He andado muchos caminos

Este poema pertenece a su primer libro “Soledades” (1899-1902),  es escrito cuando Antonio Machado, de vuelta a Madrid, entabla una relación con Juan Ramón Jiménez y lo publica en 1903. Después, en 1907 publica “Soledades, Galerías y Otros poemas”, que es una versión ampliada del primero.

He andado muchos caminos  01
he abierto muchas veredas;
he navegado en cien mares
y atracado en cien riberas.

En todas partes he visto
caravanas de tristeza,
soberbios y melancólicos
borrachos de sombra negra.

Y pedantones al paño
que miran, callan y piensan
que saben, porque no beben
el vino de las 03tabernas.

Mala gente que camina
y va apestando la tierra…

Y en todas partes he visto
gentes que danzan o juegan,
cuando pueden, y laboran
sus cuatro palmos de tierra.

Nunca, si llegan a un sitio
preguntan a dónde llegan.
Cuando caminan, cabalgan
a lomos de mula vieja.02

Y no conocen la prisa
ni aun en los días de fiesta.
Donde hay vino, beben vino,
donde no hay vino, agua fresca.

Son buenas gentes que viven,
laboran, pasan y sueñan,
y un día como tantos,
descansan bajo la tierra.

Antonio Machado.

 

En el año 1969, Joan Manuel Serrat, le puso música a este poema de Antonio Machado.

 

 

 

Loteria de Navidad

Desde la Junta Directiva de la Asociación queremos comunicaros que ya está a vuestra disposición las participaciones de la Lotería de Navidad del 2014. Animaros y si estaís interesados en adquirir participaciones, no dudéis en poneros en contacto con algún miembro de la Junta Directiva, o por correo a barderasdelmoncayo@gmail.com.imagen-decimo-navidad-2014

 

 

El cautivo de Peroniel

Portada del libro El cautivo de PeronielAllá en el siglo XV, un vecino del pueblecito soriano de Peroniel, llamado Manuel Martínez, volvía satisfecho de luchar contra los musulmanes y con grandes deseos de llegar a su pueblo, para reunirse con su familia y narrar sus aventuras a  los convecinos. Mas tuvo la mala fortuna de que en el camino se encontró con unos corsarios, los cuales le hicieron prisionero y le condujeron a donde tantos otros cautivos soportaban una vida mísera de esclavos: a Argel.
Allí, al servicio de los moros, iban pasando años de vida triste para el pobre Manuel. Cada día recordaba con más nostalgia a su mujer; a sus pequeños, que ya estarían crecidos, y sobre todo, aumentaba en él la devoción a la Virgen de la Llana, y verdaderamente obsesionado, de cuando en cuando pronunciaba su nombre.
Durante el día se dedicaba a las más penosas tareas: ya araba la tierra, ya abría canalillos por donde el agua corriese, o ya, uncido como una bestia, daba vueltas a la noria.
Llegó un día en que los moros quisieron saber qué significaba el nombre de Llana, que tan a menudo repetía el esclavo cristiano. Pensaron si sería el de su mujer, alguna hija, o el de su pueblo, pero al saber que se trataba de una Virgen, hicieron todavía más dura la vida del pobre esclavo: fue más penosa su labor, más escasa su ración y más severa la vigilancia: tanto, que por la noche dormía metido en un arca, sujeto con gruesas cadenas de hierro, y para mayor seguridad, sobre la tapa del arca se acostaba un moro.Medallon de Peroniel
Enternecida la Virgen de la Llana por las súplicas constantes del desdichado cautivo de Peroniel, la noche de vísperas de Pascua de Pentecostés, cuando, como de costumbre, descansaban en el arca el cristiano y el moro, hizo que el arca se elevase, y transportada milagrosamente por el aire, llegó a la ermita de la Virgen de la Llana, y en ella hizo su extraordinaria aparición precisamente cuando los fieles se disponían a celebrar la Pascua.
El júbilo sentido por los vecinos de Peroniel, así como por los del cercano de Almenar, fue grande, y para tan milagroso acto pintaron en la ermita un ángel que transportaba un arca por cuya abertura se ve atado con cadenas a Manuel Martínez. El segundo día de Pascua de Pentecostés sigue celebrándose este feliz acontecimiento.

 Por Manuel Ibo Alfaro

Tambien podeis descargaros el libro de Juan Martínez Liso, desde la pagina de la BIBLIOTECA DIGITAL DE CASTILLA Y LEÓN.

Libro “La virgen de La Llana y El cautivo de Peroniel”

Convocatoria de Junta Extraordinaria

     Desde la Junta Directiva de la Asociación, os queremos recordar que el próximo día 15 de Agosto celebraremos una Junta Extraordinaria para tratar los temas que quedaron pendientes, o requerían mayor estudio y analisis. Desde esta página rogamos la máxima presencia de asociados, en el caso de no poder asistir, podéis delegar vuestra representación en otro socio.

Microsoft Word - 2014-08-Convocatoria de Junta Extraordinaria Ac

Actividades para Agosto del 2014

Estimados socios, volvemos a ponernos en contacto para comunicaros los actos que tenemos previstos realizar en el mes de Agosto. Desde la junta directiva de la Asociación Cultural y Gastronómica “Club Barderas del Moncayo” deseamos que sean de vuestro agrado y pedimos la máxima participación para fortalecer los lazos de unión y amistad entre nuestros asociados. También pedimos a los interesados en participar que aviséis con antelación a la Junta de vuestra asistencia a los actos programados por teléfono o al correo de la Asociación.

La Junta Directiva

2014-08 - Actividades de Agosto.xlsx

Descanse en Paz, Señora Maria

Tenemos una estrella más en nuestro humilde pueblo. Señora María, siempre estará en el recuerdo de todos los torrubianos y los que solo vamos de vacaciones. Usted era una señora humilde, generosa, sobre todo cariñosa, siempre estaba por las tardes sentada en la puerta  de su casa con su querido esposo. Me cuesta decir todo lo que he vivido con usted, me tenia como una nieta más, cuando veraneaba me cuidaba, siempre pendiente de sus nietos que eran sus grandes tesoros.
Ahora cuando lleguemos al pueblo y veamos su banco en la puerta, correrá la brisa del aire, usted se ha ido, dejándolo libre.
Siempre la llevaremos en nuestro corazón.

                                                                                                                    Marta Roncal Hidalgo

Desde Asociación Cultural y Gastronómica Barderas del Moncayo queremos dar el pésame a todos los familiares y amigos y agradecer a Marta estas bonitas palabras.

Romance de Beratón

 Versos populares aportados por la señora Dorotea Serrano de Beratón, sobre el saqueo sufrido en el pueblo el domingo 8 de febrero de 1872.

 

Salve, Reina de los Cielos,bandolero de Gustavo Doré
Amparo del afligido.
Dadme luz para explicar
el nuevo caso ocurrido,
en este presente año,
con diez facciosos bandidos.

En el pueblo de Beratón
situado al pie del Moncayo
en territorio muy frío,
pero que habitan en él
algunos ricachoncillos,
cuyos bienes codiciaron
los desalmados bandidos.

El día ocho de febrero
domingo, fiesta y festivo,
se plañeron las campanas
llamando a aquellos vecinos
al Santo Templo de Dios
a oír el divino oficio.

Y cuando todos estaban
en el templo reunidos,
el párroco dio comienzo
al divino sacrificio.
Se encajaron en la iglesia
varios de los forajidos,
quedando los otros fuera
como tenían previsto.

A las mujeres asustan,
amedrentan a los niños,
a los hombres boca abajo
mandan ponerse allí mismo.

Requiriendo los trabucos,
empuñando los cuchillos,
“Nadie se mueva -gritaban
teniendo puñal el mano-
si no quieren obedecer
pronto irá un arcabuzazo”.
Hubo uno que se hizo fuerte
y no se echó boca abajo,
le dieron con un cuchillo
y le rompieron un labio.

Se aproximan al altar
donde estaba celebrando
el cura de la parroquia
y el sacristán ayudando.
“Prosiga usted con su misa
que todos somos cristianos”.
“¿Cómo yo he de proseguir si,
como estáis observando,
los dos niños que ayudaban
se fueron amedrentados,
y hasta a mí el sagrado lienzo
se me cayó de las manos?”.

