También se marchó Emiliana

Poco a poco nos van abandonando personas que han nacido y vivido siempre en Torrubia de Soria. Es el caso de Emiliana Gaya Sanz. Recuerdo a sus padres Domingo y Matea y también a su hermana Isabel. Sin embargo, no conocí a sus dos hermanos José y Ricardo que fallecieron siendo casi unos niños en el devenir de la guerra civil de los años treinta del siglo pasado, cuando yo no había nacido. Yo creo que por esa razón tú y tu hermana no transmitíais muchos rasgos de ser personas muy felices. Tu marido Julián si era una persona tranquila que te daba estabilidad. Vivamos vecinos, cuando iba a casa siempre estabas en la plaza o en tu casa dispuesta a facilitar alguna llave que tenías en custodia.

Qué dolorosa resulta cada pérdida de personas tan conocidas y tan cercanas. Desde aquí quiero transmitir mi pesar a tu familia, pesar que hace suyo la Asociación Barderas del Moncayo. Descansa en paz junto a los tuyos. Nuestras oraciones y nuestro recuerdo para ti Emiliana.

La Junta Directiva

Apellidos de Torrubia de Soria

Estimados socios y amigos:

Hemos elaborado una serie de Genealogías de apellidos del pueblo, y 100 años de historia de Torrubia de Soria en la prensa provincial.

Los ponemos a vuestra disposición y forma de obtenerlos es solicitarlos mediante correo electrónico al correo de Barderas del Moncayo.

barderasdelmoncayo@gmail.com

Entonces os remitiremos un correo donde os damos las instrucciones para obtenerlo y os decimos en cuantos archivo estás, ya que podéis estar en varios.

Si no tienes correo puedes usar el de un hijo o alguien que tenga y será lo mismo.

Si no puedes tener correo electrónico lo puedes hacer por teléfono a José Carlos al teléfono Telf. 622331589

Te dirá lo que tienes que hacer y en cuantos apellidos estás.

Para obtener copia impresa de los archivos el procedimiento es el mismo, pero necesitaremos la dirección donde enviarlo.

Para poder solicitarlo se debe tener una relación con el pueblo de Torrubia de Soria o estar incluido en alguno de los descendientes, por motivos obvios no facilitaremos ningún dato a quien no cumpla con estos requisitos.

Tenemos de momento los siguientes descendientes de los apellidos

Abián desde 1800 hasta época actual, aproximadamente 717 personas

Alcalde desde 1800 hasta época actual, aproximadamente 122 personas

Almajano desde 1830 hasta época actual, aproximadamente 244 personas

Barrera desde 1764 hasta época actual, aproximadamente 249 personas

Cabero desde 1820 hasta época actual, aproximadamente 60 personas

Calonge desde 1800 hasta época actual, aproximadamente 332 personas

Ciriano desde 1850 hasta época actual, aproximadamente 52 personas

Córdoba desde 1830 hasta época actual, aproximadamente 1088 personas

De la Mata desde 1800 hasta época actual, aproximadamente 132 personas

Del Hoyo desde 1852 hasta época actual, aproximadamente 203 personas

Delgado desde 1800 hasta época actual, aproximadamente 70 personas

Delso desde 1800 hasta época actual, aproximadamente 615 personas

Díez desde 1800 hasta época actual, aproximadamente 327 personas

Domínguez desde 1810 hasta época actual, aproximadamente 429 personas

Enciso desde 1850 hasta época actual, aproximadamente 200 personas

Espuelas desde 1810 hasta época actual, aproximadamente 91 personas

Esteban desde 1740 hasta época actual, aproximadamente 109 personas

Garcés desde 1810 hasta época actual, aproximadamente 484 personas

García desde 1725 hasta época actual, aproximadamente 2998 personas

Gaya desde 1814 hasta época actual, aproximadamente 2040 personas

Gil desde 1710 hasta época actual, aproximadamente 432 personas

Gómez desde 1710 hasta época actual, aproximadamente 392 personas

Hernández desde 1810 hasta época actual, aproximadamente 671 personas

Ibáñez desde 1800 hasta época actual, aproximadamente 294 personas

Jiménez desde 1680 hasta época actual, aproximadamente 692 personas

Laparra desde 1820 hasta época actual, aproximadamente 120 personas

Lozano desde 1830 hasta época actual, aproximadamente 150 personas

Martínez desde 1750 hasta época actual, aproximadamente 922 personas

Melendo desde 1790 hasta época actual, aproximadamente 2719 personas

Millán desde 1800 hasta época actual, aproximadamente 469 personas

Muñoz desde 1690 hasta época actual, aproximadamente 469 personas

Negredo desde 1800 hasta época actual, aproximadamente 25 personas

Nuño desde 1800 hasta época actual, aproximadamente 90 personas

Palacios desde 1690 hasta época actual, aproximadamente 198 personas

Pérez desde 1616 hasta época actual, aproximadamente 259 personas

Portero desde 1810 hasta época actual, aproximadamente 127 personas

Roncal desde 1880 hasta época actual, aproximadamente 72 personas

Rubio desde 1815 hasta época actual, aproximadamente 471 personas

Santander desde 1708 hasta época actual, aproximadamente 432 personas

Sanz desde 1621 hasta época actual, aproximadamente 1800 personas

Serrano desde 1724 hasta época actual, aproximadamente 520 personas

Soto desde 1850 hasta época actual, aproximadamente 100 personas

Tejedor desde 1800 hasta época actual, aproximadamente 285 personas

Uriel desde 1800 hasta época actual, aproximadamente 330 personas

Vellosillo desde 1825 hasta época actual, aproximadamente 537 personas

Villares desde 1820 hasta época actual, aproximadamente 50 personas

Creo que es algo que todos debéis tener.

Jose María Palacio Girón XI

Este hombre, que dejamos de publicar noticias nuevas debido a dedicarnos a otras ocupaciones, pero retomamos el año 1914 de su actividad y lo encontramos formando parte de una Junta Gestora de Ferrocarriles. En esa época Soria estaba muy pero que muy sensibilizada por las comunicaciones y deseaba que se establecieran varias líneas de ferrocarril para no perder el tren de la modernidad, uno de ellos era el Valladolid Calatayud con paso por Soria  y Torrubia, pero se abandonó el proyecto inicial  desviándolo hacia Ariza , quedándose la capital Soria sin comunicación hacia Aragón y dado que al proyecto Santander- Sagunto fue considerado estratégico, en Soria hubo un gran movimiento de apoyo con organizaciones creadas al efecto, tanto es así que el proyecto en la parte correspondiente a la Provincia de Soria se pagó y se encargo con subscripción popular teniendo el proyecto antes que se adjudicara 13 años después.

Cesa en la Sociedad de Obreros, dado los cargos que tenía en otras entidades y por haber obtenido una nueva corresponsalía con la revista HISPANIA, enferma y tiene que solicitar una licencia por enfermedad en Fomento, volviéndose a reincorporar una vez superado su enfermedad.

En el 1915 comienza el año perteneciendo a la Institución Benéfica Colegio Reina Victoria y en el mes de marzo el Claustro de la Normal de Soria recoge en un Acta del Claustro una propuesta para la contratación de profesor auxiliar de Ciencias sin sueldo.

En el mes de abril fallece su hija Rosario, dejando al matrimonio en un gran pesar y escribiendo artículos en los periódicos con referencia al hecho de perder a un hijo.

Le nombran auxiliar de Ciencias el mismo día que fallece su hija Rosario, pero el nombramiento oficial y por escrito le llega como profesor auxiliar de Letras que el firma, pero pide que se corrija, el cual llega después de tres meses, esto implica error en la antigüedad desde que se le nombró y ha estado dando clase de Ciencias, tiene que reclamar al Ministerio y se lo conceden.

 Por último, durante este año le nombran Subdirector de Seguros La Estrella en Soria y fija su domicilio en calle del Ferial nº 6.

Artículo dedicado a:

ANTONIO MACHADO

Este poeta insigne, quizá el más delicado entre los poetas castellanos contemporáneos, que hasta hace poco y durante varios años, ha desempeñado la cátedra de francés en el Instituto de esa capital, se encuentra ya en Baeza, en cuyo Instituto seguirá explicando su asignatura.

De su paso por Soria deja un libro inmortal, acogido por la crítica selecta como pocos libros lo fueron.

Nuestro amigo entrañable se aleja de Soria materialmente (porque su espíritu no la olvidará nunca) con un dolo profundo, que nosotros no queremos hacer mayor al despedirle también con dolor grande.

De Soria se va Machado contra su voluntad, dejando aquí trozos de su alma y de su corazón que recordará siempre como poeta y como hombre en el que caben todos los afectos hondos y sanos.

Machado quiere a Soria mucho, y se va de ella, porque se tiene que ir, fatalmente. Sus sentimientos nobles, delicados y tiernos, como los de un niño grande, capaz de sentir los dolores con una fuerza tan solo reservada a los espíritus escogidos, sufrían demasiado en esta tierra de sus amores, y cree no podría resistir a ese sufrimiento que no será menor desde lejos, pero ya estará sometido a otro ambiente menos torturador. Por eso se va a Baeza.

Nosotros que sabe cuánto le queremos, pretendemos como le decía Unamuno, que de su mismo dolor saque energía, para el ideal. Entendemos que el mejor sedante para las almas tristes está en que ellas miren de frente a su propia tristeza.

Machado al alejarse de Soria, deja embrión, otro libro que con el título Tierras pobres, pensaba hacer inspirado en estas de aquí y en las de Burgos.

En días que ya presentía él sus grandes amarguras, contribuyó a fundar este Porvenir Castellano que Machado ama y quiere por ser cosa nuestra. Le consta cuanto le queremos los que hacemos este periódico, y hasta aspiramos a que nos siga ayudando con su consejo y con los frutos de su talento preclaro cuando este vuelva a la actividad, que debe volver pronto.

Y en tanto, y siempre, sabe que aquí le quedan amigos que le quieren con el alma y le estima con él merece que se estime en todos los aspectos de su vida, que en resumen no es más que uno: el de un hombre bueno y caballeroso.

José María Palacio Girón

El Porvenir Castellano,

28 de octubre de 1912

La segunda Semana Santa en blanco sugiere nuevas ilusiones

Ya son dos años sin poder celebrar nuestra Semana Santa en Torrubia de Soria. Es una prueba durísima para todos nosotros que amamos a nuestro pueblo. Y en un momento super crítico desde el punto de vista poblacional. Nos toca vivir el triste papel de ser exclusivamente cronistas de una dinámica de ausencias que no cesa y que nos duele sobremanera.

En esta situación me pregunto: ¿Cómo podemos recuperar el tiempo perdido por esta puñetera pandemia? ¿Hemos aprendido algo de la calamitosa situación que durará un tiempo aún no conocido y presumiblemente largo? ¿Cómo podemos parar esta tendencia que conduce al abandono y posterior desaparición de todo lo nuestro? …. Hay muchas más preguntas que pueden hacerse y que necesitan una profunda reflexión previa al análisis de las posibles soluciones. No queremos regalar al paso del tiempo la satisfacción de dar por perdidas nuestras amistades ,nuestras vivencias anteriores, las relaciones que hubiesen podido potenciarse estos años perdidos, nuestros recuerdos familiares, los enormes sacrificios realizados por nuestros padres y antepasados más lejanos, nuestras tradiciones y costumbres heredadas , de muchas cosas sencillas pero muy importantes que determinan nuestra personalidad y cualquiera otras cosas que forman parte de nuestra mochila colectiva. Nos sentimos muy orgullosos y afortunados por haber nacido en Torrubia de Soria, por pertenecer a una comunidad sensata, laboriosa y super sacrificada, también por disfrutar de vuestra amistad.

Desde nuestro punto de vista, hay que ser humildes y reconocer que solamente quedan dos caminos, y ambos dependen de nosotros. El más fácil para todos es no hacer nada y que todo vaya muriendo progresivamente por la ley del abandono y ojos que no ven… corazón que no siente.

El segundo, que es el que deseamos y más acertado, consiste en poner en valor la inmensa riqueza cultural que nuestro pueblo tiene y convertirla en una herramienta para el desarrollo de nuestro querido pueblo. Para ese fin es obligado poner a trabajar todos los recursos humanos que disponemos al servicio de un nuevo proyecto cultural que se podría poner en órbita razonablemente pronto. Un asunto importante sería que no requiera de grandes recursos económicos para poder ser implementado. Asociación Cultural Barderas del Moncayo es una institución muy reconocida por los grandes trabajos de investigación ya realizados y varios en avanzado estado de elaboración. Barderas del Moncayo dispone de las ideas necesarias para elaborar ese proyecto, para presentarlo a los asociados, presentarlo a otros amigos de Torrubia de Soria, presentarlo a diversas instituciones, presentarlo a los medios de comunicación, etc. así como para ponerlo en marcha. Contaríamos con todos para disfrutar de un éxito seguro y que puede transformar nuestro pueblo de una forma permanente y consistente. La decisión de llevar a cabo el nuevo proyecto es lo más importante y la implicación de todos de acuerdo con sus potencialidades y posibilidades también fundamental.

