del campo

Por José Luis Gallego Follow @ecogallego

El campo se desangra demográficamente y en ese abandono esta también una de las mayores amenazas a la biodiversidad

Si tras pasar las vacaciones en el campo te invade la añoranza, recuerda que sigue ahí: solo, abandonado y olvidado

Fotografía rural José Luis Gallego / Montejo de la Vega de la Serrezuela (Segovia)
Fotografía rural José Luis Gallego / Montejo de la Vega de la Serrezuela (Segovia)

Hemos ido, como todos los veranos, y nos hemos vuelto, como cada año. Eso es lo que hacemos quienes nos declaramos amantes del campo y del mundo rural. Llegamos al pueblo para disfrutar de la autenticidad de la vida simple, y lo abandonamos condenándonos a la nostalgia, pensando cómo sería si un día, en un arranque de valentía, decidiéramos quedarnos.

Pero siempre está quien nos recuerda que una cosa es ir al pueblo y otra quedarse. Y dice bien. Porque en este país desleal, que reniega del medio rural porque no le gusta mirar atrás, quedarse en el pueblo es someterse a la escasez, la incomodidad y el olvido.

Porque en el pueblo queda cada vez menos gente, es decir, menos votos: por eso los gobiernos le prestan cada vez menos atención al medio rural, los planes nacionales de ayuda al campo son simple postureo y las medidas para prevenir el abandono se cuentan por fracasos.

En 1950 el equilibrio entre la población rural y urbana en nuestro país era casi simétrico: 48% y 52% respectivamente. Tan solo veinte años después, en 1970, esa proporción había dado un vuelco tremendo: solo un 34% de los españoles vivía en el medio rural. Hoy es menos del 18%. Cada vez nos sobra más país.

Según un informe de este mismo año elaborado por la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), el 61% de los municipios españoles tiene menos de 1.000 habitantes. En Castilla y León, la comunidad más extensa del estado y la tercera de la UE, con una superficie mayor a la de Portugal, los datos sobre despoblación rural son todavía más alarmantes.

Así, y según el mismo informe, en la provincia de Soria el 94% de sus municipios no superan los 1.000 habitantes. En Burgos representan el 92,7%. En Ávila el 92,4%, en Zamora el 92,3% y en Salamanca el 92%.

Pero hay más. Hoy en día existen en España cerca de 1.300 municipios con menos de 100 habitantes y más de 4.000 (prácticamente la mitad del total) tienen menos de 500 habitantes, lo que los sitúa en riesgo de desaparición.

El campo se desangra demográficamente y en ese abandono esta también una de las mayores amenazas a la biodiversidad. Porque contrariamente a lo que mucha gente piensa, la extensión del bosque por lo sembrado no es una buena noticia para la naturaleza.

Los ecosistemas agrícolas, en los que se combina un variado mosaico de hábitats, son mucho más productivos que los forestales. Viñedos, olivares, dehesas, barbechos, ribazos, zonas de matorral, praderas y campos de cereal: la diversidad de especies que pueblan los labrantíos es altísima, y con su retroceso buena parte de ellas se están viendo empujadas a la extinción.

En este rincón del diario dedicado a seguir el pálpito de la vida silvestre y dar voz al medio rural venimos alertando desde hace tiempo de la alarmante situación que viven algunas de las aves más representativas de nuestros campos y pueblos. Especies antaño tan abundantes como el gorrión o la golondrina resultan cada vez más escasas. Y no digamos ya la tórtola europea o el sisón: uno de los habitantes más característicos de la estepa cerealista, elegido como ave del año por la organización conservacionista SEO/Birdlife debido a la delicada situación que atraviesa.

Por todo ello, si tras pasar las vacaciones en el campo te invade la añoranza, recuerda que sigue ahí: solo, abandonado y olvidado. Debemos organizar un gran movimiento ciudadano en defensa del medio rural y en apoyo de quienes lo habitan.