Entonces el capitán
o jefe de los malvados,
se retiró del altar,
coge a dos hombres del brazo
y los lleva hasta el altar
para que ayuden al párroco.
¿Qué sabían de ayudar
aquellos pobres ancianos,
que habían estado siempre
con ganado en el Moncayo?
Pero a esto los bandidos
los tenía sin cuidado.

Sin ningún temor de Dios
se pasean por el templo,
haciendo mofa y escarnio
del divino sacramento.etno_0036
Para aquellos bandoleros
aquél Dios de las alturas
sólo está en el firmamento
y olvidan los anatemas
al menos, por el momento.

Ya se concluye la Misa,
y comienza el saqueo,
ya se cuadra el capitán,
muy valiente y muy severo:
“Salgan de aquí esos pudientes,
el Ángel, el Molinero,
los del barrio de la Plaza
que tienen mucho dinero,
y si pronto no lo entregan
van a pagar con el cuello”.

Tres fueron los que se echaron
desde el campanario abajo
con peligro de sus vidas
y al cementerio cayeron.
¡Oh qué acción tan prodigiosa
esos valientes hicieron,
al dar aviso a otros pueblos
como lo verá el lector
si procura estar atento!

Uno se marchó a La Cueva
otro fuese a Purujosa
y un hijo del Molinero
a la villa de Borobia.
Los tres se fueron corriendo
como el caso requería
a buscar un buen auxilio
en los pueblos convecinos,
mientras que los sitiadores
regustraban los bolsillos.

A cuántos de Beratón
les quitaron sus ahorrillos.
Sacaron la Marinola
la mujer del Marianillo,
la mayor contribuyente
de todo este pueblecillo.

La llevaron a su casa
y mandaron degollarla
como se hace a un cabrito,
hasta arrancarle el postrero
cuarto, de los escondidos.
Y así sucesivamente
hicieron a otros vecinos,
después de desvalijados
los llevaron a la iglesia
y los dejaron atados
pa sumarlos al martirio.

Terminada la tarea
los ladrones reunidos
llenos de satisfacción
y con regocijo henchido
metiéronse en una casa
a atracarse de chorizo.

Muy pronto los de la iglesia
salieron pegando gritos.
Se querían escapar
pero no les fue preciso
sufrir o morir han dicho.

Tal fue un Lucio, que armado,
los vio por una calleja
y tuvo tal advertencia
de bajarse y esconderse
tras la pared de una era.

Los ladrones allí estaban
haciendo muy buenas cuentas
sobre la repartición
de unas robadas monedas.
Igual Lucio las arregla.
Yo puedo matar a uno
se dice, con honda pena,
pero, yo muero también,
que venga lo que Dios quiera.

Se santigua y dispara,
y fue su suerte tan buena
que atravesó al capitán
de lado a lado una pierna.
Con otros diez trabucazos
los bandidos le contestan
y a la Virgen de los Santos,
cuyo escapulario lleva,
les saca y les da a correr
hacia el Valle como ciervas,
y pronto los purujusanos
asómanse a la cuesta,
cargados de hoces y palos
y otras ofensivas armas
que junto con los del pueblo
y otros que de lejos llegan
dan alcance a los bandidos
en las cercanas laderas,
y obligánles a rendirse
después de brutal pelea
dando por resultado
de estos tristes episodios
tres muertos tendidos quedan,
dos heridos, cinco presos,
los conducen al poblado
cruzados en cinco bestias
y pueblo y autoridades
piden a los cinco vivos
que se hagan los responsables.

Agradecemos a Isabel Goig Soler que nos haya dado autorización para publicar estos versos de su página web “soria-goig.com”

http://soria-goig.com/Etnologia/pag_0813.htm

 

Mistela de Soria en el Siglo XVIII

De Tajueco, en puchero o en cazuela,
póngase a hervir el agua del Ucero añadiendo,
de Oncala, buen romero,
y espliego de Arenillas o Cihuela.
Al romper a cocer, esta mistela
se echará miel de Yanguas al puchero
y manzanilla de Valonsadero, peras de Caltojar,
y, del Villar, ciruelas.
Déjese enfriar, luego, bajo un pino del Revinuesa;
o bajo las sabinas de Blacos o de Boós,
sombras divinas, y ya podéis probar.
¡Bebed sin tino!.
Que no hace daño y hasta sabe a gloria.
¿No le sacáis el gusto? ¿Sabe a Soria?».

Esta receta salio a la luz entre los papeles antiguos de Juan Almajano

SIN PROYECTO DE AVE SORIA-TERUEL

Gomara-Almenar 04  El proyecto para unir Soria con Teruel a través de Calatayud ha quedado borrado del mapa presupuestario del Ministerio de Fomento. Las cuentas del Estado para 2014 certifican que ni la línea férrea Calatayud-Teruel ni la Calatayud-Soria cuentan con reserva alguna con la que financiar proyectos, años después de que se hicieran y pagaran estudios técnicos para proyectar lo que se pretendía que fuera una línea de alta capacidad ferroviaria, integrada en las redes complementarias de la Alta Velocidad.
Calatayud hubiera recuperado así el enlace por ferrocarril que hasta el año 1985 tuvo con Soria, por un lado, y con Teruel y Valencia, por otro. Era la línea Santander-Mediterráneo, que el Gobierno cerró en 1985.

Antecedentes

El AVE dio esperanzas para reabrir este corredor ferroviario. Construyendo un nuevo trazado, se habría conectado también a Soria y a Teruel con la línea del AVE Madrid-Barcelona, que pasa por y para en la estación bilbilitana.
En 2004, el recién llegado Gobierno de Zapatero prometió el enlace entre Teruel y Calatayud que había propuesto el anterior Ejecutivo de Aznar. Pero, al final, dejó varada la promesa. Y el tren Soria-Calatayud lo dejó igualmente aparcado, pese a que en este caso ya se había avanzado en costosos estudios técnicos, primer paso para la redacción de los proyectos de obra.
Los años pasaron y luego llegó la crisis, que ha sentenciado del todo este pretendido tren entre Soria y Teruel a través de Calatayud.
Con la llegada del PP al Gobierno central a finales de 2011, el panorama no ha cambiado para esta aspiración. Los duros recortes presupuestarios a que ha obligado la crisis económica han hecho priorizar la lista de proyectos pendientes y prescindir de los que no se consideraban esenciales. Y entre los damnificados están las líneas férreas Calatayud-Soria y Calatayud-Teruel.

Los presupuestos de 2014

La ciudad bilbilitana ha reivindicado el antiguo ferrocarril Santander-Mediterráneo como el histórico corredor que conectaba el Cantábrico con el Levante. Pero ahora, a la hora de dar prioridad a los proyectos que se pueden financiar con las escasas disponibilidades presupuestarias, el «nuevo» Cantábrico-Mediterráneo se está pensando por otros territorios. En vez de ir desde Valencia hasta Soria y el norte por Teruel y Calatayud, el Gobierno aragonés se inclina por presionar a Fomento para que lo haga modernizando las líneas ya existentes. Es decir, la que une Torrubia 18Valencia con Teruel y la que discurre desde Teruel hasta Zaragoza, para conectar desde la capital aragonesa con las redes de Alta Velocidad que se están construyendo hacia el País Vasco.
De hecho, la modernización de la línea Valencia-Teruel-Zaragoza sí aparece recogida en los presupuestos del Ministerio de Fomento para 2014. Con poco dinero, sí, pero suficiente como para dar testimonio de que este proyecto sí está en cartera. Al menos, que haya partidas presupuestarias significa que el proyecto se mantiene vivo y en la lista de objetivos a cumplir de cara al futuro.
Por ejemplo, para este año el Ministerio de Fomento ha reservado una partida de 604.000 euros para realizar estudios técnicos sobre ese AVE Cantábrico-Mediterráneo que discurriría por Teruel y Zaragoza capital; otros 201.000 para avanzar en la configuración de la Línea de Alta Velocidad Zaragoza-Teruel; y otros 50.000 para una previsible modernización de la actual línea Teruel-Sagunto (Valencia).
Fuentes: http://www.abc.es/local-aragon/20140210/abci-fomento-saca-presupuestos-soria-201402100905.html

Certificado Digital de Bautismo de G.A.Bécquer

       Nuestra Asociación Barderas del Moncayo, después de muchas investigaciones, llamadas de teléfono y cruce de correos, por fin tiene en su poder la copia digital del libro de certificados de bautismo donde figura inscrito Gustavo Adolfo Bécquer.
Este importante documento pasara a formar parte de la ya extensa documentación que la Asociación Barderas del Moncayo posee de Casta Esteban, Gustavo Adolfo Bécquer y sus familiares
El deseo de nuestra Asociación es que todos los documentos existentes y que pudieran obtenerse en el futuro, fueran expuestos al público en la Casa Museo de Casta Esteban con el consiguiente enriquecimiento cultural, que eso conllevaría para Torrubia de Soria.