El tiempo perdido hay que empezar a ganarlo el próximo verano. Comienza un nuevo desarrollo cultural y un nuevo futuro muy ilusionante que nos hará sentirnos muy orgullosos a todos lo torrubianos.

La Junta Directiva

50 Aniversario del Hotel Marivella

Este año se cumple el 50 aniversario de la apertura del Hotel Marivella por parte de nuestros paisanos, la familia Sanz Gaya, desde la Asociación Barderas del Moncayo les deseamos muchas felicidades y esperamos que cumplan como poco, otros cincuenta años más al frente del negocio.

La Junta Directiva

NOS HA DEJADO MARINA

 Cuando yo era muy niño ya habías creado tu proyecto de vida con mi primo Javier. También eras tía de mi hermano Julio por parte de Mari. De esa unión nacieron tus dos hijas Carmen y Amparo a las que hoy les transmito mi dolor. En mis recuerdos infantiles quedó grabada   vuestra valentía para iniciar ese camino tan duro en los años 50. Constituisteis un equipo muy trabajador y ordenado hasta que las circunstancias del momento os llevaron, como a otros muchos, a buscar nuevos horizontes de futuro en Zaragoza. A pesar de la distancia siempre habéis sido muy Torrubianos sabiendo mantener vuestras raíces.

 Nuestra asociación Barderas del Moncayo hoy está muy triste por la pérdida de uno de sus asociados y queremos transmitir nuestro pesar a sus hijas, yerno, nietas y al resto de la familia por tan gran pérdida. Todos los 17 de agosto cuando estemos reunidos en las fiestas de verano en Torrubia de Soria, después de presentir una partida de guiñote con los habituales, escucharemos una bonita música de pasodoble bajando desde la plaza Mayor del Cielo y sabremos que estáis bailando Javier y tú en recuerdo y honor nuestro y de nuestras tradiciones.

La Junta Directiva

Felicidades Raimundo Lozano Vellosillo

Hoy un hijo de Torrubia de Soria cumple 90 años, se trata de Raimundo Lozano Vellosillo, el narrador de vivencias que a través de su extensa literatura nos ha dado a conocer como era Torrubia de Soria en la mitad del siglo XX, unos cuentos e historias de su infancia y juventud que de alguna manera me hacían recordar la mía.

 Con “Gaveta de arena” “Rimas y personajes mágicos” “La carta y otros cuentos” “El baulero” pero por encima de todo “Rueda de Sucedidos”, que para mi es la obra que mejor nos muestra la vida en el pueblo en los años 40, 50 y 60 de siglo pasado.

 Desde la Junta de Barderas te deseamos muchas felicidades por tu aniversario y que cumplas muchos más.

Jose Carlos Martínez Gil

Nos dejó Nicolás Enciso

Nicolás era el mayor de mis primos paternos. Anteriormente ya nos dejaron sus hermanos, Hilario, Javier y Mercedes. Siempre los recordaré con mucho cariño, así como a sus hermanos que nos acompañan, Purificación, Victorino, José Luis y Esther.

Es muy difícil escribir sobre mi familia, porque me invaden muchísimos recuerdos. Todos buenos. Yo era el primo más joven con algunos años de diferencia y no pude apreciar de cerca todas sus vivencias de juventud. Cuando yo era un niño ya habían establecido sus familias la mayoría de ellos.  Pero desde la tribuna de observador infantil si valoré unas condiciones humanas especiales fundamentadas en el trabajo y la responsabilidad ya que siendo todos muy jóvenes se marchó al cielo su madre, mi tía Manuela (yo no la conocí porque aún no había nacido).

De mi primo Nicolás y de su esposa Fé (q.e.p.d.) tengo decir que conmigo siempre tuvieron un trato fantástico que no olvidaré nunca. No teníamos unas relaciones muy frecuentes, pero siempre nos hemos querido de verdad. Transmito mi dolor a sus hijas Manuela y Esperanza y a toda su familia.

La Junta Directiva de la Asociación Barderas del Moncayo, de nuestro querido pueblo Torrubia de Soria, quiere que recibáis el abrazo de todos sus asociados. También os transmite el dolor que nos ha causado su pérdida. Rezaremos por él.

Enero 2021

La nevada en Torrubia de Soria

Os dejo una muestra de cómo esta Torrubia de Soria después de pasar la tormenta Filomena, gracias a Olga Garcés, Cesar Vellosillo y Melisa Lozano por estas fotos.

Calendario Soriano de 2021

Como ya va siendo una costumbre, publicamos el calendario soriano, por gentileza de ABD Fisioterapia, así tanto los que están en Soria como los que no, podamos estar al día de los festejos sorianos y de paso podamos asistir a cualquier acto previo a las fiestas de San Juan del 2021 en el caso de que se celebrara.

ADIOS AMIGO MARTÍN

Martín eras una buena persona. Reunías todas las cualidades de alguien al que se le quiere. Has sido humilde, discreto, sensato, trabajador incansable, cariñoso con tu familia, buen vecino y generoso con todos.

Como suele ser habitual cuando parte un amigo, pasa por mi mente la película de los recuerdos y vivencias que he tenido con él. Te recuerdo siendo muy joven cuando acababas de llegar de tu pueblo (Buberos) a trabajar a casa de Teodoro y Gloria. Allí coincidiste con Carmen y tejisteis vuestro proyecto de vida común por tierras oscenses culminado con dos estupendos hijos.

A Carmen y a ti os gustaba venir a Torrubia de Soria y cuidar de la casa familiar. Hacías un buen equipo con tus cuñados Pili y Rafa. Era un placer ver cómo nos tratabas a todos en vuestra casa en las noches veraniegas mientras se dirimían los, a veces, encarnizados combates de naipes. No faltaban las pastas y un buen moscatel. Con nuestra asociación siempre colaboraste y nos apoyaste en lo necesario.

Es cada vez más difícil mantener la gran ilusión que creamos entre todos porque os echamos mucho de menos a todos los que nos vais faltando. Acordándonos de vosotros siempre estaréis muy vivos y seréis nuestra fuerza. Los miembros de Barderas del Moncayo rezarán por ti Martín y siempre estarás aquí con todos nosotros ayudándonos desde el cielo.

La Junta Directiva

‘Una mujer insignificante’

 

Casta es ‘asesinada’ hasta en el cómic.

Carles de Escalada Julio 2020

FOTO DE PORTADA

En este artículo expongo como el cómic también ha utilizado la ignorancia como método de propaganda para continuar directamente con la campaña de desprestigio sobre la personalidad de Casta.  Recordemos lo que el reputado grafólogo profesional Juan José Jiménez Praderas dice en la reciente investigación de Francisco Javier Palacios Moya:   

“ Mucha facilidad para comunicarse con los demás, era amable, educada, con mucho interés por aprender y formarse, siempre alerta y al tanto de los acontecimientos que le rodeaban.  

Buen nivel intelectual que le facilitaba la comprensión de la realidad y la relación con personas más formadas que ella. 

Su manera de comunicarse con los demás y en sociedad, era espontánea, discreta, natural, directa, sin rodeos.  Se adaptaba muy bien a ambientes nuevos y siempre estaba activa en el plano intelectual.

En su vida íntima tendencia a imponer sus criterios, sobre todo cuando consideraba que le asistía la razón.  En este ambiente era un poco intransigente porque le preocupaba que todo estuviera en orden, y no anteponía sus intereses personales.

El primero de mayo de 1967, es decir, ahora en el 2020, hace más de cincuenta y tres años, se publicaba el número 161 de la revista juvenil Vidas Ilustres, dedicado a Gustavo Adolfo Bécquer.

Vidas Ilustres era una revista de tipo cómic producida en México por la editorial Novaro S.A. empresa comprada más tarde por la estadounidense Western Publishing Co.  Novaro editorial que publicaría los típicos cómics estadounidenses protagonizados por los llamados ‘super héroes” individuos con ‘poderes especiales’ como Batman, Supermán; como también publicarían un buen número de personajes de los dibujos animados de Walt Disney y Walter Lanz entre otros.

Las biografías de un número de personajes internacionales del arte se le explica a un lector joven que es normalmente el lector de estos bien producidos cómics.  Este número en particular sobre la biografía de Bécquer está creado por los mexicanos Eduardo Martínez (ilustraciones) y el guion de Rosa María Phillips, ambos profesionales veteranos del mundo del cómic.

Lo que vamos a observar es sin duda una versión llena de prejuicios y que ennegrece sin duda la realidad dirigida principalmente a un público joven.  Entre más joven se puede manipular mejor y dar así una limpieza de cerebro más práctica.

Aparece en el fondo una leyenda que dice:  Se había casado y tenía dos hijos, un hogar ordenado … y una mujer insignificante.

Diálogo

 – Bécquer: ¡He terminado mi nuevo poema!

  • Casta: ¿M M M M?

FOTO 1

Se había casado y tenía dos hijos.  Efectivamente, se había casado sin necesidad de tenerlo porque haberlo hecho y tuvieron tres hijos. En cuanto a lo del hogar ordenado … aquí sí podríamos debatir si tuvo un hogar o un número de ellos.  Quizá la vida nómada de Gustavo (como la de los padres de Casta) implicaría a que jamás tuvo un hogar, o que ‘los hogares’ fueran temporarios. Y para acabar, el editor lo dice todo; “una mujer insignificante” tan insignificante que ni siquiera tiene nombre.  Parece ser que un hombre significante, erudito, inteligente, intelectual y bohemio, tenía un defecto, el poder haber elegido a una mujer ‘insignificante’.

Aquí observamos a ambos con dos de los hijos.  Parece ser que Gustavo está más interesado en sus ‘cosas’ que en sus hijos.  Casta pregunta con ese uhm ¿pero ¿qué dices?, pero recordemos, que la idea es de que Casta sea tan solo una mujer, una madre, que no entiende y que no lo entiende.  Mujer insignificante.

La leyenda dice: En los ratos libres cultivaba su jardín …

Diálogo

Se observa a Gustavo cultivando flores en el jardín (debería de ser en el jardín de alguno de sus amigos y/o familiares que les permitieron vivir en algunas de sus casas).  Casta se dirige al hijo mayor que al parecer pasa mucho tiempo con su padre aprendiendo jardinería (en sus ratos libres, claro).  No tenían servicio, eran pobres, o ese día, la sirvienta tendría el día libre.

 – Casta: ¡Cuidado!  ¡Me ensucias el piso con la tierra!

  • Hijo (probablemente el mayor, Sí, mamá

FOTO2

Podemos imaginarnos que ambos pasaban la noche uno escribiendo y la insignificante haciendo ganchillo.  Las conversaciones deberían de ocurrir sobre temática cotidiana y del precio de la carne.  La mujer insignificante no le daría ningún tipo de conversación intelectual.  ‘Sus labores’ como mujer y punto.  Como mujer de pueblo, pueblerina y por lo tanto inculta (siendo Soria una de las provincias en donde casi todo el mundo sabía leer y escribir).

Leyenda: Por la noches, escribía y … se aburría

-Casta: El precio de la carne ha subido, y yo …

-Bécquer: ¿Por qué no hablará de otra cosa?

FOTO3

En vano trataba de olvidar la realidad …

  • Casta: … y le dije a la vecina
  • Bécquer: “Yo soy invisible anillo que sujeta …”  ¡ Oh, no puedo!

¿La realidad?  No voy a profundizar cual es la realidad para una pareja con dos (ó tres) hijos.  No hace falta ser padres para saberlo o por lo menos imaginarlo, ¿no?.

La realidad de una conversación y la molestia que puede acarrear cuando estás concentrado en algo.  Sí, puede ser frustrante.  Ello no quiere decir que todo el día uno esté hablando de banalidades, mientras que el otro se encuentre en su despacho escribiendo poesías…

FOTO 4

Cuando su hermano lo visitaba era feliz.

  • Bécquer: ⁄ ¡Ja, ja, ja!
  • Valeriano: ¡Qué delgado está!

Su hermano preferido y gran amigo.  Por supuesto que era feliz.  No todos los hermanos son entre ellos amigos.  Valeriano lo fue todo, menos su amante, eso lo cumpliría Casta.  Y con Casta, al parecer, no era feliz.  No tendrían los ‘ja, ja, jas’ …. 

Delgado estaba Gustavo.  Si no ganaba dinero para que su esposa pudiera hacer la compra, ni él ni ella, ni lo hijos.  ¿Delgado por estar enfermo padeciendo de su enfermedad crónica?

FOTO 5

Entró en su casa, y se desvistió …

  • casta: ¡Dios mío! ¡has enfermado!
  • Bécquer: Me siento mal …

Recordemos que vivían esos últimos días en Madrid, un Inverno de aquellos que marcan historia por el frío que hizo.  La tuberculosis de Gustavo le debilitaba físicamente, además de una posible gripe y la muerte de Valeriano psicológicamente le desconectaba de este Mundo.  La ayuda moral de Casta le ayudaría a superar la amargura del ‘amor’ de su vida, su hermano Valeriano, pero no de la grave enfermedad de ‘su vida’.

