JOSE MARÍA PALACIO GIRÓN (V)

El soriano que vino de Huesca, lucho y peleó con los medios a su alcance por Soria, estuvo en muchas de las organizaciones que suponían o podía suponer un avance para la Provincia, fue un hombre que sus artículos se publicaron en 58 revistas y periódicos nacionales y extranjeros, sus artículos defendían que hubiese inversiones para Soria para no perder el futuro.

Algunos artículos, que ya tendremos ocasión de leer claman por esa justicia y la desarrolla con esa pluma tan fértil y clara.

Fue como funcionario de Montes como llegó a Soria y ya vino con cierta fama de escritor columnista del periódico “El Heraldo de Aragón como nos lo recuerda el periódico ” Noticiero de Soria“, y pronto empezó a colaborar con la prensa local, su llegada avisada le día 25/12 y en el periódico del día 28/12 ya publican un artículo escrito por el día 26 cuyo título es muy significativo “Impresiones a la ligera” donde narra su llegada a Soria y ya siguió escribiendo y nombrándole corresponsal de prensa de ciudades como Madrid o Barcelona; nos sorprende la noticia de que ha sido repuesto como funcionario  de Montes, desconocíamos que antes lo hubiera dejado o hubieran retirado del servicio, (espero aclararlo cundo reciba la documentación solicitada), pero esta situación se le repite cuando lo cesan de profesor en la Normal en 1918 el director para colocar a un amigo, el revuelo fue muy grande y ya volveremos para contarlo pero lo repusieron en dos días.

Leamos este escrito publicado en su periódico donde era creador y director.

 

Esperanza primero, hambre después.

       La elegía de los campos

Sobre estos campos de Soria hoscos y graves, sencillos y bravos a un tiempo mismo, y más que nada pobres y de una rusticidad poética, ha caído de nuevo la desdicha de perder los frutos que hombres trabajadores, honrados y buenos, amasaron con el sudor y con la sangre en el yunque del terruño durante dos años muy largos porque fueron de fatiga y de esperanza. En este periódico hemos dado les nombres de muchos pueblos perjudicados. Cada uno de ellos representa en estos momentos la elegía de los campos, de estos campos que tan maravillosamente ha cantado hace bien poco Antonio Machado— éste gran poeta que en Soria vive —que cantaron antes, también a maravilla, Unamuno y Gabriel y Galán, y Azorín y Ricardo León.

Vieron unos mirando a las serrezuelas la poesía en la adustez del paisaje, !a sintieron otros entre sus valles o en las aldeas, o estudiaron como poetas y como sabios todo el problema hondo, transcendental que hay que estudiar sobre estas tierras de Castilla, soleadas, resecas, apacibles y eternamente amables.

El problema que pintan los poetas y desentrañan los verdaderos pensadores «estaba antes» y volverá enseguida. Ahora ha proporcionado otro la nube negra, la nube fatal que envió desde el Cielo a donde hombres de «pelo en pecho» volvían la vista turbada por lágrimas, y las mujeres y los niños dirigían lamentaciones desesperantes — granizo y hielo con que talar, destruir, arrasar las cosechas, pan de estos labriegos, pobres y resignados, que antes lo miraban como sagrado porque era pan de sus hijos, porque era una bendición de Dios.

¿Por qué vino la pedrea? No busquéis sus causas en argumentos imaginarios, o en meras supercherías; la principal está en los mismos campos desolados, desiertos, sin árboles; y en que de su producción haya una preocupación verdadera, antes de que se pierda la que dan.

El hecho triste es que hay una inmensidad de familias sin pan. ¿Cómo pasar el año? Ya la usura llamará tal vez a la puerta de los desesperados ofreciéndoles «protección». Se perdió la cosecha pero quedan aún fincas por hipotecar. ¡Pobres labradores! Así será repetida esta exclamación unos cuantos días, quizá horas no más; luego, petición de unas pesetas del fondo de calamidades, un expedienteo largo y penoso, benevolencia en las contribuciones, tal vez condonación, y «después de todo eso» se habrá aliviado en muy poco la difícil situación de los pueblos damnificados. Estos por hoy, los demás por «mañana» necesitan pensar en algo más serio y fundamental que no se lo han de dar nunca los gobiernos, sino su propio esfuerzo y su acción vital colectiva. Los medios son: hacer producir á la tierra todo lo que es capaz de producir para contrarrestar la fatalidad con la «superproducción» donde ésta sea posible, y parejamente con ella, la acción colectiva de asociación, de socorro mutuo, de cajas de ahorros, de algo en fin. Las almas fuertes se templan en la desgracia, pero esta debe servir de experiencia para aminorarla en lo sucesivo.

Del espíritu de los labriegos, alma de la riqueza nacional, hay que apartar toda lisonja, y sobre los campos elegiacos testigos mudos de la catástrofe y de la ruina de estos días, hay que entonar la égida fuerte y bienhechora del porvenir.

                                                        José María PALACIO

                                                        18.07.1912

Y una poesía publicada el 14 de abril de 1918, en ” El Porvenir Castellano” de Juan Ramón Jiménez.

La soledad sonora

Quiso un collar Amarilis

de perlas; cogí la flauta

y tuvo un collar su cuello

con siete vueltas de lágrimas.

Blancas las lágrimas eran

como lágrimas de escarcha;

de su carne, se pusieron

las lágrimas aún más blancas.

Era como si en su cuello

despuntase la mañana:

frescura había en la carne

de valle y de madrugada la…….

Qué blandores! qué rocío!

oh, qué crudeza de plata!.

Al abrazarla, de estrellas

los brazos se me llenaban.

 

Olor  a luna esparcía,

olor a junquillos de agua

un olor dulce y celeste

 de pureza aljofarada…..

Como Amarilis reía,

fue amaneciendo en mi alma,

y con el sol de mis ojos

se deshacían las lágrimas…..

 

Juan Ramón Jiménez

José Gil Santander

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s