Hay que exigir a nuestros políticos mayores y mejores ayudas al campo para evitar la despoblación rural y la desaparición de los ecosistemas agrarios. Y hay que hacerlo desde la ciudad. Por eso, si amas el campo, no te olvides del campo.

http://www.eldiario.es/zonacritica/olvides-campo_6_679692056.html

 

Fiestas del Pilar 2017

La semana del Pilar de este año ha tenido alicientes poco comunes. El celebrarse en jueves facilitaba la asistencia de los que habitualmente no residen en Torrubia de Soria y otro la temperatura impropia del mes de octubre con el termómetro rozando los 30 grados. La asistencia fue más numerosa que año anterior aunque dista mucho de ser la deseada. No terminamos de ser capaces de apostar claramente por identificarnos con nosotros mismos. Damos la sensación de que las costumbres de nuestros mayores no van con nosotros y que no merece la pena vivir unos días muy agradables con nuestros amigos y recuerdos. Es posible que no mueva las emociones y los sentimientos aunque cada uno es libre de valorar los suyos.

El día principal de la Virgen del Pilar se celebró la Santa Misa con una asistencia numerosa a la que siguió un vino español organizado por el Excelentísimo Ayuntamiento para todos los asistentes en el polideportivo de Torrubia de Soria.

 El sábado día 14 celebramos por parte de la Asociación Barderas del Moncayo el evento programado para todos los asociados y con invitación para la asistencia de no asociados. El anuncio fue  publicado en nuestra página web consistente en una comida de hermandad. La celebración se realizó con éxito tanto por la asistencia de más de cuarenta comensales, como por la colaboración de los asociados en la organización y desarrollo del acto, como por la calidad de los platos elegidos. La tarde continuó con los chupitos, con la tertulia consiguiente y la elaboración de una chocolatada colectiva.

A los postres se celebró el sorteo de la bicicleta eléctrica que había quedado desierta en las fiestas de verano. El premio recayó en el número 0 981 que había sido comprado por Loren Abian. Le felicitamos efusivamente por parte de todos los asistentes y José Carlos, Vicepresidente de la Asociación le hizo entrega de las llaves correspondientes. Disfruta de ella.

La Junta Directiva agradece toda la colaboración recibida y ya está trabajando en la organización de los eventos en honor de Santa Bárbara en los primeros días del próximo mes de diciembre. Este año el calendario viene muy bien y esperamos que podamos contar con una magnífica asistencia. Lo pasaremos muy bien.

Origen y Privilegios de los Doce Linajes de Soria

El origen de la Casa Troncal de los Doce Linajes de Soria se remonta a la época de la repoblación de Soria por el Rey don Alfonso I de Aragón, aunque hay autores que sostienen que su origen se encuentra en la época del rey Alfonso VII o Alfonso VIII, de quien deriva el privilegio de los arneses.

Francisco Mosquera de Barnuevo se limita a consignar que los Doce Linajes Troncales de Caballeros Hijosdalgo Notorios de la ciudad de Soria son antiquísimos, “los cuales lo son tanto –afirma- que no sé yo que haya en España que más lo sea, y lo que acrecienta mucho esta calidad es las singulares grandezas de que gozan, juntamente con los muchos efectos de su notoriedad”.

En los Doce Linajes no había privilegiados, todos gozaban de igual preeminencia, pintando sus escudos en rueda alrededor de un caballero armado, simbolizando así que su categoría era superior a la del mero noble, infanzón o hijodalgo.

Palacio de los Doce Linajes En la actualidad es sede del Ayuntamiento de la ciudad de Soria
Palacio de los Doce Linajes. En la actualidad es sede del Ayuntamiento de Soria

Ningún Linaje era ni primero ni último, sino iguales, “exactos en antigüedad y nobleza”, como afirma José Maldonado y Cocat.

Por su parte, Vicente de Cadenas y Vicent considera la pertenencia a la Casa Troncal de los Doce Linajes de Soria como prueba de nobleza plena, figurando como tal en la relación de las “Principales Pruebas de Nobleza” que consigna en sus “Apuntes de Nobiliaria”.