FOTO 6

Una fiebre infecciosa destruyó su organismo 

  • Médico-cirujano: ¿Desde cuándo está así?
  • Casta:  Desde hace varios días.

Recordatorio de la Lotería de Navidad 2020

Desde la Junta Directiva de la Asociación queremos recordaros que nos estamos quedando sin lotería del sorteo extraordinario de Navidad y este año estamos convencidos de que la suerte llamara a nuestra puerta. ¡¡¡Todavía estáis a tiempo de comprar o reservar participaciones!!!    

  Animaros, y si estáis interesados en adquirir participaciones, no dudéis en poneros en contacto con algún miembro de la Junta Directiva por teléfono o WhatsApp al número 622 33 15 89, o por correo a barderasdelmoncayo@gmail.com.

Julia Bécquer

Por Carles de Escalada junio 2020

Tras el reciente y fantástico artículo publicado por el investigador soriano Francisco Javier Palacios Moya, no cabe duda de que este es el año del comienzo del esclarecimiento de un número y serie de tópicos envueltos entre la ficción y la mentira que hacen referencia sobre y la familia de Casta Esteban Navarro, aquella soriana que fuera la esposa de Gustavo Adolfo. 

Por la confianza y calidad que estas páginas de Barderas del Moncayo y la persona de José Gil me confiere, adelanto el apartado que expongo referente a Julia Bécquer y que forma parte de un futuro artículo (con el que por ahora sigo trabajando) y por lo tanto seguirá inédito (excepto este apartado) hasta el día de su publicación.  Advierto que no todo lo que refiero sobre Julia está expuesto en este fragmento, debido a que simplemente la información va apareciendo en diferentes momentos del desarrollo del artículo en cuestión.  Para evitar abusos de copyright, no hemos añadido las notas de pie de página, que sí aparecerán cuando el artículo sea publicado en su integridad.

¿Quién es Julia Bécquer?   Es la primera pregunta que nos deberíamos de hacer y cómo hemos podido leer, esta expresaba en la Prensa sus opiniones personales sobre Gustavo A. Bécquer, su hermano Valeriano, Casta Esteban y su familia soriana.  JuliaBécquer (Domínguez Cogan) fue la hija de Valeriano.

En un artículo publicado en 1961 por Santiago Montoto de Sedas en el diario ABC, este exponía por primera vez la partida del casamiento en Sevilla el 8 de febrero de 1861 entre Valeriano Bécquer (de 27 años de edad) y Winifreda Cogan (de 22 años de edad).  Siendo testigos de la boda Joaquín Bécquer y Manuel Williams.  Joaquín otro familiar ‘pintor’ de los Bécquer y posiblemente el cónsul británico en Sevilla, Manuel Williams.  

Sin querer profundizar en la genealogía materna de Julia, su madre Winifred, había nacido en Liverpool, Inglaterra el primero de Julio de 1838.  Liverpool como ciudad competía con Londres y eran ambas, además, puerto de entrada y salida de un buen número de productos y de la emigración del imperio británico en el Reino Unido.  Los Cogan eran una más de las familias irlandesas católicas emigrantes en Liverpool (en donde mayor número de irlandeses vivían después de Irlanda) y sería bautizada en la iglesia católica de esta importante comunidad llamada Santa María (Saint Mary’s).  Los padres de Winifred fueron David Cogan, de Cork en Irlanda y Catharine (Catalina) Murphy, de Londres y sus padrinos Edward Cogan y Mary Redmund.  

Montoto recoge de que la familia Cogan llegó a Cádiz alrededor de 1847, por lo que Winifred, tendría unos nueve años de edad.  Y sería desde entonces cuando Winifred perteneciendo a una familia anglo-parlante, tendría el tiempo suficiente para comenzar a aprender y perfeccionar el castellano unos años antes de conocer a su futuro esposo.  El apellido de la familia Cogan aparece escrito de esta forma tanto en Irlanda como en Inglaterra (aunque como es el caso de muchos apellidos españoles escritos de diferentes formas, lo podemos ver escrito con la variante Coghan).  Recordemos de que Irlanda seguía entonces formando parte del imperio británico.  

El primer hijo y único hermano de Julia Bécquer, Alfredo de los Reyes Dominguez y Cogan, nacía en la calle de Encisos número 13 de Sevilla a las cinco de la mañana del día 19 de agosto de 1858; es decir tres años antes de la boda de sus padres, cuando la joven pareja contaba veinticuatro y diecinueve años de edad respectivamente.  Según la partida de nacimiento de Alfredo, sus abuelos eran David Cogan y Catalina Murphy (aparece escrito incorrectamente Murtphy) naturales de Irlanda.  Julia Bécquer refiere a su abuelo como Mr. David Coghan, almirante de la armada (inglesa). 

Julia María de la Concepción de la Santísima Trinidad Bécquer y Cogan nacía dos años más tarde también en Sevilla a las 4.30 de la mañana del día 5 de diciembre de 1860; pero ahora sus padres residían en una casa de la calle Boticas nº 42.  Montoto recoge en esta partida de que ambos abuelos eran originarios de Cork.

  En Cádiz nos encontraremos con otros Cogan, o Coghan, quizá familiares de David.  Una boda se celebraría en el Sagrario de la catedral de Cádiz el 18 de septiembre de 1850 entre el comerciante irlandés originario de Cork, de treinta años de edad Diego Coghan (1820) con la gaditana Ramona Rebollo Domingo.  Diego (James) es hijo del comerciante Eduardo (Edward) Coghan y de Oracia (Horatia) Murphy.

Y sobre su primer nombre, Julia, al parecer, cuenta la leyenda de que fue debido a una petición hecha a sus padres por parte de su tío Gustavo (su padrino) al encontrarse este entonces residiendo en Madrid y mucho más preocupado en los pormenores de su propia boda con la joven soriana y sin duda en un acto de homenaje, llamémosle ‘masoquista’, hacia la causa de su frustrada relación sentimental con Julia Espín.  Se han abierto desde entonces otras posibilidades del origen del nombre, que no tendría nada que ver con la Espín, pero con una Julia sevillana que se quedaría esperando, la pobre, a Gustavo el resto de su vida.

Cuando Julia escribe y publica su artículo en la Revista, está ya tenía más de setenta años de edad.  Entre el período junto a su padre y hermano primero en Madrid en 1862 y después en Noviercas, hasta el regreso definitivo y muerte de su padre en 1870, observamos claramente de que Julia no contaba con más de diez años de edad.  No creo, debido a su edad, de que su declaración sea del todo precisa y que debió sin duda de ser ayudada seguramente por la lectura de los numerosísimos artículos publicados en la prensa española desde la muerte de su tío (el más famoso) y muy posiblemente desde el traslado de los restos mortales de ambos desde Madrid a Sevilla en 1913.   Tras la muerte de Valeriano, Julia y su hermano pasarían a la potestad de sus tíos residentes en Sevilla Estanislao Bécquer y su mujer Adelaida Cabrera Rodríguez.  Estanislao tenía cuarenta y dos años de edad y Adelaida treinta y seis.  También sabemos que el más joven de los hermano de Gustavo, Ricardo, de treinta y dos años de edad también vivía en Sevilla y estaba casado con Dolores Vicente y García.

Julia casaría más tarde con un oficial de Carabineros llamado José Senabre y Solves, teniendo por lo menos nueve hijos.  Algunos de ellos viviendo más tarde en Madrid y Barcelona.  En 1942 una hija del entonces fallecido coronel de carabineros José Senabre y de Julia Bécquer, llamada Carmen, obtendría del Estado el derecho a una pensión de orfandad.  Otra de las hermanas llamada Julia Senabre Bécquer, había casado con Pedro Cuevas Zarabozo, quien en abril de 1938 era oficial segundo del Cuerpo Técnico Administrativo Colonial de Marruecos.  Julia Senabre pediría poco tiempo después al gobierno de la Segunda República la percepción de haberes de su esposo a quien “…le sorprendió la sublevación militar en territorio faccioso …” y tras ser comprobada su lealtad al régimen republicano, estos se le otorgarían. 

Sin querer especular, pero tomando nota de la situación, observamos a Valeriano Bécquer quizá con actitudes machistas, y sobre todo misógino, causada sin duda por la frustración de su fracaso en su vida sentimental. Este estado psicológico negativo le ayudaría (directa o indirectamente) en su intento de conseguir un tanto de lo mismo en la vida de su hermano Gustavo.  Sus críticas sobre Casta no solo a los amigos de Gustavo, pero a su propios hijos (y posiblemente sobrinos) ayudarían a crear esa imagen falsa conocida hoy en día sobre Casta.  Recordemos de que fue su mujer quien no solo lo abandonó, pero que abandonó a los hijos de ambos y deberíamos de acabar preguntándonos una primera pregunta de las varias que deberíamos de preguntar ¿Qué tipo de madre abandona no solo a su esposo, pero también a sus hijos?  

Triste.  Pero dejo la respuesta en manos de un psicólogo. 

Actos del Pilar 2020

La Junta Directiva de Barderas del Moncayo quiere hacer el siguiente comunicado:

 Ante la situación sanitaria en la que se encuentra todo el país y la posibilidad de más contagios, nos resulta prácticamente imposible, realizar los actos que teníamos previstos para el Pilar 2020. En cualquier caso, en el supuesto que fuese posible realizar algún evento, lo realizaríamos tomando las medidas sanitarias recomendadas y comunicándolo con tiempo suficiente para poder participar en él.

La Junta Directiva

JOSE MARÍA PALACIO (X)

En la continuación con su biografía nos situamos en los años 1912 y 1913.

Es nombrado Contador en la sociedad de Socorros Mutuos Obreros, esto nos indica que era un hombre que se preocupaba por los obreros, con sus problemas y en ayudar a solucionarlos.

A su casa llega una nueva hija María Antonieta y por la prensa nos enteramos que de la noticia de su gravedad, dado la gran mortalidad infantil se teme lo peor, pero lo logra superar.

Crea en el mes de Julio uno de los mejores periódicos de Soria “El Porvenir Castellano” con las mejores plumas de España en aquel momento, como colaboradores, entre ellos A. Machado M. Machado, Unamuno, Gerardo Diego etc. y eso para una ciudad de provincias que tenía en aquel momento tres periódicos en Soria y algunos Provinciales y con una población de 8.000 habitantes.

Aparece como subdirector de de Seguros de “La Estrella” en Soria.

 En el “Anuario Llorente” que se editaba en Soria figura como Oficial del Ministerio de Montes (empezó de escribiente 5º).

Debido al aumento de familia y el nuevo negocio se cambia de domicilio de la calle Ferial nº 6 al nº 8 de la misma calle.

Es secretario de la Cruz Roja.

Fallece Felipa Maza madre de Heliodora Acebes, esta era prima carnal de Leonor Izquierdo esposa de Antonio Machado.

En este año su hija Rosario enferma gravemente temiéndose lo peor, lo logra superar de forma momentánea.

Así terminamos el año 1913 con una pequeña parte de su gran dedicación plena a todos los eventos que sucedían en Soria, conferencias, ayudar a los que se quedaban sin trabajo, facilitar el regreso a su casa a los soldados que llegaban enfermos o heridos e África a sus casas facilitándoles dinero y protección, la mayoría de las veces llegaban de madrugada y allí estaba este hombre.

Esta vez he buscado un trabajo que se acerca a nuestra zona y que nos hará -eso espero- conectar con nuestros pueblos-

Sobre ruedas y herraduras. Viajes rápidos. Almenar. Impresión”, Tierra soriana, 286, 28-I-1909.

Impresión

Desde el comienzo del último tramo de la carretera, a dos kilómetros de distancia, se divisa claramente la perspectiva de Almenar.

Hacia el N. O. y allá lejos, se encuentra la sierra Cebollera, enfrente las elevadas cresta de El Moncayo, unas y otras cubiertas de nieve, donde la luz solar hace el efecto de brillantina entre aparentes nimbos de cristal.

¿Moncayo! ¿Moncayo! Yo te saludo, y a mi mente traes recuerdos que ya pasaron, recuerdos santos por ser infantiles, de los días en que te contemplaba desde las montañas de mi pueblo, llevando entonces a mi espíritu la impresión de esta castilla de mis amores, y que rememoras mis días mejores, pasados al lado de quienes ahora a la vista de tus más altos picachos, piensan como yo en cariños que no borra ni podrá borrar la distancia…

¡Bendito seas, Moncayo!

Antes de llegar a Almenar, se encuentra el esbelto edificio de la fábrica de harinas que, desde lejos, semeja sus fachadas de mampostería concertada con pilastras de ladrillo, y de cerca resultan simples entrepaños de adobe.

Y a uno y otro lado del camino, abarcando todo el horizonte sensible, se extiende el llamado “Campo de Gómara”, desnudo, limitado por peladas montañas, amplio como una meseta y fecundo como un valle.

En la villa

Yo tenía para Almenar, sin conocerlo, una inexplicable simpatía y esta la confirmé desde el momento de mí llegada.

Su calle principal, la forma la carretera, sus casas, en general de adobe, bajas y limpias y alternando con alguna otra de construcción moderna, me ofrecen el testimonio de un pueblo agricultor con suficiente fuerza productiva.