Certificado Digital de Bautismo de Gustavo Adolfo Bécquer

Pila Bautismal de G.A.Bécquer        Foto cedida por Jorge Rubio

 

 

Los ojos verdes

Esta leyenda narra como Fernando, hijo de los condes de Almenar, trata de conseguir un amor imposible a la vez desgraciado, que habita en la fuente de los Álamos. Está ambientada en la Edad Media y va incluida en el libro de Leyendas que Gustavo Adolfo Bécquer.

20110418_013A  Hace mucho tiempo que tenía ganas de escribir cualquier cosa con este título. Hoy, que se me ha presentado ocasión, lo he puesto con letras grandes en la primera cuartilla de papel, y luego he dejado a capricho volar la pluma.
Yo creo que he visto unos ojos como los que he pintado en esta leyenda. No sé si en sueños, pero yo los he visto. De seguro no los podré describir tal cuales ellos eran: luminosos, transparentes como las gotas de la lluvia que se resbalan sobre las hojas de los árboles después de una tempestad de verano. De todos modos, cuento con la imaginación de mis lectores para hacerme comprender en este que pudiéramos llamar boceto de un cuadro que pintaré algún día.

I

-Herido va el ciervo…, herido va… no hay duda. Se ve el rastro de la sangre entre las zarzas del monte, y al saltar uno de esos lentiscos han flaqueado sus piernas… Nuestro joven señor comienza por donde otros acaban… En cuarenta años de montero no he visto mejor golpe… Pero, ¡por San Saturio, patrón de Soria!, cortadle el paso por esas carrascas, azuzad los perros, soplad en esas trompas hasta echar los hígados, y hundid a los corceles una cuarta de hierro en los ijares: ¿no veis que se dirige hacia la fuente de los Álamos y si la salva antes de morir podemos darlo por perdido?

Las cuencas del Moncayo repitieron de eco en eco el bramido de las trompas, el latir de la jauría desencadenada, y las voces de los pajes resonaron con nueva furia, y el confuso tropel de hombres, caballos y perros, se dirigió al punto que Iñigo, el montero mayor de los marqueses de Almenar, señalara como el más a propósito para cortarle el paso a la res.

Pero todo fue inútil. Cuando el más ágil de los lebreles llegó a las carrascas, jadeante y cubiertas las fauces de espuma, ya el ciervo, rápido como una saeta, las había salvado de un solo brinco, perdiéndose entre los matorrales de una trocha que conducía a la fuente.

-¡Alto!… ¡Alto todo el mundo! -gritó Iñigo entonces-. Estaba de Dios que había de marcharse.

Y la cabalgata se detuvo, y enmudecieron las trompas, y los lebreles dejaron refunfuñando la pista a la voz de los cazadores.

En aquel momento, se reunía a la comitiva el héroe de la fiesta, Fernando de Argensola, el primogénito de Almenar.

-¿Qué haces? -exclamó, dirigiéndose a su montero, y en tanto, ya se pintaba el asombro en sus facciones, ya ardía la cólera en sus ojos-. ¿Qué haces, imbécil? Ves que la pieza está herida, que es la primera que cae por mi mano, y abandonas el rastro y la dejas perder para que vaya a morir en el fondo del bosque. ¿Crees acaso que he venido a matar ciervos para festines de lobos?

-Señor -murmuró Iñigo entre dientes-, es imposible pasar de este punto.

-¡Imposible! ¿Y por qué?

-Porque esa trocha -prosiguió el montero- conduce a la fuente de los Álamos: la fuente de los Álamos, en cuyas aguas habita un espíritu del mal. El que osa enturbiar su corriente paga caro su atrevimiento. Ya la res habrá salvado sus márgenes. ¿Cómo la salvaréis vos sin atraer sobre vuestra cabeza alguna calamidad horrible? Los cazadores somos reyes del Moncayo, pero reyes que pagan un tributo. Fiera que se refugia en esta fuente misteriosa, pieza perdida.

-¡Pieza perdida! Primero perderé yo el señorío de mis padres, y primero perderé el ánima en manos de Satanás, que permitir que se me escape ese ciervo, el único que ha herido mi venablo, la primicia de mis excursiones de cazador… ¿Lo ves?… ¿Lo ves?… Aún se distingue a intervalos desde aquí; las piernas le fallan, su carrera se acorta; déjame…, déjame; suelta esa brida o te revuelvo en el polvo… ¿Quién sabe si no le daré lugar para que llegue a la fuente? Y si llegase, al diablo ella, su limpidez y sus habitadores. ¡Sus, Relámpago!; ¡sus, caballo mío! Si lo alcanzas, mando engarzar los diamantes de mi joyel en tu serreta de oro.

Caballo y jinete partieron como un huracán. Iñigo los siguió con la vista hasta que se perdieron en la maleza; después volvió los ojos en derredor suyo; todos, como él, permanecían inmóviles y consternados.

El montero exclamó al fin:

-Señores, vosotros lo habéis visto; me he expuesto a morir entre los pies de su caballo por detenerlo. Yo he cumplido con mi deber. Con el diablo no sirven valentías. Hasta aquí llega el montero con su ballesta; de aquí en adelante, que pruebe a pasar el capellán con su hisopo.

II

-Tenéis la color quebrada; andáis mustio y sombrío. ¿Qué os sucede? Desde el día, que yo siempre tendré por funesto, en que llegasteis a la fuente de los Álamos, en pos de la res herida, diríase que una mala bruja os ha encanijado con sus hechizos. Ya no vais a los montes precedidos de la ruidosa jauría, ni el clamor de vuestras trompas despierta sus ecos. Sólo con esas cavilaciones que os persiguen, todas las mañanas tomáis la ballesta para enderezaros a la espesura y permanecer en ella hasta que el sol se esconde. Y cuando la noche oscurece y volvéis pálido y fatigado al castillo, en balde busco en la bandolera los despojos de la caza. ¿Qué os ocupa tan largas horas lejos de los que más os quieren?

Mientras Iñigo hablaba, Fernando, absorto en sus ideas, sacaba maquinalmente astillas de su escaño de ébano con un cuchillo de monte.

Después de un largo silencio, que sólo interrumpía el chirrido de la hoja al resbalar sobre la pulimentada madera, el joven exclamó, dirigiéndose a su servidor, como si no hubiera escuchado una sola de sus palabras:

-Iñigo, tú que eres viejo, tú que conoces las guaridas del Moncayo, que has vivido en sus faldas persiguiendo a las fieras, y en tus errantes excursiones de cazador subiste más de una vez a su cumbre, dime: ¿has encontrado, por acaso, una mujer que vive entre sus rocas?

-¡Una mujer! -exclamó el montero con asombro y mirándole de hito en hito.

20110420_012-Sí -dijo el joven-, es una cosa extraña lo que me sucede, muy extraña… Creí poder guardar ese secreto eternamente, pero ya no es posible; rebosa en mi corazón y asoma a mi semblante. Voy, pues, a revelártelo… Tú me ayudarás a desvanecer el misterio que envuelve a esa criatura que, al parecer, sólo para mí existe, pues nadie la conoce, ni la ha visto, ni puede dame razón de ella.

El montero, sin despegar los labios, arrastró su banquillo hasta colocarse junto al escaño de su señor, del que no apartaba un punto los espantados ojos… Éste, después de coordinar sus ideas, prosiguió así:

-Desde el día en que, a pesar de sus funestas predicciones, llegué a la fuente de los Álamos, y, atravesando sus aguas, recobré el ciervo que vuestra superstición hubiera dejado huir, se llenó mi alma del deseo de soledad.