El Marqués de Dávila nos cuenta que desde un principio poseyeron el privilegio de llevar el Pendón del Concejo de Soria, inherente al principal cargo ostentado por un caballero. De igual forma, ocupaban las dieciocho Alcaldías de Nobles, de superior preeminencia a las otras dieciocho de los hombres llanos o pecheros. Ya en la moderna transformación del Consejo, siglos XV-XVI, continuaron con el Pendón, la Alcandía de la Santa Hermandad, doce cargos de regidor, la elección de tres procuradores a Cortes, doce escribanos de número, gran parte del disfrute de la dehesa de Valonsadero y otros diversos y honrosos cargos, que lógicamente se iban transformando a través del paso de los años y conforme evolucionaba la administración de los asuntos públicos.

Otro privilegio muy especial de los Doce Linajes, que data de 1342 en tiempos del rey Fernando IV, era la facultad de estos caballeros de proteger a las personas reales en campaña.

Pero de entre todos ellos destaca el privilegio de los cien arneses, conferido a los Linajes por el rey Alfonso VIII, confirmado por don Sancho IV el 12 de mayo de 1293 en Valladolid y por los restantes monarcas hasta Carlos III. Consistía este renombrado privilegio en la donación, por cada nuevo rey que se juraba en Castilla, de cien arneses de guerra, privilegio que llegó hasta los Reyes Católicos, quienes por Real Cédula de 17 de abril de 1476 redimieron este tributo por la entrega de trescientos mil maravedíes, a los cuales renunciaron los Doce Linajes a favor de su muy amada ciudad de Soria.

La Casa Troncal celebraba sus juntas generales dentro de la iglesia de San Miguel de Montenegros, de Soria, hasta su demolición en 1598. La pérdida del templo impuso a los Doce Linajes la necesidad de buscar un nuevo lugar donde celebrar dichas juntas, acordando adquirir el año 1604 un edificio ubicado en la plaza Mayor, hoy sede del Ayuntamiento, al que esculpieron en su fachada los escudos -que aún puede admirarse hoy día- de los Doce Linajes en rueda alrededor de la figura ecuestre de un caballero que se dice representa al rey don Alfonso VIII de Castilla.

Escudo de los Doce Linajes de Soria
Escudo de los Doce Linajes de Soria

Cada Linaje tenía su propio lugar de reunión en una iglesia soriana y allí conservaban sus propios archivos de protocolo con todo esmero y meticulosidad.

La Casa Troncal hasta el siglo XIX fue una corporación nobiliaria, pero también fue una “institución política” del antiguo régimen, que intervenía en el gobierno y administración de la ciudad de Soria.

Al comenzar la etapa constitucional, cesa en el ejercicio de sus funciones políticas y administrativas, que pasan a ser desempeñadas por las Diputaciones Provinciales y los Ayuntamientos (Real Orden de 8 de Noviembre de 1836).

A partir de esta nueva etapa nos encontramos con una serie de acontecimientos, que van todos ellos dirigidos a conseguir el despojo de los bienes de la Casa Troncal y su desaparición física como tal.

Veamos, a continuación, la cronología de dichos acontecimientos, siguiendo a José Antonio Martín de Marco:

-El 14 de diciembre de 1841 la Diputación Provincial de Soria despoja a la Casa Troncal de Linajes de sus bienes, para que ella en superior escala, o el Ayuntamiento en inferior, los administre.

-El 25 de febrero de 1842, se suprime la Diputación de Linajes en cumplimiento de la Primera Disposición de la Real Orden del 8 de noviembre de 1836, facultándose al Ayuntamiento para que se posesione de la propia Casa principal y de sus bienes.

-El 13 de mayo de 1844 se le restituyen los bienes a la Casa Troncal de los Doce Linajes.

-El 20 de diciembre de 1854 hay un Acuerdo de la Diputación Provincial de Soria declarando extinguida la Casa Troncal y mandando se incorporen al Ayuntamiento sus bienes.

-El 20 de marzo de 1855, nuevo Acuerdo de la Diputación Provincial de Soria sobre el despojo de los bienes, rentas y productos de la Casa Troncal de Linajes.

-El 9 de septiembre de 1857 por resolución del Gobernador Civil de Soria se vuelven a restituir los bienes a la Casa Troncal de Linajes.

Como vemos, en 14 años la Casa Troncal sufre dos despojos de sus bienes, más dos declaraciones de extinción, logrando mediante los consiguientes recursos la anulación de todos los acuerdos desfavorables.