Acostumbrados los almenarenses al trasiego diario de coches y viajeros, estos no despiertan esa inocente curiosidad propia de otras localidades, y en sus modales y trato, demuestran en seguida que hay allí manera de alternar con todo el mundo.

Buena coincidencia

Abandonamos la diligencia y nos dirigimos a casa de nuestro querido pariente Francisco Maza, quien nos recibe con su proverbial jovialidad, con su naturalidad campechana. Cambiamos los indispensables saludos, se da cuenta de nuestra llegada la familia que sale al encuentro y ¡a almorzar!

Ya habréis observado, si llegáis por la mañana que es esa frase obligada en los pueblos. Y en el ofrecimiento hay algo que encanta y subyuga; es la sencillez y la ingenuidad, cualidades no muy comunes por desgracia en estos tiempos.

Por una coincidencia inesperada era día de matanza en la casa donde tan cumplidamente encontramos nuestro hospedaje.

Esto de la matanza reviste entre las familias de los pueblos caracteres de acontecimiento.

No se dirá de él, que deja de ser positivo.

Y mientras mi querido amigo Félix Martín Dominica me demostraba su sentimiento por tener que regresar a la capital en la tarde aquel mismo día, yo tomaba buena nota de la animación del número de personas que, dando una nota simpática, de especial fraternidad, por invitación expresa, habían concurrido a celebrar la fiesta que les brindaba el afecto y patentizaba un alto espíritu de concordia.

Alrededor de una mesa larga se han colocado todos los individuos de la familia para dar fe de la bondad del picadillo, de las morcillas, de todos los productos formados con componentes del cerdo.

Tienen tal aspecto comunista, tal sabor fraternal estas fiestas que recuerdan épocas de vida patriarcal, de aquellos tiempos en que el jefe de una familia reúne a los suyos para disfrutar de las íntimas expansiones, de mutuo afecto que solo se encuentra entre el ambiente puro y santo del hogar.

                                                           JOSÉ MARÍA PALACIO Y GIRÓN

Hoy no incluyo una poesía por ser un poco largo, la próxima lo haré.

                                    José Gil Santander

Nuevos datos para una biografía de Casta Esteban Navarro

Francisco Javier Palacios Moya

Introducción

A principios de este año tuve noticia de los actos organizados por el Ayuntamiento de Noviercas con motivo del 150 aniversario de la muerte de Gustavo Adolfo Bécquer, que se cumplirá el 22 de Diciembre, y recordé que a finales de Noviembre del año 2014 había encontrado la partida de defunción de su hijo Emilio Bécquer Esteban(1) el 21 de Mayo de 1874, y el empadronamiento(2) de Casta Esteban en Agreda, junto con sus padres y dos de sus hijos, por lo que decidí emprender una investigación que me permitiera averiguar la causa de estos hechos.

Buscando bibliográfica sobre el tema, encontré que el libro de Heliodoro Carpintero titulado «Bécquer de par en par»(3) estaba a la venta en internet en una librería de Oviedo. Cuando lo recibí, mi sorpresa fue que el anterior propietario del libro había escrito encima de la introducción la siguiente nota: «Libro de muy escaso interés, lo que de él vale e importa, lo q. tiene de escalofriante aportación: vid. 125-127 y conexiones hacia atrás, cabe en pocas págs.; el resto es hojarasca, declamación e hipótesis más bien tontaina. H. C e Insula nos han engañado (22-X-57)». El vendedor me informó que el anterior propietario del libro y autor de dicha nota fue José María Martínez Cachero(4), catedrático de literatura y crítico literario español.

Desde ese momento quedó claro cuál iba a ser el método de trabajo que seguiría: exponer solamente los datos novedosos y citar las fuentes documentales para que pueda consultarlos(5) quien lo desee, lo que permitirá conocer algunos periodos de su vida de los que no se tenía noticia.

Casta Esteban Navarro, su segundo matrimonio

La situación en la que queda después de la muerte de Gustavo Adolfo Bécquer, fallecido en Madrid el 22 de diciembre de1870, con tres hijos (Gregorio Gustavo Adolfo, de ocho años, Jorge Luis Isidro, de cinco años, y Emilio Eusebio Bécquer, dos años), la escasez de recursos económicos, hizo que buscara el amparo de sus padres en Noviercas, en una fecha que no he podido precisar. Año y medio después se casó con Manuel Rodrigo Bernardo, este matrimonio no duró mucho tiempo, pasado un corto tiempo ocurrió una nueva tragedia.

Veamos primero los detalles de este matrimonio que tiene una particularidad poco habitual y es la realización de dos ceremonias matrimoniales, una eclesiástica y otra civil.

Datos de la segunda, según consta en el acta(6) matrimonial celebrada de acuerdo con la Ley Provisional de Matrimonio:

En la Villa de Noviercas, el día veintiséis de mayo de 1872 ante D. Bernardo Garcés, Juez Municipal, comparecieron,

«D. Manuel Rodrigo Bernardo, domiciliado en Soria, calle Zapatería n°3, había nacido en el pueblo de Torrebarrio- La Mojúa, provincia de León, el día quince de mayo de 1837» sus padres fueron Claudio y Manuela, labradores, residentes en dicho pueblo situado al norte de la provincia, en el límite con Asturias, eclesiásticamente dependía del Obispado de Oviedo, esta puede ser la razón para que se haya dicho que era asturiano.

“Y Da Casta Esteban Navarro, domiciliada en el de su marido, en la Calle de la Solana(6), número uno, manifestó ser viuda de D. Gustavo Adolfo Becquer, que falleció el veintidós de diciembre de 1870 en la Villa de Madrid, su fallecimiento se halla inscrito en el Registro Parroquial de San José y San Millón”

La ceremonia se desarrolló de la siguiente manera, el Secretario leyó los artículos primero, segundo, cuarto, quinto y sexto de la mencionada Ley de Matrimonio.

Firma de Casta Esteban Navarro en su acta de matrimonio ES.42U2.AMN Archivo Municipal Libro ^Matrimonios pág. 68v.
Firma de Casta Esteban Navarro en su acta de matrimonio ES.42U2.AMN Archivo Municipal Libro Matrimonios pág. 68v.

Acto seguido el Juez Municipal preguntó a Manuel Rodriguez Bernardo:

¿Queréis a Da Casta Esteban por esposa?

El interrogado contestó en voz alta, clara e inteligible:

Sí, quiero.

Seguidamente preguntó a Da. Casta Esteban Navarro:

¿Queréis por esposo a D. Manuel Rodríguez Bernardo?

La cual igualmente contestó:

Sí, quiero.

Seguidamente el Secretario leyó los artículos del capítulo quinto, sección primera de la referida Ley, declarando el Sr. Juez terminado el acto de la celebración del matrimonio, mandando se extienda el acta para el Registro Civil.

En dicha acta consta que los contrayentes habían celebrado previamente el matrimonio religioso, el día veintidós de mayo, en la Parroquia de San Justo y Pastor de Noviercas.

Asesinato de Manuel Rodríguez Bernardo

Actas de defunción

De acuerdo con la narración de los hechos que figuran en el acta(8) de defunción del Registro Civil, los hechos sucedieron de la siguiente manera:

«A las tres de la tarde del día veintisiete de febrero de mil ochocientas setenta y tres, comparece en el Juzgado Municipal, Luis(9) García (Sánchez), domiciliado en la Calle del Moral número ocho, manifestando.

Que D. Manuel Rodríguez, natural de Torre de Barrio, provincia de León, de treinta y seis años, empleado en el Banco de España y domiciliado en esta Villa, calle de San Antonio, número uno, falleció a las ocho de la mañana del día de ayer en el expresado domicilio, a consecuencia de las heridas producidas por un arma de fuego».

El Juez en la citada acta, además de lo expuesto por el declarante, escribe «otras noticias que se han podido adquirir…»

«Que el referido finado estaba casado al fallecimiento con Doña Casta Esteban, natural de Torrubia, mayor de edad, dedicada a las ocupaciones propias de su sexo y domiciliada en la casa de aquel, no habiendo tenido hijos de este matrimonio».

Seguidamente el Juez ordenó: «que a su cadáver se había de dar sepultura en el cementerio de San Sebastián de esta población».

La partida de defunción(10) de la Parroquia de los Santos Justo y Pastor. «En la Villa de Noviercas, Obispado de Osma, provincia de Soria, a veintisiete de Febrero de mil ochocientos setenta y dos, yo el infraescrito beneficiado de esta Parroquia, di sepultura a D. Manuel Rodríguez que falleció el veintiséis de dicho mes, a consecuencia de un balazo, según declararon los facultativos que hicieron el reconocimiento de su cadáver, es consorte de Casta Esteban, recibió los sacramentos de penitencia y extremaunción, y para que conste lo firmo fecha ut supra. Fdo. Daniel Ortega».

Instrucción Judicial del crimen

El mismo día el Juez Municipal de Noviercas informaría al Juzgado de 1a Instancia de Agreda del hecho, donde se inició la causa judicial(11) n° 13, según el Libro Registro de Causas.

Llama la atención que en la columna «Nombre de los reos» no se indica el nombre de ningún acusado, como aparece en otras causas, en esta lee «Marzo»

El expediente judicial no ha podido ser localizado, lo cual hace imposible conocer los pormenores del crimen o si se pudo averiguar quién fue el culpable, por este mismo motivo atribuir los hechos a Hilarión Borobia Jodra,(12) alias «el Rubio», no tiene ningún fundamento. En esta misma revista se publica un artículo titulado “El robo de Beratón”(13) de Reyes Omeñaca Hernández, en la sentencia judicial el juez indica los antecedentes penales de cada uno de los ladrones e Hilarión no tiene antecedente alguno.

Tengo constancia de que a finales de enero de 1873 se produjo un incidente violento en Hinojosa del Campo, cuando el recaudador de contribuciones, con ayuda del juez y unos alguaciles, entró en el domicilio de un vecino a embargarle bienes por deudas de contribución y este reaccionó violentamente por lo que fue procesado. Hechos como este eran habituales, por lo que la causa de este crimen podría tener su origen en algún hecho de esta naturaleza.

Denuncia contra Casta Esteban Navarro

Una de las consecuencias más desagradables que Casta Esteban tuvo que soportar después del asesinato de su segundo marido, Mariano Rodriguez Bernardo, fue la denuncia que interpusieron contra ella, Lázaro Hernandez y 19 vecinos de Hinojosa del Campo, en la que le reclaman ciento sesenta y cuatro pesetas y treinta y cuatro céntimos. Del expediente judicial se deduce, según la sentencia, que el recaudador cobró las contribuciones a dichos vecinos, pero no habría entregado su importe a la Hacienda Pública.

El día 24 de Abril de 1874, el Juez Municipal de Noviercas, donde ha tenido lugar un primer juicio verbal, remite las diligencias al Juez de 1a Instancia de Agreda,

«Remito a V.S. las adjuntas diligencias de juicio verbal incoado a instancia de Lázaro Hernández y compañeros contra Doña Casta Esteban».

El día 28 de Abril de 1874, en el Juzgado 1a Instancia de Agreda,

«compareció Doña Casta Esteban y manifestó que comparece a mejorar la apelación en el juicio verbal celebrado en el Juzgado Municipal de Noviercas contra ella a instancia de Lázaro Hernández y otros vecinos de Hinojosa»

El 30 de Abril de 1874, comparecieron en dicho Juzgado, Casta Esteban y los 19 vecinos de Hinojosa del Campo, alegando esta que no tenía obligación de responder de la citada deuda, porque:

«ni los de sus hijos, porque tampoco los tiene».

El Juez de 1a Instancia de Agreda, D. Antonio Bricio Tudela, condena a Casta Esteban, exponiendo los hechos en ocho considerandos, en los que se describen de manera exhaustiva todos los hechos. Los argumentos de la sentencia están en los considerandos 7° y 8°,

«los gananciales están sujetos a las deudas contraídas durante el matrimonio».

«Don Manuel Rodríguez, al contraer matrimonio no aportó ninguna clase de bienes y que, no habiendo dejado bienes a su cuenta, no se cree obligada a pagar con los suyos propios».

Firma de Casta Esteban en la citación para comparecer en el Juzgado de la Instancia de Agreda (29/04/1873). ES.42173.AHP 19698.

«Fallo que debo de confirmar y confirmo la sentencia apelada sin hacer especial condenación de costas».

El día seis de mayo del mismo año, el escribano Arcadio Botija, entregó la notificación a Da. Casta Esteban, firmando al final de esta.

«yo el escribano notifiqué, leí y di copia literal en el acto del auto anterior a Da. Casta Esteban en su persona, enterada y firmada, doy fe”. El escribano (Arcadio) Botija, es el que figura como encargado en las diligencias del crimen cometido contra su marido en el Libro de Registro de Causas.

