Sobre la España vacía

Un artículo de Jose Pastor en su blog librosyaguardientes

La España vacía no está vacía. Está olvidada, abandonada, envejecida, incomunicada, silenciada, ignorada, despoblada… pero no está vacía. En ella viven hombres y mujeres (y algunos niños, pocos) que día tras día sobreviven al abandono, al olvido, al silencio.
Una España agrícola y ganadera, que vive del trabajo en el campo, de la tierra. Una España que no tiene futuro pero que existe y resiste. Una España  rural, de pueblos, pedanías, cortijadas, masadas, aldeas…

De pueblos pequeños a los que les cerraron las escuelas pero que lucha para que se mantengan abiertas las escuelas rurales que todavía no han cerrado.

De pueblos con malas carreteras, parcheadas solo cuando viene algún político de segunda fila en épocas electorales, pero que las recorren casi todos los días, el panadero, el cartero, el de la fruta, el pescaero, el médico o la ambulancia (cuando la hay).

De pueblos de 26 habitantes donde un bar es más servicio público que negocio.

De pueblos donde se rehabilitada “a huebra” la antigua casa del maestro, o se arregla los lavaderos de la fuente baja o se reteja el molino del tío Domingo.

De pueblos sin muchas oportunidades donde algún “loco” abre una tienda, o una ferretería, o una zapatería o una librería.

De pueblos que necesitan un centro de salud y que sí lo tiene necesita que tenga calefacción en invierno.

De pueblos que lo intentan con los tomates, el pistacho, la aceituna, el queso de cabra o la miel.

Unos pueblos que no son bucólicos, que son duros, de fríos inviernos, de trabajos de sol a sol, de soledad, sin conexiones a internet, sin políticas públicas que cuenten con ellos…

Una España que no veis o no queréis ver, ni escuchar, ni preguntar. Una España que miráis desde la ventanilla del coche, una España a la que se le da más importancia a su paisaje que a su paisanaje, que a su gente, a sus hombres y mujeres, a sus  habitantes.

Una España, unos pueblos, que van desapareciendo pero que resisten y que son memoria y que algunos (pocos) que seguimos viviendo aquí (y que no queremos irnos) luchamos y soñamos que no sea olvido

Pincha aqui para ver el artículo en el Blog del autor.

Anuncios

2 comentarios sobre “Sobre la España vacía

  1. A propósito de éste artículo me gustaría hacer una profunda reflexión . ¿Porqué en nuestro pueblo ( ampliable a todo el campo de Gómara,) a los empadronados no les gusta apoyar a todas aquellas iniciativas que vienen de parte de hijos o descendientes de sus vecinos que tuvieron que salir en su día en busca de un porvenir que allí no tenían?. ¿ porqué se sigue llamando extranjeros a todas esas personas que aman a su pueblo como mínimo tanto como ellos?. ¿ Porqué no se deciden de una vez a formar parte de esa sociedad viva que intenta defender su pueblo, su cultura y sus orígenes a través de cualquier forma de convivencia o unión?. La respuesta es muy sencilla : porque son egoístas y creen que solamente les pertenece a ellos. No se dan cuenta de que el error que cometen es monumental porque ninguna de éstas personas que no están empadronadas y que sienten la tierra no tienen interés personal de ninguna clase en mermarles sus bienes y su futuro, sino todo lo contrario. El día que desaparezcan esos rechazo-recelos es seguro que se producirá un cambio cualitativo muy favorable para ellos. Y será en convivencia, en apoyo cultural y en prosperidad de sus negocios personales. Tan difícil de entender es?

    Le gusta a 1 persona

  2. Lo suscribo totalmente, el comentario de Avelino, hemos intentado que con nuestra pequeña aportación cultural mediante conferencias, comidas de convivencia, recuperación de tradiciones, canciones y de textos, con la búsqueda de documentos en los Archivos Nacionales durante días y meses, documentos donde se nombre al pueblo, la Genealogía de muchos apellidos del pueblo, (algo que seguiremos ampliando), buscando en las publicaciones de hace casi 200 años cosas del pueblo, hacer la genealogía de determinados apellidos que involucran siete u ocho generaciones y a más de 500 personas y hacerles sentir que su pueblo vale más de lo que creíamos, que tiene historia y que hay que conocerla y sentirnos orgullosos de él, no por las tierras que tiene sino por lo que ha tenido, eso diferencia a unos pueblos de otros, su grandeza moral, cultural e histórica. Creo que están perdiendo un tren y beneficiarse no solo culturalmente sino la riqueza que podemos todos juntos hacer venir de fuera para ver lo que les ofrecemos. Que tenemos mucho y no lo sabemos.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s