La Diputación Provincial fundamentaba su pretensión contra la Casa Troncal en el hecho de considerar que esta Corporación era incompatible con el sistema constitucional y, en consecuencia, había dejado legalmente de existir.

Sabedores 1os representantes de los Linajes que este era el verdadero punto crucial, ya en 1842 manifestaban:

“…es de saber, que al restablecimiento del sistema constitucional en 1834, dieron 1os individuos de los Linajes la prueba más sincera y convincente de su adhesión a él, resignando sin repugnancia sus derechos políticos en las autoridades constituidas, colocándose en la clase de una casa particular, que no se ocupa sino de administrar 1os bienes de su familia, y distribuirlos siempre con aquella generosidad caballerosa con que sus antepasados atendieron a 1os establecimientos de beneficencia y al bien procomunal del Pueblo Soriano.

Esta ultima parte es una verdad reconocida de todos, porque ni uno dirá, que los Linajes se han mezclado desde entonces en acto alguno del gobierno económico, político ni administrativo, ni es creíble que si 1o hubieran hecho, las autoridades constituidas y las anteriores Diputaciones Provinciales se 1o hubieran consentido par el largo espacio de ocho años que llevamos de sistema representativo”.
Más adelante, puntualizaban:

“…Nótese bien que ni desde el 8 de Noviembre de 1836 en que se expidió la Real Orden para la supresión de las comunidades de tierra, que ahora sirve de fundamento al acuerdo de S E, no siendo mas que un pretexto, se la había puesto en duda la legitimidad de su posesión, ni se la había dejado de considerar oficialmente como una asociación útil y beneficiosa al País, sin oposición ni mengua al sistema constitucional, sobre lo que conserva documentos de las mismas Autoridades, que ahora la pretenden proscribir y despojar de sus bienes”.

La resolución del 9 de Septiembre de 1857 del Gobernador Civil de Soria, por la que se le restituían los bienes a la Casa Troncal, expresa un considerando que recoge de forma nítida la compatibilidad más absoluta entre los Linajes y el sistema constitucional:

“Considerando que la Casa de Linajes no tiene carácter alguno político, y que por lo tanto no se opone a la Constituci6n del Estado la conservación de los bienes que hasta 1855 venía disfrutando y que reclama ahora, como supuso la Excelentísima Diputación fundando únicamente en esto su referido acuerdo”.

Es decir, resulta evidente que la existencia jurídica de la Casa Troncal no dependía de la continuidad en el ejercicio de las funciones políticas, en otras épocas encomendadas. Es, también, evidente que su existencia y futuro no podría, tampoco, estar ligada a la mera posesión de unos bienes, al hecho de ser o no ser propietaria, o usufructuaria, de ciertas fincas rústicas o urbanas, por importante que fuese el papel que dichos bienes hubieran podido representar en la historia de la Casa.

Al poco tiempo, sólo 2 años después de la resolución del Gobierno Civil favorable a la Casa Troncal, el Ayuntamiento de Soria presenta (21 de Septiembre de 1859) otra demanda contra los Doce Linajes, solicitando que la pertenencia del Monte y Dehesa de Valonsadero pasase a sus manos en su integridad.

La sentencia de 30 de Abril de 1862, dictada por el Juez de Primera Instancia de Soria, Don Martín Álvarez de Zárate, otorga la razón al Ayuntamiento, declarando el derecho del mismo a la propiedad total de la Dehesa y Monte de Valonsadero. Los consiguientes recursos que se entablan son desfavorables a los Linajes. La sentencia 12 de marzo de 1863 de la Audiencia de Burgos es terminante:

“…Aeptando los fundamentos de hecho y de derecho consignados por el Juez de Primera Instancia de Soria, FALLAMOS que debemos confirmar y confirmamos la sentencia apelada que dictó en 30 de Abril de 1862”.

En sentencia de 17 de Diciembre de 1864 el Tribunal Supremo confirmaría el fallo de la Audiencia de Burgos. Estas resoluciones judiciales supusieron todo un mazazo para los miembros de los Linajes. Llevaban ya más de dos décadas de pleitos, aguantando conductas y procedimientos de acoso y derribo hacia la Casa Troncal.