Residencia en Agreda de Casta Esteban Navarro

Mi opinión sobre cuáles fueron los motivos que obligaron a fijar su domicilio en Agreda durante una parte los años 1873 y 1874, tuvo que ver con los dos procesos judiciales en los que se vio inmersa, y no porque Francisco Esteban Ayllón (su padre) ejerciese o aspirase a ocupar una de las dos plazas de médico[14] de Agreda, las cuales estaban ocupadas por D. Venancio de Vicente Solís, natural de Cortos (Soria) y D. Diácono Bermejo Artaso, natural de Peralta (Navarra), médicos-cirujanos de la Villa de Agreda. Esto se ha podido deducir de la lectura de las actas municipales.

Antes del comienzo del juicio por la demanda que le han puesto 20 vecinos de Hinojosa del Campo, D. Francisco Esteban Navarro, de profesión hacendado, domiciliado en la calle Cerrillo, número 5, había otorgado el día tres de abril un poder[15] a favor de D. Eulogio Ruiz Lobera, ante el notario D. Cipriano Paúl Hernández, de Noviercas, para que «dirija, gobierne y administre todos sus bienes, muebles, semovientes e inmuebles que le pertenecen y puedan corresponderle en esta Villa y cualquier otra población»

El empadronamiento en Agreda queda acreditado en varios documentos, el primero es una escritura[16] notarial que firma en Noviercas el 8 de febrero de 1874, donde dice «vecino y empadronado en la Villa de Agreda» e igualmente consta en el padrón[17] de parroquianos del mismo año 1874 de la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de los Milagros.

Casa donde vivió Casta Esteban en la calle Soria n° 11 (actual Venerable].

El padrón es un registro que confeccionaban los párrocos, en el caso de Agreda de las dos parroquias existentes, ordenado por el Obispo de Tarazona en el año 1860, donde se registraban todas las familias que vivián en cada una de las demarcaciones parroquiales. Este hecho me permitió localizar a Casta Esteban en la Calle Soria (hoy Venerable). En dicho padrón no incluyó a su hijo Gregorio Gustavo Adolfo Becquer Estaban, (¿¿Madrid 09/05/1862 – ??), que entonces tiene 12 años, posiblemente sea un error del párroco que no conocía bien a la familia.

Estudio grafológico de Casta Esteban(18)

Consideraciones previas

«Se dispone de dos firmas coetáneas, de los años 1873 y 1874, realizadas en actas, donde el espacio disponible para realizarlas presenta ciertas limitaciones, y no se dispone de cuerpo de escritura.

Los documentos donde aparecen las firmas son fotocopias, por lo que, al realizar el análisis, existen limitaciones técnicas, relacionadas con la presión, textura y tensión del trazo.

Para la estampación de las firmas se utilizó plumilla de acero insertada en manguito de madera, y tintero.»

Definición técnica de las firmas analizadas:

Ambas firmas son: Ligeras, Pastosas, Pequeñas, Enlazadas, Evolucionadas, con movimiento Controlado, letras Estilizadas, Rúbrica en bucles amplios, letras “t” con tilde por encima del trazo magistral.

La firma del año 1873 presenta cegados.

Rasgos más representativos de su personalidad:

Mucha facilidad para comunicarse con los demás, era amable, educada, con mucho interés por aprender y formarse, siempre alerta y al tanto de los acontecimientos que le rodeaban.

Buen nivel intelectual que le facilitaba la comprensión de la realidad y la relación con personas más formadas que ella.

Su manera de comunicarse con los demás y en sociedad, era espontánea, discreta, natural, directa, sin rodeos. Se adaptaba muy bien a ambientes nuevos y siempre estaba activa en el plano intelectual.

En su vida íntima tendencia a imponer sus criterios, sobre todo cuando consideraba que le asistía la razón. En este ámbito era un poco intransigente porque le preocupaba que todo estuviera en orden, y no anteponía nunca sus intereses personales.

En la firma del año 1873, se aprecian cegados en las letras y empastamientos en la rúbrica, por tanto, indica que estaba en ese momento bajo un estado de ansiedad, inquietud e incertidumbre, que le afecta al plano afectivo donde se siente incómoda.

Como resumen se puede decir que era una persona:

Coherente

Con un buen nivel intelectual Deseosa de aprender y formarse No se dejaba influenciar Estable en sus objetivos y en sus compromisos Tenaz y Fiel.

Emilio Eusebio Becquer Esteban

(Noviercas, 15-12-1868/Agreda, 21/05/1874)

Su partida(19) de nacimiento se encuentra en el Libro de Bautizados de la Iglesia Parroquial de San Justo y Pastor, de Noviercas,

«En la Villa de Noviercas, provincia de Soria, Obispado de Osma, día dieciséis de diciembre de 1868, yo el infrascrito ecónomo de esta parroquia de San Justo y Pastor, bautice solemnemente y puse los santos oleo y crisma a un niño que nació el día anterior a las diez de la noche, le puse por nombre Emilio Eusebio – es hijo legítimo de D. Gustavo Adolfo Domínguez – Becquer, de Bastida, natural de Sevilla, su profesión empleado y escritor público, y de Da Casta Esteban, natural de Torrubia, abuelos paternos D. José Domínguez Becquer y Da Joaquina Bastida Bargas Machuca de dicho Sevilla, maternos D. Francisco Esteban, de Pozalmuro y Da. Antonia Esteban, de esta Villa, fue padrino D. Francisco Vegas, boticario, natural de Granada, a quien advertí del parentesco espiritual y demás obligaciones que contrajo, para que conste lo firmo, fecha ut supra. Fdo. Daniel Ortega.»

En el Archivo parroquial de Agreda localicé la partida de defunción(20) de Emilio Bécquer, hace cinco años, redactada de la siguiente manera:

«En la Villa de Agreda en veintiuno de Mayo de mil ochocientos setenta y cuatro, a las seis y media de la tarde, murió de Garrotillo(21), Emilio Becquer, de cinco años y medio de edad, hijo legítimo de Gustavo y Casta Esteban, naturales de Noviercas. Su cadáver, pasadas más de veinte y cuatro horas de su fallecimiento, hecho el oficio de sepultura y cantada la Misa de Angelis en esta Parroquia de Ntra. Sra. de los Milagros, fue sepultado en el Campo Santo (de Agreda). De que doy fe.”

A principio de este año me fue facilitada por el Registro Civil de Agreda esta misma partida de defunción, que en lo fundamental coincide con la anterior, pero contiene dos datos que me parecen interesantes, el primero es el domicilio donde residió la familia citados más arriba «su domicilio la calle de Soria número once».

Y el segundo, contiene un error muy llamativo cometido por el Secretario del Juzgado Municipal, Manuel Telesforo Calvo, que pudo conocer y/o participar en las diligencias del juicio celebrado por el asesinato de Mariano Rodriguez Bernardo, el recaudador de contribuciones.

«Que el referido finado era hijo legítimo de Don Gustavo Adolfo Becquer, natural de Sevilla, recaudador de contribuciones [¡!], difunto, y de Da. Casta Esteban Navarro, viuda y domiciliada en esta Villa y residente en la de Madrid»

Datos biográficos de Francisco Esteban Ayllón

Nació en Pozalmuro (Soria) el 24 de agosto de 1809, contrajo matrimonio en Pozalmuro el 8 de Enero de 1834 con Da. Antonia Navarro Gonzalo. Para conocer su trayectoria profesional he examinado numerosos documentos localizados en diferentes Archivos; se pueden distinguir dos etapas, la primera como médico titular, desde el año 1835 a 1862, en San Felices, Torrubia, Yanguas y Madrid, y la segunda, hasta su muerte en Noviercas.

El periodo de su vida que he podido datar con mayor seguridad es el de su estancia en la Villa de Yanguas, gracias a que, en las partidas de bautismo, el Párroco hace constar el nombre de quien está presente en el parto, unas veces es Manuela Blázquez, partera, y en la mayoría consta la presencia de D. Francisco Esteban.

La primera es en la de Felicia Fernández Vicioso, fechada el 22 de febrero de 1843, el párroco de las Iglesias unidas de Santa María y San Lorenzo expone:

«Bauticé solemnemente a una niña, que por declaración de D. Francisco Esteban, cirujano, que se halló en el parto, consta haber nacido el día tres de dicho mes a las cuatro de la tarde…»

Y la última es en la de Indalecio Fernández Martínez, el día 1 de Mayo de 1855, «según declaración de D. Francisco Esteban, cirujano que se halló en el parto»

El nombre del médico que sucedió a D. Francisco aparece en una partida del día 2 de Julio de 1855, es D. Cristóbal Martínez, «cirujano que se halló en el par…»

D. Francisco y Da. Antonia y sus hijos Higinio, Bonifacio, Casta y Mauricio, vivieron aproximadamente doce años en Yanguas (Soria). Casta llega con año y medio y se traslada a vivir a Madrid con toda la familia a punto de cumplir catorce años. Por tanto, el periodo en que pudo ejercer la medicina en Madrid iría desde el 1 de Mayo de 1855 hasta comienzos del año 1862.

¿Ejerció la profesión médica en Noviercas?

No está claro si el motivo de su regreso a Noviercas fue ocupar la plaza de médico-cirujano(22) que se halla vacante.

En una escritura de otorgamiento de poder de fecha 21/11/1862 indica como profesión, cirujano, sin que de ello se pueda deducir que la ocupara. No firma la citada escritura «por su imposibilidad para hacerlo», algún problema físico debía padecer, se ha llegado a especular que tenía algún problema de la vista.

Las únicas actas del Ayuntamiento de Noviercas existentes entre los años 1859 a 1872, son las de 1864 donde el día 09/01/1864 se trata el siguiente asunto,

«Que D. Francisco Esteban, cirujano de esta Villa, había emplazado a juicio de conciliación al Ayuntamiento en demanda de que se le pagase el resto de su salario perteneciente al mes de enero del año anterior que había asistido al vecindario, que el Ayuntamiento se negó a satisfacer fundamentada en que la entrada la hizo en tres de febrero.

Y que habiendo tenido lugar la comparecencia a la que asistieron todos los concejales en la que encuentran el negocio bastante complicado y que de seguir un litigio con el expresado D. Francisco habían de seguir […] gastos y disgustos que […]en el caso de evitar […J con el D. Francisco a reintegrarle[…] la mitad de medias de trigo que se le estaban adeudando y cien rs [reales] por resto de la asignación de familias pobres que también se le adeudaba correspondientes a dicho mes de enero y porque tuviese efecto esta conciliación acordaban por unanimidad que se lleve a efecto en la forma convenida».

El Ayuntamiento se vuelve a reunir el día 31/01/1864,

«La Junta se enteró detenidamente de los solicitantes, y se trató y discutió sobre la elección, y por unanimidad convinieron y acordaron en elegir y eligieron, por médico cirujano titular de esta Villa, a D. Francisco Sanz, que lo es en la actualidad de Casarejos, bajo las dotaciones acordadas y comunicadas, y por farmacéutico titular en esta Villa a D. Blas Rubio y Solís, bajo la dotación convenida y anunciada en el Boletín Oficial, que lo es en la actualidad de Herreros, debiendo participar a dichos facultativos esta elección con el fin de que a la posible brevedad otorgan la […] contrato».

Un anuncio en el BOP(23) nos informa que el titular es D.

Casa de la antigua calle Cerrillo (actual plaza Moreno Navarrete, 5)

Francisco Sanz, de nuevo se publica en el mismo medio en 1873 que han terminado contrato(24) el médico-cirujano y el farmacéutico de la Villa de Noviercas.

La conclusión es que sí ejerció la medicina, pero no a partir del año 1864. Pudo haberlo ejercido de manera privada mas no por cuenta del Ayuntamiento de Noviercas que era quién tenía la facultad de contratar el médico «para las familias pobres».

Actividades económicas

Desarrolló una intensa actividad económica como lo demuestra el hecho de las numerosas escrituras(25) existentes en el protocolo notarial de D. Cipriano(26) Paúl Hernández, principalmente compra/venta fincas rústicas y urbanas, concede préstamos, con hipoteca o sin ella, al 10% o sin interés, a numerosos vecinos de Noviercas, constando en la mayoría de ellas en su profesión: «propietario y lo vecino de Noviercas, domiciliado en la calle Cerrillo, número cinco»

La primera escritura que sirve para documentar su presencia en Noviercas, es una escritura de compra(27)fechada el 4 de Febrero de 1862, ante el Notario de Noviercas, D. Cipriano Paúl Hernández, en la que adquiere una heredad denominada «La Cerrada de los Calvos», no la firma al final, como es preceptivo, junto a la del Notario y la de los testigos, por el motivo indicado anteriormente.

En otra escritura de 21 de Noviembre de 1862, D. Francisco Esteban Ayllón, de esta vecindad y domicilio, cirujano… otorga poder(28)a D. Alejandro Ledesma, agente de negocios en Madrid,

Casa propiedad de Francisco Esteban en la calle del Moral n°8, de Noviercas. Arriba, estado de la casa original. Abajo, una vez restaurada.

“para que gestione en la testamentaría del Señor Conde de Aguilar, sobre un debito que tiene a su favor”.

En los días 3 y 12 de Septiembre de 1862(29), adquiere a Eusebio Remón Tellechea, zapatero, y Ciriaca Pérez, dos propiedades que conforman la casa de la calle del Moral, el número ocho.