Tú no conoces aquel sitio. Mira: la fuente brota escondida en el seno de una peña, y cae, resbalándose gota a gota, por entre las verdes y flotantes hojas de las plantas que crecen al borde de su cuna. Aquellas gotas, que al desprenderse brillan como puntos de oro y suenan como las notas de un instrumento, se reúnen entre los céspedes y, susurrando, susurrando, con un ruido semejante al de las abejas que zumban en torno a las flores, se alejan por entre las arenas y forman un cauce, y luchan con los obstáculos que se oponen a su camino, y se repliegan sobre sí mismas, saltan, y huyen, y corren, unas veces con risas; otras, con suspiros, hasta caer en un lago. En el lago caen con un rumor indescriptible. Lamentos, palabras, nombres, cantares, yo no sé lo que he oído en aquel rumor cuando me he sentado solo y febril sobre el peñasco a cuyos pies saltan las aguas de la fuente misteriosa, para estancarse en una balsa profunda cuya inmóvil superficie apenas riza el viento de la tarde.

Todo allí es grande. La soledad, con sus mil rumores desconocidos, vive en aquellos lugares y embriaga el espíritu en su inefable melancolía. En las plateadas hojas de los álamos, en los huecos de las peñas, en las ondas del agua, parece que nos hablan los invisibles espíritus de la Naturaleza, que reconocen un hermano en el inmortal espíritu del hombre.

Cuando al despuntar la mañana me veías tomar la ballesta y dirigirme al monte, no fue nunca para perderme entre sus matorrales en pos de la caza, no; iba a sentarme al borde de la fuente, a buscar en sus ondas… no sé qué, ¡una locura! El día en que saltó sobre ella mi Relámpago, creí haber visto brillar en su fondo una cosa extraña.., muy extraña..: los ojos de una mujer.

Tal vez sería un rayo de sol que serpenteó fugitivo entre su espuma; tal vez sería una de esas flores que flotan entre las algas de su seno y cuyos cálices parecen esmeraldas…; no sé; yo creí ver una mirada que se clavó en la mía, una mirada que encendió en mi pecho un deseo absurdo, irrealizable: el de encontrar una persona con unos ojos como aquellos. En su busca fui un día y otro a aquel sitio.

Por último, una tarde… yo me creí juguete de un sueño…; pero no, es verdad; le he hablado ya muchas veces como te hablo a ti ahora…; una tarde encontré sentada en mi puesto, vestida con unas ropas que llegaban hasta las aguas y flotaban sobre su haz, una mujer hermosa sobre toda ponderación. Sus cabellos eran como el oro; sus pestañas brillaban como hilos de luz, y entre las pestañas volteaban inquietas unas pupilas que yo había visto…, sí, porque los ojos de aquella mujer eran los ojos que yo tenía clavados en la mente, unos ojos de un color imposible, unos ojos…

-¡Verdes! -exclamó Iñigo con un acento de profundo terror e incorporándose de un golpe en su asiento.

Fernando lo miró a su vez como asombrado de que concluyese lo que iba a decir, y le preguntó con una mezcla de ansiedad y de alegría:

-¿La conoces?

-¡Oh, no! -dijo el montero-. ¡Líbreme Dios de conocerla! Pero mis padres, al prohibirme llegar hasta estos lugares, me dijeron mil veces que el espíritu, trasgo, demonio o mujer que habita en sus aguas tiene los ojos de ese color. Yo os conjuro por lo que más améis en la tierra a no volver a la fuente de los álamos. Un día u otro os alcanzará su venganza y expiaréis, muriendo, el delito de haber encenagado sus ondas.

-¡Por lo que más amo! -murmuró el joven con una triste sonrisa.

-Sí -prosiguió el anciano-; por vuestros padres, por vuestros deudos, por las lágrimas de la que el Cielo destina para vuestra esposa, por las de un servidor, que os ha visto nacer.

-¿Sabes tú lo que más amo en el mundo? ¿Sabes tú por qué daría yo el amor de mi padre, los besos de la que me dio la vida y todo el cariño que pueden atesorar todas las mujeres de la tierra? Por una mirada, por una sola mirada de esos ojos… ¡Mira cómo podré dejar yo de buscarlos!

Dijo Fernando estas palabras con tal acento, que la lágrima que temblaba en los párpados de Iñigo se resbaló silenciosa por su mejilla, mientras exclamó con acento sombrío:

-¡Cúmplase la voluntad del Cielo!

III

-¿Quién eres tú? ¿Cuál es tu patria? ¿En dónde habitas? Yo vengo un día y otro en tu busca, y ni veo el corcel que te trae a estos lugares ni a los servidores que conducen tu litera. Rompe de una vez el misterioso velo en que te envuelves como en una noche profunda. Yo te amo, y, noble o villana, seré tuyo, tuyo siempre.

El sol había traspuesto la cumbre del monte; las sombras bajaban a grandes pasos por su falda; la brisa gemía entre los álamos de la fuente, y la niebla, elevándose poco a poco de la superficie del lago, comenzaba a envolver las rocas de su margen.

Sobre una de estas rocas, sobre la que parecía próxima a desplomarse en el fondo de las aguas, en cuya superficie se retrataba, temblando, el primogénito Almenar, de rodillas a los pies de su misteriosa amante, procuraba en vano arrancarle el secreto de su existencia.

Ella era hermosa, hermosa y pálida como una estatua de alabastro. Y uno de sus rizos caía sobre sus hombros, deslizándose entre los pliegues del velo como un rayo de sol que atraviesa las nubes, y en el cerco de sus pestañas rubias brillaban sus pupilas como dos esmeraldas sujetas en una joya de oro.

Cuando el joven acabó de hablarle, sus labios se removieron como para pronunciar algunas palabras; pero exhalaron un suspiro, un suspiro débil, doliente, como el de la ligera onda que empuja una brisa al morir entre los juncos.

-¡No me respondes! -exclamó Fernando al ver burlada su esperanza-. ¿Querrás que dé crédito a lo que de ti me han dicho? ¡Oh, no!… Háblame; yo quiero saber si me amas; yo quiero saber si puedo amarte, si eres una mujer…

-O un demonio… ¿Y si lo fuese?

El joven vaciló un instante; un sudor frío corrió por sus miembros; sus pupilas se dilataron al fijarse con más intensidad en las de aquella mujer, y fascinado por su brillo fosfórico, demente casi, exclamó en un arrebato de amor:

-Si lo fueses.:., te amaría…, te amaría como te amo ahora, como es mi destino amarte, hasta más allá de esta vida, si hay algo más de ella.

-Fernando -dijo la hermosa entonces con una voz semejante a una música-, yo te amo más aún que tú me amas; yo, que desciendo hasta un mortal siendo un espíritu puro. No soy una mujer como las que existen en la Tierra; soy una mujer digna de ti, que eres superior a los demás hombres. Yo vivo en el fondo de estas aguas, incorpórea como ellas, fugaz y transparente: hablo con sus rumores y ondulo con sus pliegues. Yo no castigo al que osa turbar la fuente donde moro; antes lo premio con mi amor, como a un mortal superior a las supersticiones del vulgo, como a un amante capaz de comprender mi caso extraño y misterioso.

Mientras ella hablaba así, el joven absorto en la contemplación de su fantástica hermosura, atraído como por una fuerza desconocida, se aproximaba más y más al borde de la roca.

La mujer de los ojos verdes prosiguió así:

-¿Ves, ves el límpido fondo de este lago? ¿Ves esas plantas de largas y verdes hojas que se agitan en su fondo?… Ellas nos darán un lecho de esmeraldas y corales…, y yo…, yo te daré una felicidad sin nombre, esa felicidad que has soñado en tus horas de delirio y que no puede ofrecerte nadie… Ven; la niebla del lago flota sobre nuestras frentes como un pabellón de lino…; las ondas nos llaman con sus voces incomprensibles; el viento empieza entre los álamos sus himnos de amor; ven…, ven.

La noche comenzaba a extender sus sombras; la luna rielaba en la superficie del lago; la niebla se arremolinaba al soplo del aire, y los ojos verdes brillaban en la oscuridad como los fuegos fatuos que corren sobre el haz de las aguas infectas… Ven, ven… Estas palabras zumbaban en los oídos de Fernando como un conjuro. Ven… y la mujer misteriosa lo llamaba al borde del abismo donde estaba suspendida, y parecía ofrecerle un beso…, un beso…

Fernando dio un paso hacía ella…, otro…, y sintió unos brazos delgados y flexibles que se liaban a su cuello, y una sensación fría en sus labios ardorosos, un beso de nieve…, y vaciló…, y perdió pie, y cayó al agua con un rumor sordo y lúgubre.