Antes del fallo de los tribunales los representantes de los Linajes se movilizan, buscan apoyos, escriben cartas. Algunas de estas, sencillamente, patéticas:

“Usted, pues por su ascendencia pertenece a esta Ilustre Casa tiene por consiguiente derechos familiares en ella. No es posible saber si aún cuando hoy aparentemente estén despreciados sus timbres, en el porvenir volverán a su antiguo esplendor. Pero si es positivo como un Legado precioso de nuestros antepasados, debemos procurar conservarlo ileso. Esto no sucedería si el Pleito se perdiese, porque la Casa tendrá que desaparecer, y con ella los Recuerdos gloriosos que encierra y que hemos procurado conservar, se extinguirán con el tiempo. A fin de alcanzar buen éxito y el interés común, rogamos a Vd. Que emplee toda su influencia con la energía que el caso requiere, en favor de la Casa, y cerca de los Sres. Jueces cuya vista acompañamos”.

El texto constituye todo un grito de socorro. Si el pleito se pierde todo estaría perdido. Y el pleito se perdió.

La consecuencia inmediata fue que la Casa Troncal de Linajes se vio en la imposibilidad material de cubrir las responsabilidades impuestas por la pérdida del pleito (pérdida de la tercera parte de la Dehesa y Monte de Valonsadero, pago de rentas vencidas, pérdida del depósito y costas).

Diversas reuniones tienen lugar con el Ayuntamiento a fin de acordar de qué manera se cumpliría la sentencia. Se decide que la Casa Principal de los Linajes se ceda al Ayuntamiento, durante todo el tiempo que fuera necesario, para con sus rentas pagar 1os débitos originados por el pleito. De los bienes existentes en la Casa Principal se hace un inventario para repartirlo en 7 lotes iguales, que fueron entregados a 1os Diputados de los Linajes presentes en el acuerdo, en concepto de depósito y custodia. Al Diputado a Cortes por la Provincia de Soria, D. Baltasar Luengo, se le encarga la custodia del Escudo de Armas, que estaba sito en la Sala de Sesiones. El Archivo pasa a manos de D. Antonio González Moreno, Secretario de la Casa Troncal.

Para José Antonio Martín de Marco “es el Acta de Defunción de una Institución de siglos, es el final de la Casa Troncal de Caballeros Hijosdalgo de la Ciudad de Soria que auto extinguiéndose hace inventario de 1o poco que le queda”.

El 14 de Diciembre de 1903, el Ayuntamiento de Soria acepta agradecido el donativo del Archivo de 1os Doces Linajes que le hacen 1os hijos políticos de D. Lorenzo Aguirre (D. Blas Taracena, D. Mariano Granados y D. Rafael Sainz de Robles). En 1906, la Casa principal se escritura a nombre del Ayuntamiento, hoy sede del mismo, tras haber sido subastada. La Casa Troncal entra en un prolongado letargo, a la espera de poder relanzar sus actividades.

En estos momentos resuenan con mayor fuerza y rigor que nunca las palabras expresadas por Don Baltasar Luengo a Don Lorenzo Aguirre en carta de 2 de Enero de 1865, clamando: “…Conserven pues la existencia moral de la Casa Troncal de Linajes de Soria, por más que las familias que deben honrarse de pertenecer a ella, tengan que sobrellevar la amargura de la pérdida de sus bienes”.

La Casa Troncal, como hemos visto, tenía tres componentes importantes: uno político (ejercicio de ciertos cargos y funciones en el gobierno de Soria), otro económico, y otro honorífico y nobiliario.

Perdidas sus competencias políticas y económicas, la Casa Troncal podía haber continuado con el ejercicio de las honoríficas. De hecho así lo vino haciendo desde 1836 hasta su inactividad.

1 – Privilegios o prerrogativas de carácter político:

-Poseer Escribanos de número.

-Nombrar la Justicia de la Ciudad.

-Nombrar las 18 Alcaldías para el Concejo.

-Nombrar Alcaide del Castillo de Alcázar.

-Nombrar Alcaide de la Fortaleza de Soria.

-Nombrar la Alcaldía local de la Santa Hermandad.