El 1 de septiembre de 1874 ya ha regresado a Noviercas después de haber estado en Ágreda parte de los años 1873 y 1874, como se acredita por la escritura de disolución de condominio en la que D. Francisco Esteban, D. Agustín Pérez y D. Bernardo Garcés Borque, propietarios de un monte denominado El Carrascal(30), monte que les pertenece por compra que tienen hecha a la Nación (Bienes Nacionales/Desamortización) en escritura pública otorgada en Soria en 08/05/1867 ante D. Manuel María Abad, y propietarios de otro baldío denominado La Escalada (47 Has.), dividiendo dicha propiedad en tres partes. El 16 de Febrero de 1876, pocos días antes de morir, firma dos escrituras, la primera(31) es el otorgamiento de su testamento juntamente con su esposa, copio tres claúsulas:

«Declaramos hallarnos casados en primeras nupcias, y que al matrimonio nada aporté yo el Don Francisco, y por la Doña Antonia aportó veintidós mil reales».

«Declaramos que de nuestro matrimonio tenemos dos hijos, don Iginio y Doña Casta Esteban Navarro que, al contraer matrimonio, nada ha recibido el Don Iginio, y algo la Doña Casta, aunque no hay documento justificativo».

«Usando de la facultad que las leyes nos conceden, mejoramos en el quinto y tercio de nuestros bienes a nuestro hijo Iginio Esteban Navarro; pero le imponemos la obligación de que cuando lleguen a la mayor edad(32) nuestros nietos Gustabo y Jorge Becquer Esteban, íes entregue el importe de la mitad de dicho quinto y tercio, o sea una cuarta parte a cada uno de los dichos dos nietos…»

La segunda escritura(33) es un poder a favor de D. Mateo Villares, de Madrid, que demuestra que siguió manteniendo intereses económicos que requerían de un administrador para

«Administrador bienes, cobrar préstamos y créditos, comprar y vender bienes raíces, granos y ganados, dar préstamos, etc.»

Partida de defunción de D. Francisco Esteban Ayllón(34)

A las once de la mañana del día 18 de Marzo de 1876 comparece ante D. Cipriano García (Juez Municipal) y D. Mateo Ibañez (Secretario), Blas Pérez, de veintiún años, natural de la Gabia La Grande (Granada), labrador del campo, domiciliado en la Calle Cerrillo n° 5, para comunicar su muerte a causa de “tisis pulmonar tuberculosa”. De la coincidencia del domicilio con el de D. Francisco cabe concluir que Blas es su empleado.

Destaco el párrafo siguiente del Juez Municipal por la información que aporta «en virtud de las noticias que se han podido adquirir»: «… el infrascrito finado estaba casado en el momento del fallecimiento con Da. Antonia Navarro, natural de esta Villa, mujer de edad, dedicada a las ocupaciones propias de su sexo y domiciliada en la casa conyugal, habiendo tenido de este matrimonio ocho hijos, llamados Florentina, Higinio, Bonifacio, Ángel, Casta, Mauricio, Ricardo y Maximino, habiendo fallecido Florentina, Angel, Mauricio, Ricardo, Maximino y del Bonifacio se ignora su paradero, no se sabe si vive o ha muerto, viviendo los dos restantes, Higinio y Casta, casados [¡!], y viven aparte de su madre.»

Los hermanos Esteban Navarro

Gracias a los datos de la partida de defunción(35)(36)anterior he podido conocer los nombres de algunos hijos del matrimonio, desconocidos hasta la fecha, iniciando a continuación una investigación en los libros parroquiales de los lugares donde ejerció la medicina D. Francisco Esteban Ayllón.

Puerta de la Iglesia de San Justo y Pastor, de Noviercas.

Florentina(36), primera hija del matrimonio de la que tenía noticia desde el año 2005, nació en San Felices (Soria) el 12 de Enero de 1835.

Higinio(37), el primer hijo, nació en Torrubia, Obispado de Osma, provincia de Soria, el día 9 de Enero de 1837.

Conocida su profesión de militar, remití una solicitud al Archivo General Militar de Segovia, de donde previo pago de una tasa, recibí su expediente militar donde consta su hoja de servicios y documentación relacionada con su matrimonio.

Se incorpora por sorteo como soldado en la Caja de Quintos de Soria el 25/08/1858, obtiene varios ascensos sucesivamente, por elección, antigüedad o examen hasta alcanzar el grado de Oficial de 2a el 12/03/1862, marchando a Cuba, a donde irá tres veces.

Permanecerá en Cuba, en un primer periodo, entre 1862 y 1870 y tal como indica la hoja «Cuerpos y situaciones a la que ha pertenecido desde su entrada en el servicio» 8 años, 1 mes y 21 días, desempeñando el cargo de Comisario de Guerra de Baracoa y Holguín; nuevamente otras dos veces, una en 1872 y la última en 1889 y 1890.

Contrae matrimonio con Doña Columna Reyes Ochoa, en Holguín (Cuba) el 10/09/1863 sin haber solicitado previamente permiso, como establecen las ordenanzas, es procesado y debe solicitar un indulto a la Reina Isabel II.

Su vida militar finaliza el 17/10/1893 después de haber permanecido en el ejército 34 años, 3 meses y 6 días, habiendo prestado sus servicios, siempre relacionados con la Intendencia, en Cataluña, Málaga, Ejército del Norte, Granada, Valencia, Castilla La Nueva, Aragón, Extremadura, Burgos, Castilla La Vieja y, como hemos comentado anteriormente, en Cuba.

Su muerte es comunicada al Ministro de Guerra mediante un telegrama remitido a la Capitanía General de Madrid el 12/01/1896 cuyo texto es “Madrugada de ayer ha fallecido en esta Corte, el Subintendente Militar-Jefe de la Comisión Liquidadora de Cuba en Aranjuez D. Higinio Esteban Navarro.

Ángel(38), nació en Torrubia, Obispado de Osma, provincia de Soria, el día 3 de Marzo de 1839, falleciendo(39) el día 8 de Abril, a la edad de un mes y cinco días.

Bonifacio(40) nació en Torrubia, Obispado de Osma, provincia de Soria, el día 14 de Mayo de 1841. En el testamento de su padre dice «del Bonifacio se ignora su paradero, no se sabe si vive o ha muerto», queda claro que por este párrafo hacía tiempo que la familia no sabía nada de él. Se ha venido escribiendo sobre su oficio de marino, por tal el motivo me dirigí al Archivo(41) General de la Marina Española solicitando información, la respuesta fue que no les constaba ningún dato. En una escritura de permuta(42) del día 23/08/1880, consta su profesión de labrador, cambia una casa en la calle del Moral n° 3, de Noviercas, que heredó de su padre. El 25/12/1897 es detenido por la Guardia Civil de Gómara el vecino del pueblo de Torrubia, como autor, junto con otros dos individuos, del robo(43) cometido contra D. Saturio Navarro, farmacéutico de la Villa de Borobia. A consecuencia de los malos tratos infligidos muere Cirilo Navarro Gonzalo, padre del farmacéutico y tío de Bonifacio, que es puesto a disposición del Juez de 1a Instancia de Agreda.

Casa de la calle del Moral n°3, que Bonifacio heredó de su padre.

Mauricio(44), nació en la Villa de Yanguas (Soria), el 22 de Septiembre de 1849, fue su confirmado en Yanguas el 1° de Agosto de 1851.

Ricardo y Máximo no han sido localizados en los libros de bautismo de las dos Parroquias existentes en Yanguas, lo lógico es que hubiera nacido en Yanguas, entre Casta (1841) y Mauricio (1849). Parece poco probable que nacieran en Madrid.

No he encontrado datos que me hayan permitido saber dónde y cuándo fallecieron Florentina, Mauricio, Ricardo y Máximo Esteban Navarro. Unos días después de que la familia abandonase la Villa de Yanguas, presumiblemente con destino a Madrid, en el libro de defunciones(45) entre el 23 de agosto y 21 de septiembre de 1855, hay 25 actas de fallecidos debido a una epidemia de cólera morbo. Otra línea de investigación pendiente para conocer qué ocurrió a Florentina, Mauricio, Ricardo y Máximo, sería investigar si pudieron fallecer en Madrid a consecuencia de la mencionada epidemia.

Vista parcial de Yanguas, última residencia antes de viajar a Madrid.

Datos biográficos de Antonia Navarro Gonzalo

Nació en Noviercas el día 4 de Enero de 1814. Las demás circunstancias familiares las conocemos por los datos de los apartados anteriores, hay un párrafo interesante en el testamento de su marido «firman [los testigos] con el otorgante, que sabe, haciéndolo uno a ruego de la otorgante que no sabe», esto no es cierto, todas las operaciones en las que intervendrá desde la fecha de fallecimiento de su primer marido llevan su firma.

A partir del día 10 de Abril de 1877, después de haber entrado en posesión de su herencia, realiza operaciones similares a las efectuadas en vida por su marido; comienza con la venta(46) de dos fincas llamadas Monte del Costazo de la Mata y otra, Monte de las Coronillas, en total son de una superficie aproximada de 152 hectáreas, a Evaristo Ledesma Casado, Pablo Celorrio Ayllón y Bernardo Celorrio Ayllón por importe de 5.250 pesetas.

Seguidamente, entre los días que van del 13 al 24 de Abril de 1877, realiza cuatro operaciones de préstamo(47) al 10 % de interés, por un importe similar al total obtenido en la venta anterior.

El día 29 de Noviembre de 1880 comparecen ante el notario D. Raimundo Gil, de una parte D. Bonifacio Esteban Navarro, empadronado en Torrubia, asegurando que tiene un poder(48) de su hermano D. Higinio Esteban Navarro, de estado casado, Subteniente Militar, Comisario de Guerra de 2a clase, residente en la Villa de Madrid, calle de las Fuentes, número quince, piso tercero derecha, y de la otra parte Da Antonia Navarro Gonzalo, viuda, de profesión propietaria, con las siguientes facultades:

«Para que proceda a la venta de los bienes que le correspondieron de la hijuela de su padre D. Francisco Esteban y, Para que administre, rija y gobierne los bienes de sus sobrinos, hijos de Don Gustavo Adolfo Becquer de Dios que afirma ser tutor el otorgante»

Por tanto, haciendo uso de los poderes que le confiere dicho poder, vende a Da. Antonia Navarro Gonzalo las 47 fincas que le correspondieron por herencia de su difunto padre, por el importe de 1.250 pesetas.

Por medio de la escritura(49) titulada «Dación y recibo de dote, que otorgan Da. Antonia Navarro Gonzalo y D. Manuel Zoya Marín vecinos de Noviercas y el de Gómara» del 22 de Agosto de 1881, podemos hacernos una idea de cuáles fueron los bienes que le correspondieron en la herencia a la muerte de D. Francisco, documento que no he podido localizar. Primero recibe los veintidós mil reales aportados al matrimonio:

«en virtud de adjudicación en pago de sus aportaciones al matrimonio con su difunto esposo D. Francisco Esteban Ayllón, y de su mitad de gananciales habidos durante la sociedad conyugal”

He aquí un resumen de los bienes y/o derechos que se mencionan:

Bienes raíces

a) Una casa en la Villa de Noviercas en la Plaza del Cerrillo
b) Un corral con su pajar a espaldas de la casa anterior
c) 98 fincas en Noviercas
d) 2 fincas en Pinilla del Campo
e) 1 huerta en Pozalmuro, en el pago de Las Hondonadas, la mitad de esta propiedad es de su hijo Higinio: «cerrada de pared de manipostería, con su casilla, que se compone de planta baja, donde tiene un colmenar, principal y buhardilla, y una noria»

Bienes semovientes y muebles:

a) Se describen 82 bienes (131-213)
b) 32 bienes (214-244), que correspondieron de la hijuela de su hijo Higinio, entre ellos, dos cuadros al óleo, un retrato de D. Francisco y otro el de Da. Antonia, un revolver de seis tiros, una flauta, todos sus libros de latín y filosofía.
c) Ropa de Da Antonia (245-274)
d) Alhajas(50) de Da. Antonia (275-282)
I. Un anillo de oro y brillantes que usó su difunto marido.
II. Otro anillo de oro rodeado de brillantes y una esmeralda.
III. Un aderezo de oro esmaltado con un rubí.
IV. Un reloj de oro con brillantes.
V. Unos gemelos de oro con rubíes.
VI. Un bastón con manillero de oro y junquera de plata.
VII. Esfera. Un reloj de oro
VIII. Unos pendientes de oro y coral
IX. Otros pendientes de oro.