Las aguas saltaron en chispas de luz y se cerraron sobre su cuerpo, y sus círculos de plata fueron ensanchándose, ensanchándose hasta expirar en las orillas.

 

 

 

Emilia Del Hoyo Perez

Desde la página de la Asociación Barderas del Moncayo, queremos felicitar a nuestra socia y amiga Emilia, hija de Arturo y Sole, por su trayectoria en el mundo del atletismo, ante nosotros tenemos, una atleta con presente y mucho futuro.
Foto CAMEn julio del 2013 fue elegida por la Federación Catalana de Atletismo como la mejor atleta cadete del 2012, y en el pasado Mundial Juvenil celebrado en Donetsk quedo en la posición 21 en el Heptatlón femenino. El pasado 1 de marzo en el Campeonato de Catalunya Juvenil en pista cubierta, fue medalla de oro en las tres pruebas que participó, 60 metros vallas con 8″73, en el triple salto con 11,74 metros y en lanzamiento de peso con 11,88 metros.
En el Campeonato de España Juvenil de Valencia celebrado los días 08-09 de marzo de 2014 obtuvo la medalla de Oro en Pentatlón con 3.777 puntos, a muy poco del récor de España. El pasado domingo día 28 de mayo en Sabadell, en el transcurso de la disputa de la primera jornada de Liga Nacional de Primera División, consiguió saltar en su último intento 5,95 metros. Esto le ha valido para formar parte del grupo de Atletas que del 30 de mayo al 1 de junio, participaran en las pruebas de clasificación que es disputaran a Bakú (Azerbaiyán), de este campeonato saldrán los participantes para los Juegos Olímpicos de la Juventud de Nankín (China) 2014 del 16 al 28 de agosto.
Desde la Asociación te deseamos suerte en esta próxima cita, y te animamos para que poco a poco vayas progresando y puedas superar los retos que te propongas.10273429_515653375223648_6393714536021951197_n

PARA MAS INFORMACIÓN

http://www.decatlonheptatlon.com/atletas-fenenino/juvenil-femenino/67-emilia-del-hoyo.html

 

Una mirada al pasado de Torrubia de Soria

Grupo de segadores En el campo, gracias a su mecanización ha cambiado mucho la forma de realizar el trabajo.
Nuestros antepasados se levantaban a las cinco de la mañana, miraban por la ventana y se ponían contentos al ver que el cielo estaba claro; este trabajo lo hacia el cabeza de familia. Abajo en la cuadra las caballerías esperaban que les echasen el primer pienso de paja y un poco de cebada.
Atrás quedaba el alza, la sementera y los callos de la esteva y llegó la hora de recoger el fruto de la tierra, que a veces no era muy abundante.
Los chicos se levantaban con mucha pereza, el más mozo se vestía sin rechistar, se ponía su pantalón de piezas, su camisa cosida y sus alpargatas de esparto, se bebían su tazón de leche de cabra mojando pan, la mañana es larga.
El padre ya lleva rato en la cuadra preparando las mulas, que posteaban al ponerles los retrancos y barrigueros, en la pieza el trabajo espera.
Al llegar al tajo el padre enseña al más mayor como ponerles los manguitos, la zoqueta y como se coge la hoz con cuidado, pero con energía, los más chicos preparaban las madejas de hilo sisal, para las gavillas y a poner la bota y el botijo a la sombra de los fascales.
El padre levanta la vista y hace un alto para pasarse el pañuelo por la cara y limpiarse el sudor, el polvo y alguna lágrima.
Vuelta a empezar poco a poco, brazada a brazada, los fajos se apilan en los fascales. El carro preparado para llevar los fajos a la era.
En la era esperaban impacientes la llegada de la mies para hacer la parva, el suelo barrido y preparado y el trillo vuelta tras vuelta, la parva desgaja, cruje y hasta parece llorar.
Al final de la tarde la parva está lista, con la rastra se recoge en un montón para aventar, dándole la espalda al cierzo y comienza su frenética danza con el viento, separando paja de trigo, las cribas en un 0037rincón esperando para terminar de limpiar, lo que las horcas, las palas y el viento no ha sido capaz de separar, el montón crece y las talegas más llenas y otros por llenar, observan mudas las granzas que tapizan la era.
Jose Luis Delso cosechando Quiero hacer un pequeño recordatorio a nuestros mayores y sepamos valorar y agradecer sus esfuerzos, sudores y su amor a la tierra. Que con muchos problemas nunca se desanimaron y siguieron adelante. Que sea un ejemplo a seguir, para todos y gracias a ellos que han sabido conservar y respetar el campo. Nuestra forma de vida es muy diferente a la que ello vivieron. En nombre de todos les damos las gracias.

Mª Ángeles Delso

Recetas de los talleres de Semana Santa

Aquí dejo las recetas de los talleres que hicimos en Semana Santa, las tres recetas son típicas de Torrubia en Semana Santa, no es la única manera de hacerlas, pero si es la manera en que los voluntarios nos enseñaron a prepararlas.

 

Limonada de Semana Santa

 

Ingredientes:

 

  • 5 L. de vino tinto
  • 1,5 Kg de limones
  • 1,5 Kg de azúcar
  • 5 Ramas de canela
  • 1 L. de agua

 

Preparación:

Se pone en una cazuela el agua, el zumo de un kilo de limones, el ½ kilo de limones cortado en cuatro trozos, el azúcar y la canela, se tiene hirviendo durante 45 minutos a fuego lento, una vez pasado ese tiempo se deja enfriar y se añade a los cinco litros de vino. Se remueve para que se mezcle bien y cuantos más días repose mejor esta.

 

 

Rosquillos de Marisa

 

Ingredientes:

 

  • 3 Huevos
  • 6 Cucharadas soperas de azúcar
  • 6 Cucharadas soperas de aceite de girasol
  • 6 Cucharadas soperas de leche
  • 2 Copas de anís
  • 1 Papeleta de levadura Royal
  • 1 Raspaduras de limón
  • ½ Kg. de harina Aprox.

Preparación:

 

Se baten los huevos, se echa el azúcar, la levadura, el anís y las raspaduras de limón, se va añadiendo la harina poco a poco, si dejar de amasar, cuando ya está la masa consistente se dejan reposar durante 20 minutos, para que fermente la levadura, luego se van cogiendo porciones de la masa, para hacer la forma de los roscos, se echa en aceite muy caliente, una vez fritos por los dos lados, se sacan y se rebozan en azúcar.

 

 

Torrijas

 

Ingredientes:

  • Pan de torrijas, una barra
  • Leche entera, un litro
  • Canela en rama
  • Azúcar
  • Tres huevos medianos
  • Un limón
  • Vino dulce
  • Canela en polvo
  • Aceite de oliva

 

Preparación:

El primer paso para preparar estas riquísimas torrijas es poner a calentar una cazuela con la leche, un trozo de la piel de un limón, un par de ramas de canela y el azúcar. Removemos y seguimos calentando hasta que la leche comience a hervir, en ese momento apartamos del fuego y dejamos enfriar.
Una vez apartamos la leche del fuego le quitamos la canela y la piel del limón y colamos la leche con un colador. Por otro lado vamos a batir los huevos en un plato hondo y también ponemos a calentar una cazuela con abundante aceite de oliva.

Ahora vamos a comenzar a mojar las rebanadas de pan en la leche caliente. Después las vamos a pasar por el huevo batido y cuando el aceite esté bien caliente vamos friendo las rebanadas. Las freímos hasta dejarlas bien doradas por ambos lados, al sacarlas las colocamos en papel de cocina absorbente.
Una vez las rebanadas fritas no tengan exceso de aceite de oliva, vamos a preparar un recipiente con una mezcla de azúcar y canela en polvo y pasamos las torrijas por la mezcla para que se impregnen. Dejamos reposar las torrijas un poquito y ya están listas para comerlas.

Las torrijas también se pueden comer con miel, vino etc…

Datos de Torrubia desde 1845 hasta 1951

Datos de Torrubia de Soria recogidos de 1845

“TORRUBIA: Lugar con Ayuntamiento en la provincia y partido judicial de Soria (5 leguas), audiencia territorial y consejo general de Burgos (23 leguas), diócesis de Osma. Situado en llano y circundado de montes y sierras que les resguardan de los vientos en todas las direcciones. Su clima es sano.