-Nombrar Alcaldes de Santiago.

-Nombrar Procuradores en Cortes.

-Nombrar los Regidores de Ayuntamientos.

-Nombrar a los Montaneros o Caballeros de Sierra.

Todas estas funciones dejaron de ejercerse a partir de 1836, o mucho antes.

2 – Privilegios o prerrogativas de carácter económico:

-Privilegio de los Arneses.

-Gozar de los Heredamientos de La Tablada y La Cruceja.

-Gozar de la Administración y reparo de la Iglesia de San Lázaro.

-Hacer el desyunte de Valonsadero.

-Disfrutar de la Dehesa y Monte de Valonsadero.

-Disfrutar de las Rentas de las Suertes de Tajones.

Estos privilegios fueron desapareciendo, a 1o largo de los años, hasta las sentencias del siglo XIX, que consuman la pérdida de los últimos.

3 – Privilegios o prerrogativas de carácter nobiliario y honorífico:

-No salir a campaña si no estuviese presente el Rey o el Heredero.

-Proteger a las personas reales en campaña.

-Llevar el Pendón de la Ciudad.

-Hacer Alarde (revista de caballos, armas y arneses por parte del Rey).

-Privilegio de recibir o no a nuevos integrantes de su Institución.

-Nombrar Comisarios para asistir a las Proclamaciones de Reyes y Actos de la Corte.

Todos estos privilegios son, como puede apreciarse de su simple lectura, perfectamente compatibles con cualquier constitución monárquica, de antes y de ahora. El antiguo privilegio de no salir a campaña, si no estuviese presente el Rey o el Príncipe Heredero, debe estimarse como reliquia histórica, susceptible de ser sustituido par un firme compromiso de fidelidad a la corona.

Desaparecidas sus funciones políticas y sus prerrogativas de carácter económico, la Casa Troncal bien pudo continuar su actividad como corporación noble de familias. La defensa de la Monarquía, como sistema político, y la salvaguarda de los intereses generales de Soria, hubieran sido bandera más que suficientes para continuar su actividad y no desfallecer.

Jurídicamente no hay nada en contra de la existencia de la Casa Troncal. Cada vez que se analizó su compatibilidad con el sistema constitucional, siempre se concluyó de forma positiva.

Ninguna sentencia, ni acto administrativo firme cuestionó nunca su legalidad. El pleito perdido versó sobre propiedades, nunca sobre la existencia legal de la Casa como tal. El abatimiento y el cansancio pudieron, en aquellos momentos, más que cientos de años de historia.

Pero, es preciso insistir que la corporación, como tal, nunca ha estado extinguida, pues la Casa Troncal como institución de derecho familiar sigue la misma suerte de las familias que la integran, es decir mientras existan familias que desciendan de los Doce Linajes, sigue abierta la posibilidad de reanudar sus actividades. La Casa Troncal nunca ha dejado de existir. Simplemente ha permanecido inactiva.

Es por ello que una Junta de Descendientes de Los Linajes de Soria acomete la restauración de la Casa Troncal, a semejanza de otras instituciones nobiliarias. La Ley de Asociaciones del 2002 y la Constitución de 1978 son el marco jurídico apropiado para la cobertura legal de esta restauración.

Conocidas son las “Ordenanzas de recibimientos para la entrada en la Institución de Caballeros Hijosdalgo de los Doce Linajes de la Ciudad de Soria”, de 14 de enero de 1602. A ellas, pues, tendríamos que atenernos, respetando escrupulosamente su contenido, en todo lo que no sea contrario a la legislación vigente.

Creemos que aún no es tarde. Un grupo de descendientes de los Doce Linajes, constituidos en Junta de Promotores, asumen la tarea de restaurar la Casa Troncal de Caballeros Hijosdalgo de los Doce Linajes de la Muy Noble y Leal Ciudad de Soria.*

La Casa Troncal podrá continuar, así, su limpia trayectoria de varios siglos de existencia.

Francisco M. de las Heras y Borrero
Presidente de la Diputación de Linajes (2009-2013)

*La restauración de la Casa Troncal se inició en agosto de 2009, gracias al extraordinario esfuerzo del Dr. Francisco M. de las Heras y Borrero, Caballero Linaje Santiesteban, primer Presidente de la Diputación de Linajes (2009-2013).