Créditos a favor de Da. Antonia Navarro Gonzalo que deben los sujetos siguientes

a) 121 préstamos (283-394) a diferentes vecinos de los pueblos de Noviercas, Pinilla del Campo, Buberos, Pozalmuro, Jaray, Torrubia, Hinojosa del Campo y Tordesalas, dichos prestamos se conceden entre finales del año 1876 hasta finales de 1880.
b) Deudas (394-397) por granos, trigo puro y común, yeros.
c) Rentas de trigo puro (398) que tiene que cobrar, según arriendo pagaran en la recolección.
d) Pastos (399), renta que le deben los ganaderos de Noviercas por las yerbas de pastos tiesos.
e) Trigo (400) que tiene en el granero.
f) Dinero (401) y metálico, 1.250 pesetas
g) Granos y semillas (402), 174 pesetas que importa el trigo y otros granos y semillas que se han recogido de los frutos sembrados y recolectados en el presente mes de Agosto, deducidos gastos.
Importa el total valor de los bienes raíces, semovientesmuebles, alhajas, ropas, créditos, dinero, granos y semillas… la suma de 53.224,58 pesetas.

Hay una cláusula de salvaguarda por la que D. Manuel Zoya se compromete a «restituir por sí mismo o por sus herederos, a dicha su esposa o a los suyos, en el plazo de un año, todos los bienes aportados …en caso de disolución del matrimonio».

Ese mismo día, 22 de Agosto de 1881, Da. Antonia y D. Manuel Zoya Marín, firman una segunda escritura, en la que manifiestan:

“Que el día uno de Junio del corriente año, contrajeron matrimonio canónico, … en la Parroquial de San Justo y Pastor, de esta Villa de Noviercas. V habiendo convenido previamente, que efectuado que fuera el matrimonio, había la Da. Antonia formalizar a favor de su esposo, el D. Manuel Zoya, el correspondiente resguardo que acreditase los bienes y efectos que este aporta al dicho matrimonio, se ha personado en el pueblo de Gómara, asociada [acompañada] de su hermano D. Cirilo Navarro y de su hijo Higinio Esteban Navarro, y de acuerdo con su nominado esposo ha reconocido los bienes, créditos y derechos pertenecientes a este, formando y firmado el documento probado que me exhiben para la inserción es esta escritura.

A continuación, se enumeran los bienes raíces que posee D. Manuel en los términos de Pozalmuro, Tajahuerce, Almenar, Abión, Castejón, Gómara, Castilfrio, además de censos, semovientes, muebles y granos, todo ello es valorado en 28.933 pesetas.

Da. Antonia da conformidad a la presente aportación, estando presente, en calidad de testigo, su hijo D. Higinio Esteban Navarro, Subteniente Graduado – Comisario de Guerra, y su hermano D. Cirilo Navarro Gonzalo, dicho inventario había sido realizado en la Villa de Gómara el día primero de Agosto de 1881 por el perito contador D. Felipe Gallardo.

Estudio grafológico de Da. Antonia Navarro

Realizado por D. Juan José Jiménez Praderas, para ello le facilité la fotografía de su firma en tres documentos notariales. Este es su informe:

«Fuerte demanda afectiva, que le producía insatisfacción y frustración personal, cuando no conseguía el cariño y atención que necesitaba.

Su autoestima era muy alta, confiaba en su vitalidad y fuerte energía para lograr lo que deseaba, y le gustaba comunicarse con los demás y hacía que sus ideas fueran las que prevalecieran.

Imponía sus deseos, quería todo de inmediato, no le gustaba nada esperar.

ES.42173.AHP2395-2596 (PIN 42, fól. 168v) Capital aportado por Antonia Navarro (1881-08-02)

Le gustaba estar en un primer plano de la vida social y por tanto en la relación con los demás, deseaba que se la viera, no se escondía.

Por tanto, es un carácter muy fuerte que necesita un gran campo de acción.

Era muy espléndida y no le importaba compartir o ayudar materialmente a quien lo necesitaba.

Siempre estaba sometida a una fuerte tensión interior, que en determinados momentos podía salir y manifestarse de manera abrupta. Era plenamente consciente de esta situación que trataba de controlar y dominar con mucho coraje, en el fondo no era una persona neutra, y le condicionaba mucho en su comportamiento la educación recibida, que seguramente fue muy rígida y moralmente exigente.

Con su entorno familiar era muy exigente y le gustaba establecer normas de conducta que había que cumplirá rajatabla».

Acta de Defunción y Testamento

Después de más de tres meses de parón en mis investigaciones, por el motivo de todos conocido, he podido conseguir nuevos documentos, el primero, su acta de defunción, en cual consta que su fallecimiento(51) se produjo a las cinco de la mañana del día 19 de enero de 1908, en su domicilio de la Calle del Carmen n° 3, de Soria, contiene algunos datos interesantes como es que, de su primer matrimonio con D. Francisco Esteban Ayllón «no ha quedado ningún hijo» y «que otorgó testamento».

El siguiente paso ha sido la localización del testamento(52) que nos va a permitir conocer nuevos datos.

La testadora está residiendo en Pozalmuro (Soria) desde antes del día veinte de abril de 1906, fecha en que se la ha extendido su cédula personal de identificación, el Notario se ha desplazado desde Agreda a su domicilio y a sus noventa y cuatro años otorga su testamento, de las cuatro claúsulas, las dos primeras son las habituales, sin ningún interés, van a ser la tercera y cuarta las que nos aporten los datos que nos interesan,

Tercera;

Declara ser natural de Noviercas en esta provincia e hija legítima de Don Saturio Navarro y Doña Florentina Gonzalo, ya difuntos. Que estuvo casada en primeras nupcias con Don Francisco Esteban Ayllón, y entre varios hijos, tuvo los siguientes, Don Higinio, Doña Casta y Don Bonifacio; el primero casó con doña Columna Reyes Ochoa, que aún vive, y de cuya unión existen dos hijas llamadas Dolores y Raquel; la segunda que casó con Don Gustavo Adolfo Becquer, difunto, y de cuyo matrimonio solo existe un hijo llamado Jorge Luis, cuyo paradero se ignora hace diez y seis años, y el tercero que casó con Eleuteria Gaya, de cuya unión tiene tres hijos llamados Policarpo, Primitivo y Florentina, casados y con sucesión el primero y la tercera, y soltero el Primitivo. Que está casada en segundas nupcias con Don Manuel Moya Marín, de cuyo matrimonio no ha habido sucesión.

Cuarta;

En la totalidad de todos sus bienes y derechos y acciones instituye por sus únicos y universales herederos a su marido Don Manuel Moya, y a sus nietos Dolores y Raquel Esteban, Jorge Luis Bécquer y Policarpo, Primitivo y Florentina Esteban en la proporción siguiente. Divide por estirpes los tercios de mejora y legítima estricta entre sus tres ramas de descendientes representando cada uno de ellos a sus tres hijos fallecidos, de tal modo que una parte de esos dos tercios será para Dolores y Raquel, otra, para Jorge Luis; y la otra para Policarpo, Primitivo y Florentina. El tercio de libre disposición se le deja en plena y absoluta propiedad a su marido Don Manuel Zoya Marín. La institución que hace de Jorge Luis tiene el carácter de expectativa y para sólo el caso de que hubiera fallecido y no hubiera dejado sucesión, para lo que se ponderará conforme a las Leyes en caso de ausencia. Entendiéndose que fallecido Jorge Luis antes de morir la testadora y probado este hecho, las leyes de sucesión ab instestato o por testamento, reclama su cumplimiento dicha testadora en beneficio de sus herederos».

Conclusión

Es necesario seguir investigando para conocer nuevos datos, pues con toda seguridad todavía hay noticias inéditas pendientes de ser localizadas en archivos, como puede ser la escritura de adjudicación de la herencia de D. Francisco Esteban Ayllón, que permitiría conocer si Casta Esteban Navarro recibió o no la herencia que le correspondió al fallecimiento de su padre, cuál fue su cuanta, o si su hermano Higinio como administrador, hasta la mayoría de edad de su hijos, le entregó la parte de mejora, tal como se estableció en el testamento de D. Francisco Esteban Ayllón, o si pudo o no disponer de dichos ingresos.

Tampoco se conoce si, ante sus posibles problemas económicos solicitó ayuda a su madre, que gozaba de una muy buena posición económica como ha quedado acreditado por el inventario de los bienes aportados a su segundo matrimonio.

Quiero citar un artículo(53) de Felipe Mínguez en el que se hace un estudio sobre cuáles fueron los ingresos de los que dispuso Casta Esteban, unos provenientes de los derechos hereditarios de la obra de Gustavo Adolfo Bécquer y otros de personas que le socorrieron, donde expone la siguiente tesis «es absurda la leyenda de la miseria de Casta Esteban».

Este tema queda pendiente para futuras investigaciones.

Agradecimientos

  1. José Ignacio Esteban Jauregui, porque al conocer los datos que buscaba en el Archivo Histórico Provincial de Soria, generosamente me facilitó todos los datos que tenía recogidos en sus investigaciones.
  2. María José Omeñaca García, por su ayuda en mis investigaciones para localizar los antiguos propietarios de la casa sita en C/Venerable n° 11, de Agreda, en la que vivió Casta Esteban Navarro, con sus hijos y sus padres, en cuya fachada se debería colocar una placa que recuerde a Emilio Eusebio Becquer Esteban (15/12/1868, Noviercas – 21/05/174, Agreda), lugar donde falleció.
  3. Pedro Millán, alcalde de Novieras, que me facilitó el acceso a los libros del Registro Civil donde figuran los nacimientos, matrimonios y defunciones que he utilizado para este trabajo.
  4. Juan José Jiménez Praderas, grafólogo por la Sociedad Francesa de Grafología con sede en París, Perito Calígrafo por el CSIC de Madrid.
  5. Carles de Escalada, por la sugerencia de buscar en el Registro Civil de Agreda la partida de defunción de Emilio Bécquer Esteban.
  6. A José Gil Santander por su impagable labor en pro de erradicar los datos erróneos que hay en internet referidos a Casta Esteban Navarro, consultar https://barderasdelmoncayo.wordpress.com/

Archivos consultados

  1. ES.42004.AP Archivo Parroquial de Agreda.
  2. Juzgado de Paz de Agreda, en su función de Registro Civil.
  3. ES.42043.AHDOSo Archivo Histórico Diocesano de Osma – Soria
  4. ES.42173.AHP Archivo Histórico Provincial de Soria.
  5. Archivo General de la Marina “Álvaro de Bazán”
  6. Archivo General Militar de Guadalajara.
  7. Archivo General Militar de Segovia.
  8. Registro Civil de Soria.

1-A la calle Cerrillo se le cambió su nombre por el de Plaza Moreno Navarrete (Ricardo Pérez Navarrete, CEDA). Periódico LABOR. Soria Año II. Lunes, 7/10/1935. N°. 87. Noviercas tributa un homenaje a los señores Moreno Navarrete y Ximénez Embún. El Ayuntamiento da su nombre a dos Plazas del pueblo: «A las 5y media de ayer para asistir al homenaje que Noviercas quería rendirles por sus eficaces gestiones en pro de las obras de repoblación forestal, llegaron a dicho pueblo el Diputado a Cortes por la provincia señor Moreno Navarrete y el ingeniero-jefe de Montes Señor Ximenez Embún».

(1) ES.42004.AP Archivo Parroquial de Agreda “Libro de difuntos de la Iglesia de Ntra. Sra. de los Milagros y su filial Sta. Maria de Magaña”. Libro 07/014 (1857-1883) pág. 121

(2) ES.42004.AP Archivo Parroquial de Agreda “Libro Matricula de la Parroquia de Nuestra Señora de los Milagros” Libro n° 08/061 (1863-1878), pág. 213, Registro 351. Este tipo de libros contienen los nombres y domicilios de los parroquianos pertenecientes a una Parroquia.

(3) CARPINTERO, HELIODORO. Becquer de par en par. INSULA – MADRID, 1957. http://dbe.rah. es/biografías/94882/Heliodoro-carpintero-moreno

(4)  José María Martínez Cachero (Oviedo, 30/03/1924 / 30-03-2010) fue un catedrático de literatura en la Universidad de Oviedo, crítico literario español, especialista en literatura del siglo XIX http://www.cervantesvirtuaLcom/porrales/jose_maria_martinez_cachero/su_obra_ bibliografía/

(5)  Se podrán consultar en la página http://www.centroestudiosagreda.es/archivos/index. php/’datos-biograficcos-de-gustavo-adolfo-becquer-1 ;isad los nuevos documentos citados en este artículo.

(6)  ES.42132.AMN Archivo Municipal de Noviercas Registro Civil de Novieras. Libro n° 1 de Matrimonios (1871-1883), págs. 66vto.-68

(7)  Aquí parece existir una contradicción en el domicilio del esposo, está nombrando el domicilio conyugal donde vivían desde que el día 22-05-1872 en que habían celebrado el matrimonio religioso, “para el que obtuvo al efecto la correspondiente licencia de Tribunal Eclesiástico” (entiendo que se refiere al Obispado de Osma-Soria que habría instruido el correspondiente expediente matrimonial al ser el marido de otra Diócesis). ES.42043 Archivo Diocesano Osma-Soria. Libro 8o Matrimonios Polio 76 vto. (1852-1898). Parroquia de San Justo y Pastor de Noviercas.

(8)  ES.42132.AMN Archivo Municipal de Noviercas Registro Civil de Noviercas. Libro n° 1 de Defunciones (1870-1883). págs. 118v-119v. Acta n° 10.