Tiene 60 casas: la consistorial; escuela de instrucción primaria frecuentada por 44 alumnos, a cargo de un maestro, sacristán y secretario de ayuntamiento dotado con 21 fanega de trigo; una fuente de buenas aguas; una Iglesia parroquial ( San Miguel) servida por un cura, cuya plaza es de primer ascenso y de provisión real y ordinaria.

El término confina  con los de Portillo, Tordesalas, Reznos  y Ciria, El terreno participa de quebrado y llano, es de buena calidad.

Caminos: Los locales y que desde Aragón conducen a Almazán

Producción: Cereales, legumbres, leñas y combustible y buenos pastos con los que se mantiene el ganado lanar, cabrío, mular y asnal.

Industria: La agrícola.

Comercio: Exportación del sobrante de frutos, ganado y lanar, e importación de los artículos que faltan.

Población: 55  vecinos, 272 almas.

Capacidad Impositiva: 40.445 reales 16 maravedíes.

Correos: Se recibe y se despacha en la capital de provincia, por un cartero que pagan los pueblos que componen el cantón.

 

Datos de Torrubia de Soria recogidos de 1915

De aquí obtenemos datos y nombres de personas.

Dice textual: Lugar con Ayuntamiento de 299 h de hecho y 310 h de derecho. A 35 km de la capital, estación más cerca Soria.

Fiestas el 13 de Octubre; produce cereales

Alcalde: Don Juan Cavero.

Secretario: Don Felipe Pera

Juez Municipal: Don Félix Pérez García.

Fiscal: Don Pascual Gaya.

Escuela Nacional: Don Zoilo Gil.

Párroco: Don Ramón Modrejo

Barbería: Agustín Palacios

Herrería: Baldomero Ciriano

 

 

 Datos de Torrubia de Soria recogidos de 1932

 Lugar con Ayuntamiento de 498 habitantes de hecho y 392 de derecho a 35 km de la capital. Carretera de Soria a Calatayud. Fiestas 12 al 14 de Octubre y 20 de Mayo. Produce cereales, legumbres y madera de chopo, ganado lanar y cabrío. Apeadero a 400 metros.

 

Alcalde: Don Teodoro Vellosillo

Secretario: Don Felipe Pérez.

Juez Municipal: Don Bienvenido Jiménez

Fiscal: Don Raimundo Vellosillo

Párroco: Don Aureliano Sanz

Escuela Nacional: Don Zoilo Gil

Correos: Don Francisco Enciso (Interino).

Albañil: (Maestro) Teodoro Roncal

Barbería: Agustín Palacios.

Taberna: Félix Santander

Veterinario: Don Tomás….Aza

Carnicería: Eugenio Jiménez

Carpintería: Sebastián Gutiérrez

Comadrona: Francisca La Carta

Estanco: Marcos Garcés

Farmacia: Viuda De José Bullón

Ferrocarril, Jefe De Apeadero: D. Adolfo García

Exportadores De Ganado: Lorenzo Abian, Viuda De Máximo Delso, Claudio Rubio, Juan Rubio, Raimundo Vellosillo, Serafín Vellosillo.

Herrador Y Herrería: Baldomero Ciriano

Médico: Gonzalo Esteras.

Modista: Benita Uriel.

Panadería: Eugenio Gaya

Posada: Jerónimo Abian.

Propietarios: Eusebio Gaya, Juan Gil, Rafael Hernández Y Bienvenido Jiménez.

Sociedad: Pósito De Agricultores.

 

 

Datos de Torrubia de Soria recogidos de 1942

De aquí obtenemos datos y nombres de personas.

Dice textual:  Lugar con Ayuntamiento de 386 h de hecho y 392 h de derecho. A 35 km de la capital, apeadero a 400 metros.

Fiestas el 12 al 14 de Octubre y 20 de Mayo; produce cereales y maderas de chopo, ganado lanar y cabrío.

 

Alcalde: Don Pascual Sanz.

Secretario: Don Felipe Pérez

Juez Municipal: Don Facundo Garcés.

Fiscal: Don Julián Gaya.

Escuela Nacional: Don Julio Martínez.

Párroco: Don Aurelio Sanz

Barbería: Agustín Palacios

Carpintería: Idelfonso Almajano.

Estanco: Damián Vellosillo

Ferrocarril: Jefe de Apeadero Benito Oviedo

Herrería: Ciriano Baldomero.

Modista: Inocencia Pérez.

Posada: Jerónimo Abian.

Propietarios: Juan Almajano, Facundo Garcés, Pascual Sanz

Taberna: Félix Santander

Sociedad: Pósito de Agricultores

 

 

Datos de Torrubia de Soria recogidos de 1951

 De aquí obtenemos datos y nombres de personas en cuya memoria algunos habíamos olvidado pero al leerlo nos vuelven a aparecer sus caras y sus gestos y hasta los vemos andando o dando un pescozón o educando, ya que fueron los mayores de muchos de nosotros que les conocimos.

Dice textual: Lugar con Ayuntamiento de 346 h de hecho y 395 h de derecho. A 35 km de la capital, apeadero a 400 metros.

Fiestas el 12 al 14 de Octubre y 20 de Mayo; produce cereales y maderas de chopo, ganado lanar y cabrío.

Alcalde: Don Damián Vellosillo.

Secretario: Don Idelfonso Collado.

Juez de Paz: Don Pedro Vellosillo.

Fiscal: Don Damián Vellosillo.

Escuela Nacional: Doña Mª Natividad Sanz.

Correos: Marcos Gil.

Párroco: Don Aurelio Sanz.

Carpintería: Alfonso Almajano, Severiano Delso.

Estanco: Damián Vellosillo.

Comestibles: Patricio Abian, Felipe Gaya, Ignacio Lozano.

Herrería: Teodomiro Martínez.

Ferrocarril: Jefe de Apeadero Benito Oviedo.

Posada: Jerónimo Abian.

Propietarios: Juan Almajano, Facundo Garcés, Pascual Sanz.

Peluquería: Agustín Palacios, Tomás Hernández.

Taberna: Félix Santander.

Sociedad: Pósito de Agricultores.

RESUMEN DE LOS ACTOS DE SAMANA SANTA DEL 2014

Las actividades programadas por nuestra Asociación Cultural Barderas del Moncayo para los cuatro días de Semana Santa recién concluida, han sido el primer paso de los muchos que iremos dando, para que la convivencia entre todos los asociados y acompañantes sea una realidad. Se ha conseguido un buen grado de asistencia y hemos disfrutado realizando unos actos que tan sólo hace unos pocos años formaban parte de nuestra vida y que ya nadie podía ni siquiera imaginar en sueños que volverían a ser vividos por nuestra comunidad. Por ello ya ha merecido la pena.

Comenzamos con la elaboración de una tradicional limonada. Fue un acto muy agradable y donde todos pudimos colaborar, aprender la fórmula de su composición y el proceso de elaboración. Este tradicional producto, que en todas las casas se elaboraba hace ya años, servía para hacer convivencia con los vecinos y visitantes y por ello hemos querido que todos los días se degustara libremente en nuestra sede por todos los asistentes. Hemos recuperado una tradición, seguiremos con ella en el futuro y doy fe de que estaba muy buena.

La tarde de Jueves Santo, pudimos todos participar, aprender a elaborar y degustar uno de los manjares más tradicionales de nuestro pueblo: los rosquillos. Marisa nos regaló su receta y su muy depurada técnica y experiencia. Damos fe de que tampoco sobró ni una y por tanto habrá que repetir. Con el posterior café, la sede estaba llena de jugadores de cartas y tertulianos. La tradición continúa viva.