Para saber mas del tema: 

Casa Troncal de Caballeros Hijosdalgo de los Doce Linajes de Soria

http://www.docelinajes.org/origen-y-privilegios/

Manuel Machado

 

(Sevilla, 1874 – Madrid, 1947) Poeta español. Hermano mayor del gran poeta Antonio Machado, es una figura representativa del espíritu modernista en la poesía española de su época. Su personalidad a la vez cosmopolita y andaluza se plasma en una lírica en la que el gusto modernista coexiste con los motivos populares.

Los hermanos Machado
Los hermanos Machado

Se trasladó con su familia a Madrid en 1883 y se formó en la Institución Libre de Enseñanza. Vivió largas temporadas en París, donde entró en contacto con la poesía simbolista francesa. En 1910 contrajo matrimonio con su prima Eulalia Cáceres, mujer profundamente religiosa, y trabajó como archivero y bibliotecario. Durante la Guerra Civil colaboró con el aparato de propaganda nacionalista y fue elegido miembro de la Real Academia Española (1938).

Dio sus primeros pasos literarios en la revista La Caricatura, fundada y dirigida por Enrique Parada, con quien colaboró en los poemarios Tristes y alegres (1894), y Etcétera (1895). Tras conocer a Rubén Darío, a quien consideró su maestro a partir de entonces, la estética modernista penetró profundamente en sus concepciones poéticas, forjadas también en el simbolismo francés finisecular.

La aparición de Alma (1902), Caprichos (1905) y La fiesta nacional (Rojo y negro) (1906) lo consagró como una de las figuras más sobresalientes de la nueva poesía, aunque más adelante buscó una formulación más personal y cercana a su talante andalucista con Alma. Museo. Los cantares (1907) y, sobre todo, a través de El mal poema (1909) y Cante hondo (1912), donde la musicalidad de sus versos se dirigió a la recuperación de la copla popular andaluza.

Junto a los indudables valores que ofrecieron estos libros y otros como Ars moriendi (1921) o Phoenix (1936), en la última fase de su trayectoria se pudo apreciar una propensión hacia una lírica superficial y tópica, especialmente con Horas de oro (1938), Cadencias de cadencias (1943) y Horario (1947). Publicó también la novela El amor y la muerte (1913) y los ensayos La guerra literaria (1914) y Un año de teatro (1918).

Asimismo, escribió en colaboración con su hermano Antonio varias obras de teatro en verso, entre las que destacan Juan de Mañara (1927), La Lola se va a los puertos (1929), La duquesa de Benamejí (1932) y El hombre que murió en la guerra (1940).

http://www.biografiasyvidas.com/biografia/m/machado_ma

Castilla

El ciego sol se estrella
en las duras aristas de las armas,
llaga de luz los petos y espaldares
y flamea en las puntas de las lanzas.

El ciego sol, la sed y la fatiga
Por la terrible estepa castellana,
al destierro, con doce de los suyos
-polvo, sudor y hierro- el Cid cabalga.

Cerrado está el mesón a piedra y lodo.
Nadie responde… Al pomo de la espada
y al cuento de las picas el postigo
va a ceder ¡Quema el sol, el aire abrasa!

A los terribles golpes
de eco ronco, una voz pura, de plata
y de cristal, responde… Hay una niña
muy débil y muy blanca
en el umbral. Es toda
ojos azules, y en los ojos, lágrimas.
Oro pálido nimba
su carita curiosa y asustada.

“Buen Cid, pasad. El rey nos dará muerte,
arruinará la casa
y sembrará de sal el pobre campo
que mi padre trabaja…
Idos. El cielo os colme de venturas…
¡En nuestro mal, oh Cid, no ganáis nada!”

Calla la niña y llora sin gemido…
Un sollozo infantil cruza la escuadra
de feroces guerreros,
y una voz inflexible grita: “¡En marcha!”

El ciego sol, la sed y la fatiga…
Por la terrible estepa castellana,
al destierro, con doce de los suyos
-polvo, sudor y hierro- el Cid cabalga.

MANUEL MACHADO