(9)  ES.42043.AHDSo Archivo Histórico Diocesano de Osma -Soria. Libro Bautizados de Parroquia de San Justo y Pastor de Noviercas. Libro 8o, fól.055v. Año 1835.

(10)   ES.42O43.AHDOSo Archivo Histórico Diocesano de Osma-Soria Libro de Defunciones n° 9 de la Parroquia de San Justo y Pastor de Noviercas. Folio 186 (1852-1875)

(11)  ES.422173.AHP Archivo Histórico Provincia de Soria. Signatura 19259 Libros Registros de causas. Año 1873.

(12)   Hilarión Borobia Jodra, nace en Noviercas el 23-10-1841, se casa con Robustiana Torraba García, natural de Molinos de Duero (Soria) el 28/11/1863, hijos de este matrimonio son Teresa (1864-1868). Demetrio (¿¿1867-??), Julia (1870-??), Pedro (1872-??) e Hilaria (1874-1877), esta nació después de la muerte de su padre, falleció en casa de Casimiro, hermano del padre, otro hermano fue Donato Borobia Jodra (1847-1918), médico de Agreda, casado con Luisa Calvo Tudeta. Falleció el 8/02/1874, siendo uno de los tres ladrones ajusticiados por los vecinos de Beratón.

(13)   OMAÑECA HERNANDEZ, Ma. Reyes. El Robo de Beratón. Revista del Centro de Estudios de la Tierra de Ágreda y el Moncayo Soriano. Junio de 2020

(14)  ES.42004.AM Signatura 399. Archivo Municipal de Agreda Libro de Actas [1867-01 -01 # 24-12-1874).

(15)   ES.42173.AHP 2394-3924 (P.N. 16, fóls. 273-274v, F-1873-04-03) Poder a Eugenio Ruiz Lobera.

(16)   ES.42173.AHP 2394-3924 (P.N. 03, fóls. 381-384, F-1874-02-08) Cobro de la venta de una finca.

(17) ES.42004.AP 08/061. Archivo Parroquial de Agreda. Libro Matricula de la Parroquia de Nuestra Señora de los Milagros (1863-1878). Padrón año 1874. Registro n° 351. La letra C a la izquierda del nombre = CONFESÓ, la C de la derecha = COMULGÓ

(18)   Informe realizado por D. Juan José Jiménez Praderas.

(19)   ES.42043.AHDSo Archivo Histórico Diocesano de Osma -Soria. Libro Bautizados de Parroquia de San Justo y Pastor de Noviercas. Libro 9o. págs. 230v-231

(20)  ES.42004.AP Archivo Parroquial de Agreda. Libro de difuntos de la Iglesia de Ntra. Sra. de los Milagros (1857-1883). págs. 121. F/1874-05-21.

(21)  GARROTILLO. Difteria grave u otra forma de angina maligna en algunos puntos del aparato respiratorio que solía ocasionar la muerte por asfixia. https://www.google.com/search?q=Garrotillo&oq=Garrotillo&aqs=chrome..69i57j69i59.5388j0jS&sourceid=chrome&ie=UTF-8

(22)  Anuncio en el Boletín Oficial de la Provincia de Soria n° 23 del 22/02/1861. “Se halla vacante el partido de Médico-Cirujano de la Villa de Noviercas y sus dos anejos, Hinojosa y Pinilla de Campo, su dotación consiste en 1.500 reales Noviercas, 370 Hinojosa y 240 Pinilla pagados de los fondos municipales…” https://prensahistorica. mcu.es/es/consulta/busqueda.do

(23)    Anuncio en el Boletín Oficial de la Provincia de Soria n° 145 del 01/12/1871.

 

 

 

(24)   Anuncio en el Boletín Oficial de la Provincia de Soria n° 151, del 17/12/1873.

 

 

 

(25)  Ver anexo n° 2

(26)  D. Cipriano Paúl Hernández, fue notario de Noviercas desde el año 1846 hasta el día de su muerte ocurrida en Noviercas el día 10/12/1874.

(27)    ES.42173.AHP Archivo Histórico Provincial de Soria Signatura 2391 (P.N. 10, fóls. 029-030, F-1862-02-04) Compra cerrada de Los Calvos.

(28)   ES.42173.AHP Archivo Histórico Provincial de Soria Signatura 2391 (P.N. 104, fóls. 243-244v, F-1862-11-21) Poder a Alejando Ledesma.

(29)   ES.42173.AHP Archivo Histórico Provincial de Soria Signatura 2391 (P.N. 64, fóls. 159-160v, F-1862-09-03) y ES.42173.AHP 2391 (PN 69, fóls. 169-170, F-1862-09-12) Dos escrituras de compra media casa Moral 8

(30)  ES.42173.AHP Archivo Histórico Provincial de Soria Signatura 2394-3924 (P.N. 15, fóls. 411-414 ,F-1874-09-01) Disolución condominio Carrascal

(31)   ES.42173.AHP Archivo Histórico Provincial de Soria Signatura 23995 (P.N. 19, fóls. 083-85, F-1876-02-16) Testamento de D. Francisco Esseban Navarro

(32) MÉNGUEZ RODRIGUEZ, F. “La propiedad literaria de las obras de Gustavo Adolfo Becquer”. Revista de Literatura, 2010, enero-junio, vol. LXXII, n° 43, págs. 119-136, ISSN: 0034-849X, Nota n° 8. “En la época no se alcanzaba la mayoría de edad hasta cumplidos los veinticinco años, teniendo el padre, o en su defecto la madre, potestad sobre sus hijos legítimos no emancipados. Artículos 205 y 206 del Código Civil entonces vigente.” Por tanto, Gustavo alcanzaría la mayoría de edad en el año 1887 y Jorge en 1890.

(33)  ES.42173.AHP Archivo Histórico Provincial de Soria Signatura 23995 (P.N. 20, fóls. 087-88v, F-1876-02-16) Poder a favor de Mateo Villares.

(34)   ES.42132.AMN Archivo Municipal de Noviercas Registro Civil de Noviercas Libro Io Defunciones 260-260v

(35) ES.42132.AMN Archivo Municipal de Noviercas Registro Civil de Noviercas Libro Io Defunciones (1870-1883), Págs. 260-260v. de D. Francisco Esteban Navarro.

(36) ES.42004.Ap Archivo parroquial de Agreda Libro n° 403/04 San Ibices. Libro de Bautizados (1741-1848). pág. 167

(37) ES.42032.AHDOSo Archivo Histórico Diocesano de Osma -Soria Libro n° 467/1 Torrubia. Libro 2o de Bautizados (1771-1852). Pág. 145v

(38) ES.42032.AHDOSo Archivo Histórico Diocesano de Osma -Soria Libro n° 467/15 Torrubia. Libro 3o Casados y Difuntos, Pág. 70 (1780-1852)

(39) ES.42032.AHDOSo Archivo Histórico Diocesano de Osma -Soria Libro n° 467/1 Torrubia. Libro 2o de Bautizados (1771-1852). Pág. 155

(40) El Archivo General de la Marina Española «Don Alvaro de Bazán», tiene su sede en el Palacio del Marqués de Santa Cruz, en la localidad de Viso del Marqués (Ciudad Real) España, https://patrimoniocultural.defensa.gob.es/es/centros/archivo-marina-alvaro-bazan/portada

(41) ES.42173.AHP Archivo Histórico Provincial de Soria. Signatura 2395 (P. N. n° 40, fóls. 151 -154v, F/1880-08-23)

(42) El Avisador Numantino. Revista semanal. Época 2a, año XIX, Número 1677 [S.l.: s.n.], 30/12/1897

(43) ES.42032.AHDOSo Archivo Histórico Diocesano de Osma -Soria Libro n° 543/23 Yanguas. Libro 5° Parroquia Santa María y San Lorenzo. Pág. 48

(44) ES.42032.AHDOSo Archivo Histórico Diocesano de Osma -Soria Libro n° 543/27 Libro de defunciones de Yanguas. Iglesia de Santa María y San Lorenzo.

(45) ES.42032.AHDOSo Archivo Histórico Diocesano de Osma -Soria Libro n° 543/27 Libro de defunciones de Yanguas. Iglesia de Santa María y San Lorenzo.

(46) ES.42173.AHP Archivo Histórico Provincial de Soria. Signatura 2394 (P.N. 02, Págs. 007-010, F/1877-04-10). Venta de bienes raíces.

(47) ES.42173.AHP Archivo Histórico Provincial de Soria. Signatura 2394-3294A (P.N. 03, Págs. 011-017, F/1877-04-13). Préstamo a Lucas García Pérez por importe de 1.0000,00 pesetas
ES.42173.AHP Archivo Histórico Provincial de Soria Signatura. 2394-3294A (P.N. 04, Págs. 019-024, F/1877-04-15). Préstamo a Clemente Bellosillo Diez, por importe de 362,00 pesetas
ES.42173.AHP Archivo Histórico Provincial de Soria. Signatura 2394-3924A (P.N. 05, Págs. 029-037, F/1877-04-18). Préstamo a Juan Calonge Ledesma, Salvador Millán Blasco, Andrés Calonge Millán, por un importe de 1.950,00 pesetas.
ES.42173.AHP Archivo Histórico Provincial de Soria. Signatura 2394-3924A (P.N. 10, Págs. 045-047, F-1877-04-22). Julián Domínguez Ortega, por importe de 1.691,25, este sin interés.

(48) Poder otorgado en Madrid el día 28/08/1880, ante Don José Guerrero Bea, Notario del Ilustre Colegio de la Capital

(49) ES.42173.AHP 2395-3926 (P.N. 41, Pág. 162 vta., F-1881 -08-22) Escritura dotal de Antonia Navarro. Advierte que las joyas pertenecen a su hijo D. Higinio Esteban Navarro, por haberlas donado o regalado a su padre D. Francisco, y a su madre, la Da. Antonia, según manifestación de esta para su uso vitaliciamente, en cuyo sentido las está poseyendo.

(50) ES.42173.AHP Archivo Histórico Provincial de Soria Signatura 2395-3926 (P.N. 41, Págs. 125-164v,F-1881-08-22) Escritura dotal de Antonia Navarro y Manuel Zoya

(51) Registro Civil de Soria, quiero dejar constancia de mi agradecimiento a Rosa García Jiménez, por la rapidez y amabilidad en el envío del Acta de Defunción.

(52) ES.42173.AHP 48424 pp. 40-42v (P.N. 13. F-1907-03-05) Protocolo Notarial de D. Manuel García Vélez, Notario de Agreda

(53) MÉNGUEZ RODRIGUEZ, Felipe. “La propiedad literaria de las obras de Gustavo Adolfo Bécquer”. Revista de Literatura, 2010, enero-junio, vol. LXXII, n° 143, págs.
119-136- ISSN: 0034-849X. Ver la nota 17 “es absurda la leyenda de la miseria de Casta Esteban”, conclusión con la que estoy de acuerdo.

Nos ha dejado Félix Vellosillo

Nos entristece comunicaros que ayer lunes 24 de agosto falleció nuestro vecino y amigo Félix Vellosillo Lozano, el entierro será mañana 26 de agosto en la parroquia de San Miguel Arcángel de Torrubia de Soria a las 11 de la mañana.

Querido Félix, también me comunican que nos has dejado. Te recuerdo mucho de nuestros años de niñez ya que eras solamente un año mayor que yo y además éramos vecinos. Eran vivencias entrañables y algunas un poco violentas. Todavía te estoy viendo en la escuela en el corro alrededor de la estufa con el maestro y en un momento dado ante una pregunta que no contestaste, el maestro te puso del atizador de la estufa que estaba el rojo, debajo de la barbilla. Fue muy doloroso para mí y para todos tus compañeros de clase (Florián, Delfín, Nicolás Rubio y yo…) Excuso decir lo que tú sentiste y sufristes. También recuerdo todas las andanzas infantiles, los primeros cigarrillos, los enormes partidos de pelota en el frontón de nuestro trinquete de la derecha, las partidas de guiñote y de siete y media, con las apuestas de perra gorda, cogiendo nidos en el monte, robando huevos para el carnaval y muchas más cosas típicas de la juventud.
Personalmente y como miembro de la Asociación Barderas del Moncayo transmitimos a tus hermanos Santos y Nicolás, a tu cuñada Mari, a tus sobrinos Miriam y Víctor y al resto de familia Vellosillo Lozano nuestro profundo sentimiento, sabemos que Félix era bueno y que hoy estará junto a sus padres y hermano Silvano en el cielo. Descansa en paz.
Avelino Gaya

Loteria de Navidad del 2020

Desde la Junta Directiva de la Asociación queremos comunicaros que ya está a vuestra disposición las participaciones de la Lotería de Navidad del 2020. Animaros, y si estáis interesados en hacer una reserva o adquirir participaciones, no dudéis en poneros en contacto con algún miembro de la Junta Directiva por teléfono o WhatsApp al 622 33 15 89

 También os queremos comunicar, que este año debido a las circunstancias especiales en que nos encontramos, la Junta Directiva quiere obsequiar a los socios, en activo y al corriente de pago de la cuota, con dos papeletas de lotería.