El Viernes Santo fue intenso. Por la mañana se realizó la primera Junta General Ordinaria de la Asociación en un ambiente muy agradable y colaborador. Agradecemos el regalo de las hermanas Ciriano de la elaboración y entrega de dos delantales bordados con el nombre de la Asociación y también agradecer a la socia nº 26 la donación de un juego compuesto por un collar y unos pendientes confeccionados por ella. Al finalizar la junta se realizó un sorteo para velar al Santísimo en el altar de Santa Bárbara (que habíamos preparado anteriormente en un ambiente alegre y colaborador). El sentido acompañamiento se concluyó con la celebración de la procesión tradicional del Viernes Santo con el rezo de un Vía Crucis hasta el cementerio. Hacía ya mucho tiempo que ésta procesión no se celebraba o era incompleta, uno de los motivos era la avanzada edad de nuestro querido párroco Don Alfonso. Esto es también recuperar tradiciones. De justicia es agradecer a José Antonio, nuestro párroco, el apoyo que nos realizó a todos los torrubianos y visitantes al facilitarnos la asistencia de su ayudante Antonio, tanto para el viernes como para el Domingo de Pascua. Felicitamos a ambos y deseamos y esperamos que podamos repetir la pasión en la iglesia que también fue muy emotiva. Terminados los actos litúrgicos se celebraron los actos previstos, que eran la elaboración colectiva de torrijas. Aquí Lola si contó con más numerosos colaboradores/as ­– conocedores/as de su elaboración y una vez más el producto final resultó buenísimo. Acompañados de un buen café con leche, dimos cuenta de todas y otras tertulias y mesas de juego de naipes. Otra tradición recuperada en un espíritu de gran disfrute.

El sábado a partir de las 17 horas se realizó la merienda de gachas manchegas elaboradas por nuestro socio Juan José. En las fiestas de octubre realizamos una comida de hermandad con motivo central de las migas y ésta ocasión fueron gachas. Las siguientes serán las que algún experto cocinero nos sugiera: caldereta, cocido, paella, barbacoa, conejo con papas canarias,….etc. Otra vez triunfó la armonía, la alegría, la degustación de limonada y por qué no decirlo de alguna copita que otra. Agradecemos a Lola el regalo de un mantel plastificado de más de 7 metros para las mesas.

El Domingo de Pascua a las 11,30 horas celebramos la procesión tradicional con la subasta de los banzos para llevar a la Virgen y la separación de hombres con insignias y los judíos y por otras mujeres con la Virgen para encontrarnos en la Plaza Mayor. Allí se celebró la subasta para quitar el manto negro a la Virgen y la puesta de la Corona. Hemos recuperado una hermosa tradición y esperamos que en los años venideros podamos contar con más numerosa asistencia.

Estamos muy satisfechos por la colaboración de las personas que hicieron posible la recogida de 270 € en los actos organizados por la Asociación, dinero que se hizo entrega a Pili, para su ingreso en la cuenta de la Iglesia.

En resumen, buena asistencia, buena colaboración, mucho sentimiento, elevada ilusión, grandes deseos por continuar con nuestros contactos y satisfacción por ir recuperando nuestras tradiciones. Todo esto ha sido posible gracias a la participación y colaboración de todos los socios y esto es sólo el comienzo.

RESUMEN DE LA ASAMBLEA ORDINARIA DEL 18 DE ABRIL 2014

A las 11,30 horas se celebró la primera Junta General Ordinaria de asociados en nuestra Asociación Cultural Barderas del Moncayo. El número de asistentes presentes y representados ascendió a 34 asociados que representan un 38 % aproximadamente.

En el primer punto del orden del día, el presidente fue revisando todas las gestiones que durante el año 2013 y los meses transcurridos de 2014 han realizado por parte de la Junta directiva relacionados con los fines estatutarios. La exposición, se centró con profusión en los aspectos siguientes:

  1. De las diferentes actuaciones dirigidas al fortalecimiento de los lazos de amistad y convivencia entre los torrubianos y amigos, en sus diversas formas de relación y comunicación, con especial mención a nuestra página web por su importancia y relevancia social.
  2. Del gran esfuerzo realizado en aras a la promoción de la cultura en todas sus vertientes. Somos muy afortunados al contar con unos aspectos diferenciales como son el Condado de Torrubia y ser el pueblo dónde nació Casta Esteban, esposa de Gustavo Adolfo Bécquer.Estos importantes hechos históricos, nos han animado a trabajar muy intensamente en la búsqueda de documentos que sirven de aliciente y referencia para todo el que tenga algún interés por el mejor poeta romántico de nuestra historia o por toda la evolución de nuestro condado y sus principales actores del pueblo.Por otra parte, con la mayor dedicación posible se ha investigado y obtenido información sobre innumerables procesos en los que han estado involucrados habitantes de Torrubia de Sauquillo de Alcázar y de Tordesalas en los siguientes Archivos nacionales: Archivo General de las Indias, Archivo General de Simancas, Archivo Histórico Nacional, Archivo de la Real Chancillería de Valladolid, Archivo General de las Administraciones y Real Academia de la Historia. Con ello se dará un gran impulso cultural a nuestro querido pueblo y tendremos mucho material único y de referencia nacional.Agradecemos el relevante esfuerzo personal que ha realizado especialmente nuestro amigo y torrubiano Pepe Gil, sin cuya aportación, esfuerzo y conocimientos hubiese sido muy difícil su obtención.Lógicamente, en ésos apartados tenemos que marchar de la mano con el Ayuntamiento, esperamos que todo éste trabajo redunde en beneficio de nuestro pueblo, sea expuesto en nuestros museos esperamos que nuestro esfuerzo sea valorado adecuadamente.
  3. Se repasó la evolución de las relaciones de la Asociación tanto con el Ayuntamiento como con la Parroquia.Se hizo un balance de los diversos eventos que hemos realizado tanto para el pasado verano, como para el segundo día de las fiestas del Pilar en sus vertientes gastronómicas como religiosas. Se agradeció de manera especial la diligencia empleada por nuestro párroco José Antonio para dar asistencia litúrgica en ésa semana santa.
  4. Por parte de nuestro secretario se expusieron con gran detalle, las cuentas de 2013 y las presupuestadas para 2014.
  5. Fueron posteriormente presentadas por parte del vicepresidente las actividades que se proponen para el año.
  6. En ruegos y preguntas fueron muchos los asociados que intervinieron y se hicieron propuestas interesantes que se dejaron para una futura presentación y en su caso aprobación una vez sean analizadas con más detalle.Por parte de la Junta directiva se propuso a Olga Garcés como delegada en Torrubia de la Asociación cargo que fue aceptado por ella y por todos los asociados. Igualmente se ofreció Liria Pérez para coordinar varios talleres de manualidades y se agradeció su importante colaboración.Finalmente se concluyó que la mejor difusión de nuestra asociación la tenemos que realizar cada uno de nosotros en nuestro día a día y pensando siempre en positivo ya sea conversando o colaborando. Todos tirando del mismo carro y en la misma dirección seguro que permitirá que lleguemos lejos. Eso se consigue creyéndonos nuestra labor, disfrutando y teniendo agradecimiento a nuestros mayores. Los jóvenes tienen la palabra y mucho que decir.Todos los puntos de orden del día fueron aprobados por unanimidad.

Esta reseña se ha elaborado a título personal por el presidente de la Asociación y en ningún caso sustituye al Acta que el secretario ha redactado con carácter oficial y que se difundirá a todos los asociados.

Semana Santa en Torrubia años 30

20070408_012La Semana Santa en el pueblo comenzaba con los preparativos de la Iglesia, se cubrían todos los altares y los santos con telas de color morado, como forma expresar la tristeza y el dolor, nada distraía el gran acto de La muerte y Resurrección de Jesucristo. En el lado izquierdo del altar donde está la capilla del Santísimo, allí se montaba lo que llamábamos el Monumento, que era un altar lleno de velas, donde se guardaría a nuestro Señor Jesucristo desde el Jueves Santo, día de su muerte hasta el Sábado de Resurrección. También se buscaban las carracas y uno muy especial que se llamaba el Carraclón, era como un tambor que se colgaba del cuello soportándolo con el pecho donde se apoyaba la parte curva y en la parte plana en el centro, tenía una especie de manivela como el pedal de una bicicleta y al girarla se producía el mismo ruido de unas carracas pero más fuerte, casi siempre lo empleaban los chicos y lo llevaban por todo el pueblo.
Otras cosas que eran tradicionales eran “La limonada”, se preparaba en una cántara o en un terrizo, con vino, azúcar, limón, canela en rama y agua, a todo el mundo que se acercaba a tu casa esos días se le ofrecía un vaso de limonada, el Viernes Santo era día de “Torrijas”
Los actos litúrgicos empezaban el Jueves Santo a las 9 de la mañana comenzaba la Santa Misa en la consagración los monaguillos, tocaban las carracas, la campanilla había quedado muda, la forma consagrada se introducía en la Custodia y era llevada al Monumento donde se encerraba en el Sagrario preparado, se encendían todas las velas, se había acabado la Misa y se cantaba:

Ya se prepara el sepulcro,

ya le bajan de la cruz

todo el universo tiembla

al ver que ha muerto Jesús

Después los feligreses llevaban velas, las encendían y la gente podía hacer la vigilia al Monumento hasta el Sábado de Resurrección. Jesús había muerto, la Iglesia permanecía abierta hasta la noche, para que todo el mundo 20070408_021pudiera visitar el monumento, en las ciudades había la costumbre de visitar siete Monumentos distintos, decían que era una obligación, pero en los pueblos solo se hacía realizando siete visitas al mismo monumento nunca supimos cual era la razón exacta porque se hacía.
El Jueves Santo antes de las 3 de la tarde, los chicos se habían reunido en la puerta de la Iglesia y habían llevado sus carracas y recogido el Carraclón, partiendo de la Iglesia comenzaban a anunciar al pueblo lo que se celebraría y gritaban a coro A las 3 al Lavatorio dando la vuelta por todo el pueblo tocando sus carracas y parándose en los mismos sitios, igual que el Pregonero del Pueblo haciendo el mayor ruido posible con sus artilugios y parando de golpe para gritar a coro. Esto se hacía dado que no se podían tocar las campanas estas permanecían mudas hasta el Sábado después del Gloria que resucitaba Jesús. La gente del pueblo comenzaba a salir de sus casas e ir a la Iglesia, para la celebración anunciada.
Antes de las 5 de la tarde volvían a comenzar los chicos otra ronda y anunciaban a coro “A la Pasión” volvía a ir la gente a la Iglesia y se realizaba una procesión con la Cruz haciendo un Vía Crucis en conmemoración de nuestro Señor Jesucristo, marchando hasta casi llegar al cementerio y se daba la vuelta a la altura de una senda que iba al camino Real; se paraba y se cantaba:

Es la pasión de Jesús

un reloj de gracia y vida

un reloj y despertador que

a gemir llorar con vida

Y más estrofas y se volvía a la Iglesia.
Por la noche otra vez los chicos recorrían el pueblo llamando “A Los Maitines”, una vez en la Iglesia los mozos introducían unos maderos y martillos, las mujeres cantaban.

El arado cantaré

de piezas lo iré formando

Y la pasión de Cristo

Palabras iré explicando.

Seguían otras estrofas.
Después se apagaban todas las luces de la Iglesia dejándola a oscuras, por estar Jesús muerto y en ese momento, 20070408_027empezaban a golpear los maderos con los martillos produciendo un gran ruido al finalizar el ruido, el silencio y la oscuridad representando las tinieblas en que nos dejó sumidos la muerte de nuestro Señor Jesús.
El Viernes Santo, por la mañana a las 9, los chicos llamaban “A Los Oficios”, asistiendo todo el pueblo al completo y después los hombres se iban a trabajar al campo, después la Iglesia quedaba abierta para hacer vigilia al Monumento para el que quisiera.
Ese día todo el mundo hacía ayuno y abstinencia, debemos conocer que en esa época se trabajaba en el campo, el viernes y el sábado.
El Sábado Santo a las 9 Misa de Gloria de Resurrección los chicos anunciaban la Misa de Gloria de Resurrección de Cristo, las mujeres iban a la Iglesia ya que los hombres estaban en el campo y se bendecía el agua bendita después de haber llenado la pila de la entrada, se sacaba la custodia del Monumento y al Gloria las mujeres subían al campanario y bandeaban o volteaban las campanas después de la Consagración las mujeres salían a la puerta de la Iglesia con una jarra de cristal y cogían piedras y las introducían en ella, llenándola con agua bendita (esta agua se empleaba en caso de tormentas, para proteger los campos y las casas),otras guardaban las velas que habían estado alumbrando en el Monumento para encender cuando hubiera tormentas.
El Domingo de Gloria ya se convocaba al pueblo a la Iglesia mediante las campanas y tocando, las primeras, las segundas y las terceras; se realizaba la procesión alrededor del pueblo pero se dividía al salir de la Iglesia en dos, un grupo por un lado con un pendón y con la Virgen vestida de Negro y el otro con el pendón menor y con un Santo Cristo y se juntaban en la plaza del pueblo, realizando el encuentro, allí se subastaba , quitar el manto negro a la Virgen, poner el blanco, poner la corona y llevar cada uno de los brazos de la peana de la Virgen, hasta la vuelta a la Iglesia y en ese retorno se cantaba todo el tiempo, que se habían encontrado Jesús con su madre la Virgen María, se terminaba de oír la Santa Misa y después a celebrarlo con un partido de pelota una buena limonada y unas torrijas, ya que no se volvían hacer hasta el año siguiente.

Recordatorio de Actividades de S.Santa

 Queridos socios, os recordamos los actos que pretendemos realizar durante estos dias de Semana Santa. Tambien os recordamos que si teneis pensado participar en ellos, seria conveniente que os pusierais en contacto con algún miembro de la Junta para poder planificar la organización.

Gracias

Actividades Semana Santa 2014

Jueves    17/04/2014

Recuperando tradiciones:

a) Degustación de limonada
b) Taller de rosquillas
c) Tertulia y juegos
d) Sorteo para velar al Cristo yacente

Viernes 18/04/2014

Asamblea General Ordinaria de Socios a las 11:00 horas

Recuperando tradiciones:

a) Degustación de limonada
b) Taller de torrijas
c) Tertulia y juegos

Sábado 19/04/2014

Recuperando tradiciones:

a) Degustación de limonada
b) Merienda de confraternidad (gachas manchegas)
c) Tertulia y juegos

Domingo 20/04/2014

Recuperando tradiciones:

a) Sorteo de los banzos procesionales
b) Procesión y Misa
c) Aperitivo

Los actos son abiertos a todos los socios que deseen participar, se ruega que los que tengais pensado participar aviséis de vuestra asistencia.
Las personas no socias que quieran participar tendrán que ponerse en contacto con algún miembro de la Junta.
Los actos podran ser modificados en función de las circustancias del momento.

La Junta Directiva

Primavera soriana

¡Primavera soriana, primavera
humilde, como el sueño de un bendito,
de un pobre caminante que durmiera
de cansancio en un páramo infinito!
¡Campillo amarillento,
como tosco sayal de campesina,
pradera de velludo polvoriento
donde pace la escuálida merina!
¡Aquellos diminutos pegujales
de tierra dura y fría,
donde apuntan centenos y trigales
que el pan moreno nos darán un día!
Y otra vez roca y roca, pedregales
desnudos y pelados serrijones,
la tierra de las águilas caudales,
malezas y jarales,
hierbas monteses, zarzas y cambrones.
¡Oh tierra ingrata y fuerte, tierra mía!
¡Castilla, tus decrépitas ciudades!
¡La agria melancolía
que puebla tus sombrías soledades!

20080320_034

El Moncayo nevado desde Portillo

¡Castilla varonil, adusta tierra,
Castilla del desdén contra la suerte,
Castilla del dolor y de la guerra,
tierra inmortal, Castilla de la muerte!
Era una tarde, cuando el campo huía
del sol, y en el asombro del planeta,
como un globo morado aparecía
la hermosa luna, amada del poeta.
En el cárdeno cielo vïoleta
alguna clara estrella fulguraba.
El aire ensombrecido
oreaba mis sienes, y acercaba
el murmullo del agua hasta mi oído.
Entre cerros de plomo y de ceniza
manchados de roídos encinares,
y entre calvas roquedas de caliza,
iba a embestir los ocho tajamares
del puente el padre río,
que surca de Castilla el yermo frío.
¡Oh Duero, tu agua corre
y correrá mientras las nieves blancas
de enero el sol de mayo
haga fluir por hoces y barrancas,
mientras tengan las sierras su turbante
de nieve y de tormenta.
y brille el olifante
del sol, tras de la nube cenicienta!…
¿Y el viejo romancero
fue el sueño de un juglar junto a tu orilla?
¿Acaso como tú y por siempre, Duero,
irá corriendo hacia la mar Castilla?

autógrafo